Member Article:FIESTITA ENTRE AMIGOS Post Your Comment

dragon2008hot 43 M
309  Articles
Don't like So so Good Very Good Excellent

What do you think?

 

FIESTITA ENTRE AMIGOS

6/18/2008

Rocio es de esas chicas* que en la secundaria era objeto
de deseo de mas de uno. Como así también era de las chicas*
"rápidas". Ojo, no era una presa fácil, pero
había transado (besado) a los mejores chicos de su secundaria,
a amigos* de su hermano, a un primo, a chicos mas grandes
que ella en discotecas.


Y a sus 16 años, en el ante-ultimo año de la secundaria religiosa
donde asista, le había agarrado el gustillo al sexo. Se
había conseguido un novio de un año mas arriba que ella,
uno de los mas deseados por las chicas* del colegio, lo que
ocasionaba miradas de odio hacia Rocio.


Lo que pasaba, es que Rocio es de esas minas lindas, que están
muy buenas, "una perra" la llamaban algunos.
Alta, delgada con una figura excelente. Largas piernas
trabajadas en gimnasio. Su mejor atributo, su cola redonda,
firme, dura y parada, era el objeto de deseo de todos. Sus
pechos no eran pequeños, ni demasiado grandes, lo justo:
un 95 de talla. Su carita picarona, de mirada color cielo
y cabellos ondulados rubios, derretían a los que la conocían.
Ella sabia aprovechar el cuerpecito que dios le dio: hacia
que los mas chicos, de 1° año, le compraran cosas con solo
sonreírles un poco. Su uniforme elevo mas de una queja en
la madre superiora, su faldita tableada era cortisima,
y le gustaba llevar la camisa apretada, resaltando mas
su figura. Inclusive había logrado que un profesor, que
se babeaba con ella, le subiera las notas bajas que tenia
en matemática.


-porfa profe...- Solo había tenido que decir, comiendo
un chupetín insinuantemente y jugando con sus cabellos,
lanzándole una miradita de cachorra triste, de las que
ella bien sabia hacer.





Salía todos los fines de semana a discotecas, fumaba sin
que sus padres lo supieran, y trataba de que no la vena llegar
borracha, cosa que hacia bastante seguido. Se juntaba
con los amigos* de su novio, todos estaba muertos por ella,
pero ella era propiedad e uno solo de ellos. En conclusión,
la típica chica popular de una secundaria.





-mmmsshppp....- Emitía Rocio con su boca.


-chupa...aahh... mas rápido.. así putita... te gusta
que te diga putita?...-


-si.. tu cachorra putita... mmsshhp...- Decía Rocio sacándose
la verga de su novio de la boca, luego se la volvía a meter.
Estaba los dos en el auto del novio, el tiraba la cabeza hacia
atrás, mientras Rocio bajaba y subía su cabeza, tragándose
cada centímetro de la verga hasta la garganta.


-así... eso putita.. seguí...- Jadeaba el novio marcándole
el ritmo agarrándole los pelos a Rocio con una mano. Ella
se dejaba hacer. Ya no era virgen, solo le quedaba invicta
la cola, cosa que no quería entregar.


-aahhh... dale... dale que acabo putita!!...- Rocio después
de tres meses de perder su virginidad, se había convertido
en una experta mamadora. Había mamado ya 6 vergas distintas,
la de su novio que tenia en la boca en este momento, la de su
primo, y la de algunos chicos de la discoteca. Y a ella no
le disgustaba, le gustaba saber que volvía loco a los hombres
que se las mamara... le gustaba el calor, sentir como palpitaba
al acabar.. y tragarse todo el semen.


-aahh..aahhh.. trágate todo, , eso putita...aahhh!!!...-
EL novio le tenia firme la cabeza a Rocio, y ella tragaba
con esfuerzo el semen que salía disparado a su garganta.
Pero había algo que no le gustaba de los hombres a las que
se la había mamado, ninguno después deque acabaran en su
boca, la quería besar hasta que este limpia.


