Member Article:Ocurrió en la playa Post Your Comment

Sekkusushiyou 47 M
14  Articles
Don't like So so Good Very Good Excellent

What do you think?

 

Ocurrió en la playa

7/25/2017

El día despertó muy caluroso. Las temperaturas se disparaban y se proyectaba un martes de mucho calor y bochorno. Eran las 8:30 de la mañana, te habías despertado y estabas sola. La pregunta era, ¿y ahora que hago?... ¿Ir a hacer un café en bar de abajo?, no... ¿Salir de compras?, tampoco te motivaba... ¿un rato de playa?. Decidiste ir a la playa como única opción.
Sabías que a esa hora siempre había buenas sensaciones y era una manera de desconectar. De hecho, tu marido estaba en el trabajo y hasta las 3 no llegaría, por lo tanto, un rato de sol era la opción acertada. Eran tus días de vacaciones y necesitabas cierto relax, no te acababa de motivar ninguna gran cosa.

Te decidiste por aquel biquini que te gustaba, todo negro y realzaba bien tu figura. No dejaba ninguna parte de tu cuerpo sin destacar. El resultado, los hombres te miraban pero a tí ya te gustaba, a pesar de que no siempre les devolvías la mirada, incluso alguna mujer también clavaba su mirada en ti. Te gustaba jugar con la mirada, mostrar tu cuerpo... ¡pero a qué mujer no le gusta que disfruten de su cuerpo con la mirada!.
Coges la toalla y te diriges hacia bajo. Te sitúas en una zona que siempre te gusta de la playa de Altafulla. Pones la toalla, te pones un poco de crema y te dispones a pasar una mañana de lo más tranquila. Tampoco tienes ganas de hacer nada. El bochorno es demasiado asfixiante.
Notas bajo tus gafas de sol, como las miradas de algún hombre interesado se entretiene con tus curvas y van siguiendo la fina tira del biquini negro, pero tú no haces ni caso. De hecho, parece mentira como veces las miradas se notan y esta no era la excepción.
Después, te quedaste medio dormida pero de repente, el alboroto de un grupo jugando a palas te despertó. Te giras y miras al lado. Sin darte cuenta, un chico se ha tumbado muy cerca de tí. No es que te esté tocando pero lo tienes a pocos metros.
Te lo miras y ves que lleva un bañador de aquellos ceñidos. Se nota que su cuerpo está trabajado... De vez en cuando, alguna mirada se le escapa. Le gusta mirarte cuando estás tumbada boca abajo. Resigue las líneas de tu biquini, pero lo hace de manera disimulada y te gusta esa elegancia al mirarte.

Tú decides empezar a jugar. Te desabrochas la parte de arriba del biquini, mirándolo. Pero no se ve nada, lo haces en principio porque no te quede ninguna marca del biquini en la espalda. Pero tú sabes que lo haces para provocarlo. Te está mirando y te gusta, dejas caer la parte de arriba del biquini sobre la toalla sin dejar espacio a las miradas, pero si haciendo que el chico de tu lado imagine aquello que quiera siguiendo el juego.
Ves como él te está mirando, su mirada denota que le gusta lo visionado. De repente ves como se gira y se pone panza abajo. Parece que a su entrepierna se ha incomodado y necesita esconder la reacción que ha tenido. El chico se ha excitando un poco.
Decides seguir jugando con él, pero sin que nadie se dé cuenta. El siguiente paso es coger, girarte y ponerte boca arriba y cuando parezca que se vea tu pecho, te lo tapas con la parte de arriba del biquini y te lo pones. Lo ha podido ver todo, pero sólo podrá imaginarlo.
Ves como tu movimiento a provocado un buen resultado. El chico sigue tumbado, pero su excitación va en aumento. Está sobre la toalla y notas como cada vez está más incómodo, lucha para encontrar una posición apta para seguir el juego de las miradas. A tí te gusta y te excitas un poco más. Notas como tus pechos se ponen duros y como te empiezas a mojar lentamente. La situación te está llevando a un punto importante.
El chico se gira un poco y se coloca de costado. Ves claramente como todo vuestro juego le está gustando. Se le está marcando el miembro y esto te excita mucho. Estás más excitada y tienes ganas de llevar el juego a unas circunstancias mucho más cercanas a la realidad.
Te vas al agua a ver como reacciona. Él se levanta después de unos segundos y va hacia el agua contigo. Te pones dentro del agua y él viene a tu lado. Empezáis a hablar de cosas banales que no vienen al caso. Era la típica conversación para romper el hielo, pero vuestras miradas siguen cruzadas.
Optas por la opción de excitarlo algo más. Te agachas un poco y notas dentro del agua como le tocas sin querer su bañador y como él se echa un poco atrás, pero haces que su excitación sea mayor y se note todavía más. Se pone un poco más dentro del agua para que no se vea.
Seguís con el juego de las miradas y la complicidad. La conversación está estancada. Te pones a su lado y mientras habláis como aquel que nada, tu mano va rozando lentamente por su entrepierna y va buscando un punto interesante. Siente tu mano por encima del bañador. El chico se está poniendo muy nervioso, no esperaba aquella reacción tuya como tú tampoco te esperabas hacer aquello con un desconocido, pero las circunstancias te han superando.

