Ciber cita  

rm_DjPerseo26 38M
2 posts
8/24/2006 8:28 pm
Ciber cita

CYBER CITA

Me encontraba chateando, como todas las noches, en el chat sin censura, con la ligera esperanza de poder conocer algún día a alguien interesante o tener algún encuentro sexual diferente.

Antes de seguir con este relato voy a hablar un poco de mí. Soy una mujer de 28 años, casada con un hombre que me complementa perfectamente en todo sentido.
Soy bastante bonita, delgada, rubia casi natural, ojos verdes y un cuerpo muy bien formado. Mis medidas son 100 - 63 - 98 y mi altura es de 160 cms, con un peso de 50 kilos.
Según me dicen estoy muy fuerte.

El caso es que estaba cateando y fantaseando con alguien que se hacía nombrar como AMOS. Ya que el nombre que yo elegí era el de SUMISA, tonteábamos sobre lo que me dejaría hacer y el o ellos (porque decía que eran 5 amos) las cosas que me obligarían a hacer.
Esa noche mi esposo estaba trabajando fuera de la ciudad, por lo que yo estaba muy afín de masturbarme y provocar que mis “AMOS” se masturbaran conmigo.
Por eso les pregunté si tenían net meeting, así podríamos vernos, ellos me mostrarían con lo que me iban a torturar y yo les enseñaría lo que ellos iban a torturar.
Siempre yo creía que estábamos bastante lejos, ya que no habíamos dicho desde donde chateábamos.

En ese momento yo vestía una musculosa de mi esposo y es la primera imagen que les muestro.
Ellos por su parte hacen un primer plano del grupo y observo que efectivamente son 5 chicos no mayores de 20 años con sus penes de afuera. Dos de ellos con unos penes bastante grandes o ellos eran muy flacos.

Comienzan a ordenarme que me desnude primero, luego que me tocara las tetas y que me masturbara para ellos.
No sé porque pero la situación me encantaba y me hizo poner muy caliente.
Me ordenaron que les mostrara el culo y luego que me metiera dos dedos en él. Obedecí.
Me ordenaron que buscara una botella vacía y que me la pusiera en el culo, quise negarme pero me lo ordenaron nuevamente, me sentía totalmente dominada, así que fui por la botella y poco a poco me metí todo el pico en el culo, debo confesar que me dolía un poco pero me tenía recaliente.
Me ordenaron que me siguiera masturbando y que buscara algo para ponerme por la concha, como un tubo de desodorante en aerosol. Les dije que no me iba a entrar y me lo ordenaron de nuevo. Sin quitarme la botella fui hasta el baño y regresé con el desodorante y frente a la cámara, poco a poco me lo fui metiendo hasta mas de la mitad. Estaba como loca y muy cerca de acabarme cuando me ordenaron quitarme la botella y el tubo, protesté pero me lo ordenaron nuevamente y les obedecí, pero estaba que volaba de la calentura.
Entonces me dicen “si estuviésemos cerca, ¿vendrías a coger con nosotros?”
Y yo les contesté que sería divino pero me lo deberían ordenar y tratar como a una esclava.

Entonces me ordenan que me ponga medias y zapatos de taco alto, que tome una campera larga y me la ponga. Los obedecí.

Entonces mi sorpresa fue inmensa cuando me llaman pon mi verdadero nombre y me dan una dirección que estaba a 15 cuadras de mi casa y me ordenan ir allí.
Sin pensarlo fui y me encontré con los chicos del chat, vivíamos en la misma ciudad....

Me hacen pasar y quedo en medio de ellos, me ordenan quitar el tapado y quedo desnuda, vestida solo con medias y zapatos.

De rodillas!, dijo uno y yo como un autómata me puse de rodillas. Entonces de a uno me fueron acercando sus pijas para que las chupara.
Se veían nerviosos y bastante calientes ya que uno de ellos, apenas se la comencé a chupar descargó toda su leche en mi boca. Cuando la iba a escupir me ordenaron que la tragara y con asco lo hice, nunca me gustó el sabor de la leche.

Me hicieron apoyar las manos en el suelo y sin miramientos me fueron pasando las pijas en la boca mientras otros me iban cogiendo por la conchita que estaba totalmente mojada.