-vamos que si nos ve alguien, sonamos...- Dijo el novio
y arranco el auto. Claro, el ya estaba satisfecho, peor
ni se había ocupado de ella, y Rocio quería acción. Y esa
noche no la tubo. Y se quedo tan enojada por tan poca atención
por parte de su novio, que la dejo en su casa y arranco como
si se le fuera la vida (porque tenia una reunión con sus "amigos")
que no tubo ganas de masturbarse, por mas caliente que se
sintiera.


En la semana, por mas escote que se pusiera, y por mas que
mirar con sonrisitas a su profesor de matemáticas, era
imposible que subiera el 2 que se había sacado en el examen.
Sus padres la regañaron, y le dijeron que hasta que no subía
la nota, no salía. Y el fin de semana se tubo que quedar en
casa luego de un juerga sin fin. Rocio salía todos los fines
de semana, bailaba desaforada con algún chico lindo si
no estaba su novio. Lo besaba si le gustaba, y si valía la
pena, se morreabana en los reservados, y si daba la situación,
ella el mamaba la verga (siempre y cuando el joven agraciado
valiera la pena), siempre y cuando el le dedique algo a ella,
un par de mimos.


Paso una semana de abstinencia de su diversión, y eso la
hacia sentir inquieta. Pero no levantaba la nota de matemáticas.
Y el fin de semana habría un campamento, donde asistirían
los tres últimos años, 3°, 4° y 5°. Y Rocio no se lo quería
perder. Mas por las palabras de su novio "si vas al
campamento, hacemos de todo, vos y yo solitos en el bosque...".
Rocio ya no estaba enojada con el, mas porque tanta abstinencia
(una semana era mucho para ella) la hacían hervir cuando
recordaba tener sexo, esa cosa que había descubierto este
año.


-dale papi, porfa... solo esta vez, te prometo que estudio
sin parar luego!...- Le rogó Rocio a su padre, con lagrimas
incluidas (falsas, claro), con su carita de cachorra triste,
moviendo un piecito en el suelo con una niña pequeña. Y lo
logro, asistiría al campamento.





-llevemos alcohol...- Decían sus amigas cuando preparaban
la mochila. Una de ella, que estaba enamorada de uno de los
amigos* de Rocio, le decía si ella no la ayudaba a ganárselo.



-A la noche, me meto en la carpa de ellos, y mando a los amigos*
de mi novio con ustedes...- Ese era el perfecto plan de Rocio.
Se metería a escondidas en la carpa de su novio y sus dos amigos*
. Se quedaría sola con su novio, y los amigos* de el, irían
a escondidas a la carpa de ella, donde estaban sus dos amigas.
Todos contentos, nada podía fallar.





Rocio se había llevado al campamento la ropa interior más
sexy* que tenia. Un conjunto rojo de encaje, que levantaba
sus pechos haciéndolos parecer más grandes, y apenas los
tapaban. Y una tanga minúscula, que atrás solo era tan finita
que se le metía bien adentro de los cachetes de la cola.





EL día del campamento, todos estaban desesperados por
llegar y hacer vida "sana" en el bosque. Había
tres Monjas que custodiaban, separando las carpas de varones
y mujeres. Pero al final decidieron hacer así: una carpa
de mujeres, una de hombres, todos los años mezclados. Durante
le día jugaron al la pelota, al voley... Rocio tenia puesto
una remerita que le dejaba la pancita afuera, y un shortcito
ajustado que remarcaba la perfecta cola, recordándoselas
a todos. Mas de uno se le quedaba mirando el culo embobado.
Peor también había otras chicas* de buen ver, una de 3° año,
tenia unos pechos grandes como sandias, y que cuando saltaba
jugando al voley, se le movian de acá para allá, para gracia
de los espectadores.


Las amigas de Rocio tampoco estaban nada mal. Rocio solo
se juntaba con las chicas* más bellas de su curso. Carolina
era un morena con un buen cuerpo, buena cola, buenas tetas,
con cara de niña chupadora, pero bajita. Andaba vestida
con unos jeans ajustados y una remera negra. La otra era
rubia como Rocio, Soledad, que sus atributos eran su carita
de nena inocente, y su buen par de tetas, las más grandes
de las tres amigas. Las tres, Rocio y Carolina y soledad,
al estar juntas, acaparaban todas las miradas.


