Retr  

rm_HombreOstra 49M
0 posts
5/9/2006 5:28 am
Retr


Hace tiempo solía hablar con mi cuadrilla sobre sexo, en realidad hablabamos de cualquier cosa pero lo que nos gustaba era hablar de sexo...con quíen lo harías, cómo lo harías, cosas que habíamos probado...eramos unos salidillos que nos reíamos mucho hablando de estos temas. Además aprendíamos unos de otros.

Hace poco tuvimos una comida, en casa de uno de ellos - de esas que se alargan hasta las dos de la mañana - y mientras hablabamos de todo, para mis adentros, recordaba el día que se me ocurrió confesarles cómo la chica con la que salía en ese momento me había desvirgado el culo..y que me había encantado. Les conté que me lamieran la entrada del ano me había parecido una maravilla y el placer que es sentirse follado de esa manera.

Llegados a este punto sentí auténticas miradas de asco e incompresión que me hicieron ver que yo había cambiado y veía las cosas de manera diferente. Para intentar explicarme opté por el ejemplo más evidente....a más de uno de ellos les había oido decir la placentero que era cagar. Yo les dije que era como cagar pero para dentro y repetidas veces. Este argumento escatológico no les convenció y sentí que me miraban como si me hubiera pasado al otro barrio.

Afortunadamente, cuando creo que tengo razón y no me dan argumentos convincentes en contra me suelen resbalar bastante las opiniones de los demás, incluso las de mis amigos. De hecho, un día fui a hablar con una sexologa para que me diera su opinión y me encontré inicialmente con lo mismo: una parafilia o deseos encubiertos de otra cosa (homosexualidad). Finalmente conseguí explicarle que lo consideraba como una opción/actividad más dentro de la vida sexual de una persona que le gustan las mujeres y finalmente me dijo que no era muy frecuente pero que no era ninguna aberración.

Posteriormente pasé un tiempo chateando con chicas, en busca de amistad con o sin roce y sobre todo para ver opiniones sobre el tema. Hubo una chica muy graciosa, a la que le encantaba el sexo anal que cuando le comenté mis gustos dejó de hablarme y definitivamente llegué a la conclusión de que hay mucho/a retrógrad@ por ahí suelto.

Respecto a mis amigos, no me extrañaría que la novia/parienta de alguno de ellos ya le haya puesto de cara a oriente. Lo único que sé es que me siguen pidiendo pelis porno y siguen preguntando por la habitación que me estoy montando y de la que no les pienso contar nada!!!

Become a member to create a blog