M  

rm_bodhi7575 43M
0 posts
7/3/2006 6:01 pm
M

Por años todos fuimos,hemos sido y seguimos siendo intrigados y motivados por conocer la sensación de compartir la sabanas con dos personas más a la vez. Algunos ya hemos logrado saciar nuestra curiosidad, ya sea por decisión y planificación propia lo cual asegura mayor goce del evento y/o por accidentada casualidad lo cual nos permitio conocer mucho más de nosotros mismos de lo que estabamos dispuesto a conocer. En el caso de la expoloración sexual con otros dos participantes a la vez, considero que lo primero que hay que determinar es considerar que tan profundo estas dispuesto a explorar. Es muy importante dejar las definiciones por un lado ya que en esta mezcla de curiosidad, lujuria y hormonas siempre se encuentra espacio para crear diferente combinaciones.
COMO PRIMERA EXPERIENCIA--
Tuve el gusto de estudiar por dos años en la Antigua Guatemala, en los tiempos cuando el sexo casual todavía se practicaba muy deshinibidamente y los espacios para ello erán muchos, demasiados. En uno de tantos fines de semana, de esos que se la pasa uno bien pero todavía se queda uno con ganas de más, caí casualemente en uno barcito tranquilo en donde se puede hechar uno las chelitas solo y leer un libro sin despertar sospechas de tener o problemas de amor o problemas con la bebida. Pués fue ahí donde me encontrarón (y les doy todo el crédito a este par de patojonas rubias, porque cuando uno anda en busqueda desaforada de este tipo de encuentros es cuando menos los encuentra) estas muchachas que se veian bien vividas pero no maleadas. Y recuerdo muy bien como dudaba... me excitaba completamente la posibilidad de que las miradas que dirijian a la mesa iban mas alla del acercamiento casual para pedir un cigarro. Pues con ese pretexto inicie una conversación con una de las muchachas, era bajita con sus pechos y su culo bien paraditos, pelo andulado y agarrado, facciones suaves (no era modelo de PLAYBOY, pero definitavmente esta riquisima!!!) y despues llamo su amiga que era más alta con unas caderas anchas y unas nalgas deliciosas y pechos pequeños, con facciones finas y pelo corto. Y empezamos con la mismas de siempre "Que tal les parece Antigua?", "Que hacen por aquí?" y asi seguimos por unos 20 - 25 minutos hasta que probando suerte les ofreci invitarlas a un trago. Pues más tarde en ofrecerselos, que en estar pidiendo la segunda botella. Como complemento de esta aventura, de una tarde calurosa pasamos a una noche fría, entonces ya los traguitos nos hicieron entrar en calor. Poco a poco la desinhibición las empezo a invadir. Ellas, y nunca supe si asi de alegres eran siempre o solo esa noche, empezaron a acercarse más entre sí inocentemente. Y no como en las películas porno, obvio y tonto. En cada acercamiento de verdad se veía la expresión de sorpresa que estuviera sucediendo, y sin embargo no detenian las caricias. Se daban pequeñas caricias en lo muslos, acompañadas de risas picaras. Después una de ellas, la más alta, subio su pierna sobre la pierna de la otra quien emepezo a acariciarle la parte interior de la misma. Una carcajada de una de ellas que termino con una cabeza sobre el hombro de su amiga y después paso a ser un suave y humedo beso en el cuello, que afortunadamente para mi fue muy bienvendo por su amiga. Por supuesto despues de los tragos, de estar fantaseando y deseando y de estar viendo este espectaculo caído del cielo que gradualmente iba incrementando en intimidad ya mi verga no tenía espacio en mi pantalón. Como si me hubieran leído el pensamiento, visto la cara de caliente idiotizado o el bulto (que no es que tenga para jactarme pero tampoco se han quejado por falta de) con mucha escuela me jalaron y me dejaron participar de poco a poco en sus cariacias. A todo esto el barcito estaba medio vacio a peunumbras con unas velitas, asi que se me habia hecho sin mayor esfurezo. Pagamos la cuenta y nos fuimos caminando al hotel donde se estaban quedando las patojas, claro que en el camino cualquier rinconcito que encontramos fue gozado, entre que una me la chupaba y yo me agarraba a la otra; que ellas se besaban de frente y yo le bajaba el pantalon a una o le subía la falda a la otra para meterles el dede en culo; o cuando permitía la oscuridad meterle la punta de la verga alguna; que a estas alturas ya estaba tan dura que me empezaba a doler y bastente lubricada para meterselas rapido.
Asi nos fuimos en el trayecto, que ha de haber tardado entre hora y hora y media la vueltecita. Cuando al fin llegamos al hotel fuimos directo al cuarto, una de ellas entro al baño y yo me quede con la alta. Poco a poco entre besos, caricias y torpezas nos quitamos la ropa como nos fue posible, ni siquiera buscamos la cama, lo primero que encontramos fue la pared y contra la pared la recoste de espaldas y se la meti en la pusa humeda, caliente y que se contraía fuertemente. Afortundamente como era la más alta no me costo, estuvimos cogiendo por unos momentos cuando senti la lengua de su amiga chupandome la nalga y poco a poco me levanto la pierna e hizo espacio para chuparme los huevos. A este momento yo ya estaba por soltar todo y como puede me retire un momento, solo para ver como la chaparrita paso de estarme chupandome a chuparle la pusa a su amiga. Despues de algunos momentos de ver como se la comía y aprovechar para recuperarme nos fuimos para la cama en donde se la siguio comiendo y como quedo con el culo para arriba aproveche para metersela y cojerla de la manera que me lo imagine cuando la vi. Aquello era un sinfonía de gemidos, gritos suaves, respiraciones, contracciones, contenciones y demás..... la chaparrita empezo a re empujarse contra mi metiendosela toda, más y más rapido hasta que solto un gemido y se tenso y senti como se dejo venir caliente y humeda y aproveche a dar unos empujones más y me deje venir. Al rato de haber acabado ellas seguian calientes y besandose; me empujaron de espaldas a la cama y se han puesto chuparmela para pararmela otra vez. Afortunadamente no tarde mucho en estar con la verga bien parada otra vez, y en esta ocasión se me monto la alta. Esta mujer me ha montado como si me quería arrancar la verga. Su amiga le acercaba la concha para que se la chupara, le metía el dedo en el culo, me chupaba los huevos, me restregaba su concha en mi cara y asi estuvimos unos momentos más hasta que la jinete me enterro las uñas en el pecho, solto un grito y me hizo un clench en la verga con su pusa que me deje venir otra vez. Esta última ocasión todos nos quedamos en la cama, yo me desmaye como por quince minutos, al rato me desperte me vestí y me fuí. Cuando iba saliendo la chaparrita abrio los ojos me guiño y se sonrió y cerre la puerta. A los dos días me di una vuelta por el hotel y ya no estaban.

Esta fue mi primera experiencia..... a ver alguien más que se apunte y comparta su experiencia una.


Become a member to create a blog