Un grupito de chicos de tercero miraba a las tres diosas
del colegio jugar al voley. Las miraban embobados y reían
como tontos. Comentándose cosas al oído. Rocio, la más
provocativa de las tres, de vez en cuando les sonreía sensualmente
a estos chicos, que rápidamente corrían la mirada. Luego,
ella les daba la espalda, y arqueaba la cintura dejando
su cola en pompa justo delante de ellos. Los tres miraban
su impresionante culo con la boca abierta.


-que pajeros que son!!..- les gritaba las amigas de Rocio
a los chicos, sin que escuche las monjas, claro. Y los tres
se sonrojaban. Y como las tres amigas se reían de ellos,
se fueron de allí.


-cuando todos duerman, hacemos el intercambio de carpas...-
Comentaban las chicas* emocionadas. La noche llego, se
prendió una fogata, y uno de los amigos* del novio de Rocio,
canto canciones con una guitarra. Cosa que arranco los
suspiros de las chicas* de años menores.


Casi a la medianoche, las monjas bostezaban, porque eran
dos viejas setentonas y una monjita de unos 22 años. Y dijeron
"hora de dormir, y sin peros". Igual se quejaron,
pero inevitablemente todos se tuvieron que meter en sus
respectivas carpas, y acostarse a dormir.


-y que no los escuche hablar!...- Dijo una de las viejas
monjas. Al lado de la carpa de Rocio estaba la carpa de los
tres chicos que la habían estado mirando. Y la de su novio
estaba 5 carpas mas halla. En silencio, las tres amigas,
Rocio, Soledad y Carolina preparaban la carpa para cuando
llegaran los chicos. Habían traído alcohol, cigarrillos,
y preservativos de ser necesarios. Aunque Soledad, al
que estaba enamorada de unos de los chicos, dijo que no quería
tener sexo* todavía, ella era virgen y se reservaba para
el amor de su vida.


-con esas tetasas no vas a tardar demasiado en encontrar
al "amor de tu vida", jaja ....‒comentaba Rocio
y reían, Soledad sonrojándose. Casi a las dos de la mañana,
ya no se escuchaba ruidos, todos parecían dormir. Y Rocio,
muy sigilosamente, abrió su carpa, y se escabullo en la
oscuridad de la noche.





-Hola preciosas...- a los 5 minutos, ya habían llegado
los amigos* del novio de Rocio a la carpa. Traían cerveza
en una mochila. Y entrando en la carpa, comenzaron a divertirse.
Los dos no dejaban de mirarle las tetas, que se le transparentaban
a Soledad, en la fina remera que llevaba.





-queres que te la chupe?...- Decía Rocio a su Novio al oído,
mordiéndole la oreja. Desde que había llegado ella, no
dejaban de morrearse, besándose desenfrenadamente a
oscuras en la carpa. EL le metía mano por debajo del short
que ella, amasijandole los cachetes de la cola. Rocio no
daba mas, quería mamar la verga, metersela, hacer algo
para apagar la calentura que tenia hace dos semanas. Hasta
se le había cruzado pro la mente entregarle la cola a su novio.
"el sexo* anal es lo mejor doloroso y placentero a
la vez" le había dicho su prima de 19 años. Y a Rocio
desde entonces le rondaba la idea por la cabeza.


-para...- Dijo el Novio.


-que pasa.. dale, desvestite...- Decía Rocio sin la mas
mínima gana de parar.


-tengo que ir a mear...-


-dale, pero rápido!!..- Decía Rocio sin poder creer que
tenia que aguantarse un rato mas para satisfacerse.


-prepárate que cuando llegue, te hago pomada!...- Le dijo
su Novio mientas salía de la carpa. Rocio prendió una linterna.
Se saco rápidamente toda su ropa, quedando desnuda. Y de
su mochila, saco el conjunto de lencería que había traído.
Se lo coloco, la tanga se le metía entre los cachetes de la
cola, y el sostén apenas tapaba sus tetas.


-sos una perra Rocio, una perra muy sexy...- Se decía a ella
misma riéndose. Luego, saco una caja de preservativos.
Escucho ruidos afuera y apago la luz, quedando a oscuras.



El cierre de la carpa de abrió. Ella veía una figura negra.