Tu mano va jugando por debajo el agua. De repente alguien entra en el agua. Coges y dejas de jugar por encima de su bañador. Te das la vuelta y te pones contra él, pero sin movimientos descarados ni que llamen la atención de otros bañistas. Notas como te aprieta suavemente por detrás por sobre el biquini y tú, te mueves despacio al ritmo de las suaves olas para acabar de notarlo.
Cada vez hay más gente en la playa, en nada el agua estará atestada de gente. Hay que actuar y acabar con el morbo que te rodea. Cuando te estás moviendo dentro del agua, decides poner la mano por detrás de ti. Notas como él está muy excitado y este hecho te supera. La mano se va introduciendo dentro de su bañador y empiezas a jugar así de espaldas a él.

Le vas tocando su miembro que está prácticamente fuera del bañador, lo acaricias, aprietas sin parar de mover tu mano. Él no sabe como actuar y tomas totalmente la iniciativa. Bajo el agua los movimientos de la mano son más intensos y rápidos, él tiene que disimular para que los bañistas que los rodean, no vean que le está haciendo con la mano. El movimiento es muy agitado y de vez en cuando te echas para atrás y notar su cuerpo y su gran excitación.
Estás casi fuera de sí. Te dejas llevar por el momento. Él está llegando a cotas que no te habrías imaginado, ni mucho menos cuando has empezado el juego de las miradas. No le ves la cara, pero notas como está muy excitado. Con la mano bajo el agua, aprietas fuerte contra su cuerpo. Notas como su excitación está llegando a su punto y final. Él está en el momento de más excitación. Se suelta y aprieta contra tu cuerpo para que notes como toda su pasión se proyecta por la piel de tus nalgas.

Te pones bien el biquini desde dentro del agua y totalmente impasible, te diriges hacia la toalla sin cruzar ninguna mirada con él. Te estiras sobre la toalla y miras de controlar tu excitación, por aquello que había pasado sólo hacía unos segundos... te tienes que volver a relajar.



Déjame acercar y recorrer tu piel

Post Your Comment | Mark As Favorite

Member Responses Post Your Comment

Members can vote on this response!

que rico relato.
saludos

7/25/2017

Members can vote on this response!

Me gusta. Lo hago muy frecuentemente. Siempre que me gusta un chico, y además a mi amante le encanta que lo haga.

7/26/2017

Members can vote on this response!

Excitante historia Sekku. Petons.

7/26/2017

Members can vote on this response!

quote jhon731224:
que rico relato. saludos
Encantado por saber que te ha gustado.

Salu2 jhon.



Déjame acercar y recorrer tu piel

7/26/2017

Members can vote on this response!

quote nuevamenteaqu43i:
Me gusta. Lo hago muy frecuentemente. Siempre que me gusta un chico, y además a mi amante le encanta que lo haga.
Está bien saber algo así sobre ti, nunca se sabe en que mar se puede coincidir.

Bsos nuevament.



Déjame acercar y recorrer tu piel

7/26/2017

Members can vote on this response!

quote Ultraviolet979:
Excitante historia Sekku. Petons.
Ya sabes, encantado que me leas y que lo disfrutes.

Petons violet.



Déjame acercar y recorrer tu piel

7/26/2017