No abras la boca...  

rm_sera_aga 50M
2 posts
8/29/2006 3:20 am

Last Read:
8/29/2006 7:25 am

No abras la boca...


Paseando entre el gentío que poblaba la plaza en fiestas de una conocida localidad de Madrid, nuestras resecas gargantas pidieron ser recompensadas por unas refrescantes cervezas.
Al amparo de una terracita cercana, reposamos nuestros culos en varias sillas disfrutando de una Mahou helada.
Un conocido grupo de moda tocaba en la plaza de toros, por lo que cientos sino miles de jóvenes se habían desplazado desde distintos puntos de la comunidad y alrededores para disfrutar de música gratis. El alcohol rondaban por las mentes de la mayoría de asistentes, ebrios de fiesta y desenfreno.
Observando la variopinta muchedumbre, reparé en una mujer cercana a mi, que disfrutaba igualmente de momentos de asueto junto a unas amigas y lo que parecía ser su hija de alrededor de ocho o nueve primaveras.
La niña era una verdadera "chispa", no lograba estar más de cinco segundos parada en un mismo sitio y pareciera que continuos calambres recorriesen su cuerpecito.
La madre, ajena al comportamiento de la pequeña, movía su espléndido cuerpo con tal gracia que las miradas de todos los cercanos se centraban en sus curvas.
Rubia de pelo, su larga cabellera caía hasta llegar a mitad de espalda, acompasando sus movimientos con una soltura inimaginable.
Sandalias con tacón alto para realzar unas piernas ya de por sí largas y bien formadas que terminaban perdiéndose en una escueta falda abierta por un lado, una camiseta ajustada que dejaba entrever su pecho firme y unos movimientos de lo más explosivos e incitantes nos hacían desear a esa mujer que sabe muy bien lo buena que está, explotando al máximo sus encantos sin pudor alguno frente a todo aquel que se cruce en su camino.
Nadie reparaba en la niña, que seguía por allí pululando alrededor de los bien acompasados movimientos de cadera que prodigaba su madre, hasta qué, cuándo más desenfrenado se volvió el ritmo que marcaban aquellas nalgas impresionantes, se acercó a su madre recibiendo un golpe de cadera en el rostro que la catapultó al suelo.
Al igual que yo, imagino que todos los "asistentes" al evento quedamos bastante desconcertados, no sabiendo si intervenir para ayudar a la pequeña a levantarse, y esperando un reacción de la increíble mujer que nos había hechizado.
Ya lo creo que intervino.
En unos instantes, de aquella boca tan deseada brotaron una serie de incongruencias que dejaron helado al personal, contándome entre los primeros...
"Hijadelagranputaaa... si vuelves a acercarte mientras estoy bailando, te suelto una hostia que te rompo los morros..."

Sera aga

Become a member to create a blog