-dale tonto, apúrate... veni que te voy hacer ver estrellas...-
Dijo Rocio agarrandole las manos y tirandolo sobre ella.
Inmediatamente lo comenzó a besar. Ella sintió sus manos
recorrer su cuerpo, temblorosamente. Los labios de Rocio
besaban desenfrenadamente, pero el lo hacia suave. Lento.
Las manso de el acariciaban el cuerpo de ella, haciéndola
suspirar.


-estas mimoso...- Decía ella, que aunque quería sexo*
inmediatamente, quería aprovechar que el estaba mimoso.
Porque siempre era un bruto que le gustaba el sexo* fuerte,
y nunca habían hecho el amor.


-aahhh... que haces... ah, picaron!...- El le había colocado
una lazo en los ojos a Rocio, dejándola sin poder ver. Ella
sonreía, le gustaba jugar, nunca jugaban con su novio.
Hoy estaba muy extraño.


-para que me tapas los ojos si estamos a oscuras bebe?...-
Preguntaba ella. Pero escucho un clic!. Era el sonido de
la lampara prendiéndose.


-ah, te gusta con luz ahora... ¿te gusta lo que me puse bebe?..
es especialmente para vos...- Recia Rocio agarrandose
las tetas* y apretándoselas. Pero el que la miraba embobado
no era el novio, sino uno de los tres chicos que la habían
estado mirando.


-ahh... ahhh... me gusta eso...- Comenzó a suspirar Rocio
cuando el chico comenzó a besarle las piernas. Sus labios
iban recorriendo las perfectas piernas, cada vez mas arriba.
Cuando llego a la entrepierna, comenzó a pasar un dedo lentamente
por la tela de la tanga.


-aahh... dios.. dale.. Hace algo mi amor.. lo que quieras,
pero no me tengas así...ahhh...- Le chico agarro la tanga
con los dientes, y comenzó a tirar de ella hacia abajo. Rocio
levanto la cintura, hasta que ya nada la cubría de la cintura
para abajo.


-mmmm..aaahhh... al fin te acordaste de mi... ahhhmmm...-
Comenzó a gemir Rocio cuando le chico comenzó a pasar su
lengua por su vagina. A Rocio le resultaba un tanto extraño
el comportamiento de su "novio", pero le gustaba
lo que hacia... nunca se comportaba así, pero le encantaba
ahora.


-aahhh...dios... aahhhmmm...- Jadeaba Rocio arqueando
la cintura. EL chico sabia lo que hacia, pegaba lengüetazas,
mordía suavemente el clítoris, metía lentamente uno de
sus dedos en el interior... Rocio estaba en las nubes, era
lo mejor, era increíble, pensaba ella.


-aahhh..ahhhh...acabooo...aahhggg..... ‒Gritaba
Rocio mordiéndose la mano. Pero el chico no paraba, no paraba
de chuparle la vagina, cada vez mas rápido. Rocio se retorcía
en la colchoneta, tratando de no gritar. Le rodeaba la cabeza
al chico con sus piernas, le apretaba la cabeza contra su
entrepierna, queriéndose meter la lengua de el mas y mas
adentro.


-dame verga mi amor, no doy mas... ahhh.. dame... ahh...
verga...- Rocio decía esto entre gemidos. Y ni escucho,
porque estaba muy perdida entre gozar y tratar de no hacer
ruido, que la carpa de habría y entraban los otros dos chicos
que faltaban.


-aahhh... ahhh... dale... dame verga...- Uno de ellos,
le saco el sostén a Rocio. Y sus manos fueron hacia allí,
a masajearle las tetas. Luego, su boca comenzó a lamerle
los pezones, mordiéndoselos suavemente. Rocio no daba
mas, gemía, jadeaba, estaba tan caliente que ni se daba
cuenta que tenia a dos personas sobre ella, una entre sus
piernas, otra entre sus tetas.


El tercer chico se desvestía, y saco su verga dura y palpitante.
Los tres se miraban entre ellos in poder creer que estaba
teniendo una orgía con la mejor chica de la escuela. Y menos
podían creer lo que escuchaban.


