La Fiesta  

rm_soloMaria1 54F
220 posts
2/3/2006 1:21 pm

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

La Fiesta

Érase una vez en un lindo bosquecillo donde todos los animalitos vivían en paz y armonía. Hasta que llegó el cumpleaños del pájaro.

P.- Buenos días señora rana.

R.- Buenos días señor pájaro.

P.- Hoy es mi cumpleaños y voy a dar un fiesta en mi árbol. Habrá música, mucha comida y bebida, haremos juegos y lo pasaremos muy bien. ¿quiere usted venir a mi fiesta?. Van a estar todos los animales del bosque.

R.- Claro que si señor pájaro, no me lo perdería por nada del mundo.

P.- Muy bien señora rana, entonces quedamos en mi árbol a las siete.

R.- Vale allí estaré.

Y así con todos los animales del bosque, bueno, con casi todos.

P.- Buenos días señor conejo.

C.- Y tú? que mierda quieres?

P.- Hoy es mi cumpleaños y voy a dar un fiesta en mi árbol. Habrá música, mucha comida y bebida, haremos juegos y lo pasaremos muy bien. ¿quiere usted venir a mi fiesta?. Van a estar todos los animales del bosque.

C.- No.

P.- ¿Y por qué no?. Si va haber una fiesta, con mucha comida, bebida y diversión.

C.- Pues porque no me da la gana, no quiero.

P.- Pero señor conejo, si va a ser estupendo y van a estar todos los animalitos del bosque.

C.- Mira pájaro de mierda, que no quiero, no quiero y no quiero. ¿Cómo te lo tengo que decir?

P.- Bueno, bueno, no se ponga así y perdone.

Y el señor pájaro desistió del señor conejo y a las siete en punto empezó la gran fiesta y a la vez una tormenta de verano de las que no habían visto ni los más ancianos del lugar.

El señor conejo iba pululando como una linda mariposita por el bosque y se dio cuenta que este estaba desierto y se acordó de la fiesta del señor pájaro y se dijo "Anda, claro no hay nadie por que están todos en a fiesta del pájaro, y yo aquí como un tonto bajo esta lluvia. Como insistió tanto en que fuera me imagino que no habrá ningún problema en que vaya".

Y dicho y hecho, se fue corriendo, bueno, saltando, y se plantó delante de la puerta del señor pájaro y llamó a esta.

P.- Si, hola buenas tardes señor conejo.

C.- Hola buenas tardes y felicidades.

P.- Muchas gracias. ¿Que quiere?

C.- Pues nada que como no hay nadie en el bosque y esta lloviendo me preguntaba si podría entrar a tu fiesta.

P.- Lo siento, pero se lo dije tres veces y las tres veces me dijo que no.

C.- Hombre, perdóname, no sabia lo que decía, pues claro que quería ir. ¿Quien se iba a perder la mejor fiesta del año?

P.- Que no señor conejo, que usted dijo que no y es que no.

C.- Pero hombre, perdóname, no ves que estoy aquí fuera, solo y empapado.

P.- Que no, no y no, y mil veces no.

Y con esto cerró la puerta de un portazo, dejando al pobre conejo solo y empapado bajo la lluvia.

Moraleja: Cuanto más duro se pone el pájaro, más se moja el conejo.


Become a member to create a blog