-aahhh.. dame verga... quiero tu verga ahora....aahhhh...-
Y no la hicieron esperar. El 3° chico acerco su verga a la
cara de Rocio, y ella al sentirla, al agarro inmediatamente
con su mano, pajeandola. El otro le mamaba las tetas* como
si se le fuera la vida en ello. Iba de una teta a la otra, chupandolas,
mordiendo los pezones. El otro le metía dos dedos mientras
chupaba el clítoris, arrancándole gemidos a Rocio. Pero
ella cayo de cuenta de que había mas de una persona con ella.



-aahhh... que hacen?... trajiste a tus amigos* ?..aahhhhh...-
Dijo apenas, porque uno e ellos no dejaba de chuparle la
vagina. Y el otro, que tenia la verga en la mano de Rocio,
aprovecho que ella tenia la boca abierta y se la metió de
un empujón.


-mmmmm...mmmmm...- Eso fue demasiado para Rocio, sentía
un inceible placer al ser chupada* allí abajo, que encantaba
que le chupen los pezones, y estaba mamando una verga. EL
placer la domino. "Ya estoy acá, a gozar!" Pensó.
Se dejo hacer, no aguanto mas y comenzó a mamar la verga del
chico, metiendosela hasta la garganta.


EL que le chupaba las tetas* dejo de hacerlo y se desvistió
en menos de un segundo, quedando con la verga al aire. Rocio
al sentirla cerca de ella, manoteo la verga con su otra mano
y comenzó a pajearla. Chupaba la otra con pasión, se la sacaba
y la lamía, pasándole toda su lengua mientras subía y bajaba
su mano. Luego acercó la otra a su cara, y se la metió en la
boca, realizándole el mismo trabajo. Se sentía golosa
con dos vergas, chupandolas como una puta.


-mmmsspp... mmmmsshhoo....- Emitía la boca de Rocio.
Los chicos Gemian sonrientes al ver lo apasionada que era
esta chica, como mamaba sus vergas desesperada. El que
estaba entre sus piernas, se desvistió y con la verga en
la mano, comenzó a pasársela por la vagina, haciendo temblar
a Rocio.


-metemela.. ahhh... dale... meteme tu verga... ahhh...-
Decía Rocio fuera de si sacándose las vergas de la boca.
Y de un empujón, el chico le enterró toda u verga hasta los
huevos.


-mmmmmmmmmmmmmmmmmmm!!!!!!...- Grito Rocio con la boca
llena de carne caliente. El chico comenzó a bombear rápido,
Rocio abría sus piernas entregándose completamente.
Ni se habían acordado de ponerse los preservativos.


Rocio succionaba ahora de tal manera una de las vergas que
le chico no pudo evitar acabar. Lo hizo dentro de su garganta,
y ella golosa como era, se trago cada gota que le entraba,
sin desperdiciar nada. El chico quedo exhausto por la tremenda
mamada que le había hecho. Pero Rocio quería mas, y comenzó
a engullir la otra rápidamente, mientras le chico que la
cogía, comenzaba a transpirar.


-mmm!!–mmmm!!!.. Mas!!...ahhh siiiii....- Gemía Rocio
como una perra en celo. Y el chico, por cogerse a la chica
de sus sueños, sintió su orgasmo. Rápidamente, saco su
verga y se arrodillo encima de Rocio, comenzando a venirse
a chorros sobre las tetas* de ella.


-ahhhhh!!...- Grito Rocio. Ahora otro de ellos la empernaba.
Tenia las piernas de ella sobre sus hombros, y la penetraba
fuerte y duro. Pero Rocio no se adrementaba, mientras recibía
las embestidas, limpiaba la verga del que le había acabado
en las tetas* mientras seguía pajeando la otra. Cuando
ya estuvo lista, se volvió a meter la otra verga.


-háganme mierda, eso... sii.. ahhh...- Jadeaba Rocio
incitando mas y mas a los tres chicos. El que la cogía acabo
de nuevo, sacando su verga y eyeculandole en el estomago.
Le tocaba el turno al otro. Este dio vuelta a Rocio y la dejo
en 4 patas, y le ensarto su verga de un golpe.


-aahhh...... dale... cojéeme... rómpeme....- Jadeaba
a Rocio, pero le chico dio dos embestidas que sintió su orgasmo,
y le eyeculo en la espalda.


-que pasa? Sigan cogiendo!..- Decía Rocio sin poder parar
su excitación. Uno de los chicos tomo la posta y comenzó
a culearla fuertemente, haciendo vibrar los cachetes
de la increíble cola de Rocio. Otro le tenia agarrada la
cabeza y le culeaba prácticamente la boca. El tercero se
reponía de su reciente acabada.


-ahhgg...mmmm!!!...- Se quejo Rocio. El chico que la cogía,
escupía en el ano de ella, y comenzaba a meter un dedo. Rocio
se quejaba, le dolía. Trato de safarse, pero su excitación
no la dejaba, apenas si se movía. Le chico le dejo la posta
a otro que ocupo su lugar, y comenzó a coger a Rocio. Y el también
siguió metiendoles un dedo en el año, abriéndoselo.


Aahh.. por hay no..mmmm!!!!...- Decía Rocio, pero la callaban
con una verga hasta la garganta. Y cuando le pusieron la
otra e frente, ella se abalando sobre las dos, mamandolas
alternativamente. Y se olvido, a pesar del dolor, que le
estaban abriendo el culo.


-mmmm!!..mmm!!!!!..- El chico la cogía cada vez mas fuerte,
ya tenia dos dedos en el ano de Rocio, y los movía en circulo.
Ella movía su cola para acá y para halla, insinuantemente.
El chico no podía creer que tenia el culo mas perfecto que
había visto frente a el, a punto de ser atravesado por su
verga. Y así fue.


-aaahhggggg!!!...- Se quejo Rocio apretando los dientes,
y aferrándose a las dos vergas que tenia en la mano. Le chico
de pronto, había sacado la verga de la vagina, y de un empujón
y sin previo aviso, le metió la cabeza en el ano.


-despacitoooo... ahhggg....- Seguía quejándose ella.
Pero le gustaba, era una mezcla de dolor* y placer. Sentía
como esa barra caliente le estaba llenando las entrañas.
El chico la tenia agarrada de las caderas, y empujaba cada
vez mas, metiendo su garrote en lo mas profundo de Rocio,
estrenando el culo prodigioso. Hasta que su vientre choco
con los cachetes de la cola de Rocio.


-aahh... huufff... aahhhh...- Ricio parecía que estaba
en un parto, respiraba dificultosamente y tenia la cabeza
recostada en la colchoneta. Pero seguía agarrada a las
dos vergas. Lentamente el chico comenzó a bombear, sacaba
lentamente su verga, y la volvía a meter.


-aahhgg.. despacio... ahhgg... no se como te deje metermela
por hay....- Decía Rocio toda colorada. Pero por sus adentros
disfrutaba como una loca "mi prima tenia razón!".
AL rato, Rocio engullo de nuevo las vergas, recibiendo
cada vez más rápido las embestidas en su culo.


-mmmm!!...mmmmmmm!!..mmmmmmm!!!...- En chico que la
culeaba no aguanto mas, culearse a Rocio era la meta de su
vida, y con dos fuertes estocadas, y todo transpirado,
comenzó a eyecularle en las entrañas. Rocio al sentir las
descargas de semen comenzó a temblar, Ya ni sabia cuantas
veces había acabado esa noche, pero esta era potente. Sentía
corrientes de electricidad en el cuerpo que la hacían convulsionar.
Luego quedo con la cabeza en la colchoneta, desfallecida.






Mientras había tremenda orgía con Rocio y a los que ella
creía su novio y sus amigos* , había otras "fiestitas"
en le campamento. La monjita joven, había salido a inspeccionar,
porque escucho ruidos raros. Las otras dos monjas roncaban
como troncos y nada las despertaría, a no ser que alguien
les grite al oído. Pero ella se había acercado, primero
a la carpa donde antes estaba Rocio. Allí no había ninguna
Luz, pero se escuchaban leves jadeos, muchos, de varias
personas. Los amigos* del novio de Rocio, tenían también
su fiesta dentro de la carpa, y seguramente, soledad que
tanto protegía su virginidad, ya no era tan santita por
sus gemidos.


La monjita no hizo nada, solo escucho atentamente los jadeos
que le resultaban muy curiosos y excitantes. Luego, al
ver que había Luz en la carpa donde estaba ahora Rocio, se
acerco hasta allí.


Podía ver las sombras de todos ls que estaban allí dentro
traslucidas en la tela de la carpa. Miro hacia todos lados,
aparentemente, salvo las dos carpas fiesteras, todos
dormían. Miro con ojos muy abierto lo que sucedía. Y las
palabras de Rocio "dame verga!.. cojéeme!!. Siiiaahhh"
la excitaron. Y había estado presenta toda la orgia. Se
había recostado en un árbol, y tenia su mano bajo el camisón
que usaba para dormir, masturbándose viendo las tres figuras
que se encamaban con Rocio.


-mmmm..mmmm...- Gemía la monjita, viendo como ahora Rocio
cabalgaba encima de uno de los chicos, mientras mamaba
la verga del otro.





-aahh... siii....mmmmm...- gemía Rocio casi saltando
en la verga del chico. También succionaba con sus labios,
la verga de oro que tenia metida hasta la garganta. LE tercero
se frotaba la verga, y ya sabia donde meterla. Rocio tenia
para su disposición el agujerito recién estrenado.


-aaaahhmmm.. noo.. no.. de a dos juntos no...- Decía Rocío
al sentir que el chico se apoyaba detrás de ella y apuntaba
su verga al ano de Rocio.


-no... los dos... nooaaahhhhhhggggggggmmmmmm....-
Pero ningún pero valía, el chico haciendo fuerza se fue
abriendo paso en las entrañas de Rocio. Ella apretó los
dientes para no gritar. Dos vergas dentro de ella era demasiado,
comenzó a tener un orgasmo en ese mismo instante.


-aahhh!!.. hijos de putaaa!!!:..aahhhhhhhh....-Jadeaba
ella convulsionando en su orgasmo, Peor el chico seguía
metiendo la verga en su ano, y cuando la metió bien adentro,
comenzó a culear.


-aahhh... me matan!! Diossss!!!.. Me matan!!!...- Jadeaba
Rocio toda llena de sudor y se metió a la 3° verga en la boca.
Los chicos coordinaron sus embestidas, cuando uno sacaba
su verga, el otro entraba, y Rocio nunca dejaba de tener
verga por todos sus agujeros. El de abajo le chupaba las
tetas, mordiéndole los pezones. Sus pechos estaban marcados
por los dientes de ellos tres, pero a Rocio le encantaba
que le muerdan sus tetas.


-aahhhhh.. sii... hijos de puta.. me parten en doooss...aahhh...-
Jadeaba Rocio, ellos rotaban, se turnaban para meterle
la verga en el culo, en la vagina o en la boca. Ahora ocio estaba
boca abajo, sobre uno de los chicos que a empernaba por el
ano, el otro la penetraba rápidamente pro la vagina, y el
otro le culeaba la boca.


Las tres vergas entraban y salían de Rocio sin parar. Ella
ya estaba exhausta de tener tantos orgasmos, sentía que
si acababa unas veces mas se iba a desmayar. Nunca había
gozado tanto en toda su vida. Además, penaba que tener un
verga en el culo era lo mejor que había probado, su prima
tenia toda la razón, peor también penso que mejor que una
en el ano, eran acompañada por otra en la vagina. Y si había
una en la boca, mejor. "sos una tremenda puta* Rocio"..
de dijo a si misma.


.aahhh.. dios... ya basta... no doy mas... ahhh.. Decía
Rocio. Y los chicos, que estaban todos sudado por cogerse
por todos los agujeros a su diosa. Colocaron sus vergas
en la cara de ella, y masturbándose, comenzaron a eyecular
los tres a la vez. Rocio habría la boca tratando de tragar
su presiado semen. Pero termino con la cara enchastrada,
chorreando leche. Luego comenzó a mamar cada una de las
vergas lentamente, limpiándolas, pasándole la lengua,
llenándolas de su saliva, hasta dejarlas brillantes.



Rocio, recostada en la colchoneta, comenzó a juntar los
restos de semen que tenia en la cara con sus deditos, para
luego chuparselos sonriente. Los chicos le acariciaban
el cuerpo, metiendeole mano por todos lados a Rocio, haciéndola
ronronear como a una gata. Y uno de ellos, se acerco a la cara
de Rocio, y empezó a besarla, lego se sumaron los otros dos.



-aahh..sssiii...- A Rocio el encantaba eso, que la besen.
Ahora los tres eran suaves, sentía las 6 manos recorriendo
su cuerpo, y tres bocas que la besaban en la boca, en el cuello,
en sus pezones, por todos lados. Pero algo andaba mal. La
habían besado en la boca, y ella no había conocido un hombre
que después de tragarse su leche hubiera hecho eso. Sin
penarlo, agarro lo que le cubría los ojos y miro de le hacia
abajo, sacándoselo. Primero le costo ver a su alrededor,
pero cuando se acostumbro a la luz, vio algo que la dejo muda.



-ustedes... ustedes.. Ustedes tres.. me... me...- Decía
Rocio sin poder creer que esos tres chicos eran los que habían
hecho una orgía con ella. Mientras Rocio reaccionaba a
la sorpresa, los tres se vestían a las apuradas sin decir
palabra, peor con una sonrisa de oreja a oreja.


-Sus nuestra diosa!.... Dijo uno y sacando una cámara digital
de su bolsillo, le saco una foto a Rocio desnuda, con los
pelos revueltos, y semen seco en el cuerpo. Rocio abrió
grande los ojos todavía sin poder creer lo que había pasado.



-hijos de!!...- Pero el chico, mientras los otros dos salina
rápidamente de la carpa, saco tres fotos mas, y salió disparado
de la carpa.





Rocio llego a su carpa media hora mas tarde, cuando los amigos*
de su novio salían de la de ella. A la mañana siguiente, Rocio
no comentaba palabra de lo que había pasado. Peor escuchaba
a sus amigas, que le contaban la flor de fiesta que se había
armado con los amigos* de su novio.


-ya no soy virgen...- Le dijo soledad sonriendo a la vez
que se sonrojaba.





-Quién hizo esto!!...- Gritaba una de las monjas. EL novio
de Rocio estaba atado en un árbol, con una trapo en la boca,
los ojos vendados y solo en calzoncillos. Estaba muerto
de frió. Cuando todos se levantaron por los gritos de las
monjas, comenzaron a reírse a carcajadas, inclusive a
la monjita se le escapaba una sonrisita. Rocio tampoco
pudo evitar sonreír ante el espectáculo.


No se descubrió quien fue. Lo que hizo la monjita esa noche
afuera, masturbándose viendo a Rocio ser culeaba, es un
misterio. EL novio de Rocio no había visto quine lo había
golpeado en la cabeza, y luego atado en el árbol. Y Rocio,
no dijo nada de lo que paso, solo dijo a sus amigas "yo
estuve con mi novio, fue a mear, pero como no volvía me quede
dormida", pero también sabia que los tres chicos
tenían fotos de ella, y quine sabe lo que harina con ellas.
Peor a pesar de todo, habían pasado al mejor noche de su vida.


















Muchachos y muchachitas, termino el cuento.. ahora a la
cama y a dormir.... y recuerden, nada de lo que escribo es
algo verídico, solo son historias....



HISTORIAS ARDIENTES DE UN DRAGON

Post Your Comment | Mark As Favorite

Member Responses Post Your Comment

Members can vote on this response!

Y COMO SIEMPRE MUY BUENAS JEJEJEJEJJEJE, HACES QUE UNO
DESEE PARTICIPAR EN UNA DE ESTAS HISTORIAS.

6/18/2008

Members can vote on this response!

Vaya hace mucho que no me mojaba tanto. Hoy en la mañana de
lo caliente que estaba desperté a mi esposo mamandolo y
luego le imploré que me culeara fue maravilloso gracias
de nuevo.

6/22/2008

Members can vote on this response!

Excelente

6/23/2008

Members can vote on this response!

quote viviana691976:
Vaya hace mucho que no me mojaba tanto. Hoy en la mañana de lo caliente que estaba desperté a mi esposo mamandolo y luego le imploré que me culeara fue maravilloso gracias de nuevo.
VAYA VIVIANITA ME ALEGRO DE PROVOCAR ESAS SENSACIONES
EN TI Y UN BESO SIGUE LEYENDO MIS ARTICULOS



HISTORIAS ARDIENTES DE UN DRAGON

6/24/2008