Cuando siento la primer pija entrar en mi conchita, un escalofrío me corrió por todo el cuerpo y comencé a acabarme cuando siento que este chico me toma con fuerza de la cadera y empuja varias veces y muy fuerte la pija adentro mío. Le quería pedir que no se acabara adentro pero me estaba tragando otro trago de leche y entonces siento que mi concha se inunda de leche caliente. Me la saca y siento que la leche corre por mis piernas y algo cae al suelo.
El segundo en cojerme es uno de los que había visto con una pija enorme y realmente era grande, no tan larga sino gruesa. Me coje un rato por la concha y luego se acuesta en la alfombra y me ordena que me siente arriba de él. Me la voy a meter en la concha y me dice que no, que me la meta en el culo. Si pensar obedecí y despacio la fui metiendo en el culo. El dolor era muy grande, cuando iba por la mitad me ordena que me deje caer de golpe. Cierro los ojos y lo hago, es tanto el dolor que pego un grito y me ordenan callar. Me toma de las tetas y me acuesta sobre su pecho.
Otro de los chicos de sube sobre mi y me la pone en la concha, ¡que divino que se siente!
Comencé a acabarme nuevamente y les gritaba “cojanme mis amos, háganme de todo, háganme acabar de nuevo..... ahhhh. Como disfruto.......”
Yo estaba en el cielo, estaba consiguiendo un orgasmo detrás de otro cada vez mas fuertes...
El chico que estaba encima mío me besaba, me mordía los labios y me cojia con verdadera violencia, llegando a acabarse en unos 15 minutos golpeándome muy fuerte con su pija. Su leche salía con mucha fuerza y en gran cantidad. Cuando me la sacó su leche cae de mi concha hasta mi culo y se deposita sobre la pija que estaba metida en este.
Otro chico ocupa el lugar, es el otro de pija grande, y es muy grande, debe de medir 25 cms y su grosor va acorde con su largo. Me la pone en la concha y comienza a bombear lentamente, siento que me viene otro orgasmo muy largo, y es en ese momento cuando este chico le ordena a los demás que me tomen las manos y las piernas con fuerza.
Me toman de los brazos y tiran hacia los lados, mis piernas las llevan hacia mi cabeza lo más que pueden y el que está debajo me sujeta muy fuerte las tetas.
Entonces cuando me la saca de la concha y la siento forzando el culo el digo “te estás equivocando, en mi culo ya hay uno”
Me sonríe y me dice “y ahora van a haber dos” y diciendo esto comienza a empujar con fuerza, el dolor es insoportable y noto con claridad como mi culo se comienza a agrietar produciéndome gran daño y dolor.
Grito, lloro, me babeo, pero el sigue empujando hasta que la mete toda en mi culo y se queda quieto para que mi culo se acostumbre a las dos monstruosidades que tenía adentro.
Algo increíble me sucede, sin moverme siento que otro orgasmo me va a llegar y comienzo a acabarme moviéndome como si tuviese convulsiones.
Es entonces cuando mis dos sodomisadores se comienzan a mover violentamente dentro de mi culo. El dolor y el placer son tan grandes que el orgasmo me dura casi diez minutos hasta que ambos se acaban llenando mi culo de esperma caliente.
En mis últimas convulsiones me las sacan y noto un enorme vacío y el dolor va desapareciendo un poco.

Quedo tirada en la alfombra, dormitando, totalmente fundida, y destrozada.
Me ordenan limpiar con mi boca todas sus pijas, ahora blandas y sin pensarlo lo hago.

Para esto ya era de día y me dicen que regrese a mi casa y que día por medio debo de visitarlos para coger con ellos.

Obediente les digo...”lo que mis amos me ordenen”, y caminando dolorida regreso a mi casa chorreando leche por la concha y el culo y con el pelo y la cara sucios también.

MI AMANTE CYBER

No se que quieres que te cuente si lo viviste todo conmigo. Pero intentaré. Por las dudas no te levantes enseguida de la compu cuando termines de leer. Una aclaración hay un poco de imaginación.

Mientras esperaba mi amante ciber... y aún húmeda del baño con un tapado de paño negro sobre mi piel, lo único que me cubría, comencé a acariciar mis pechos. Mis pezones como siempre y casi de inmediato se pusieron duros, tensos como si quisieran salir del lugar, esperando una mano masculina, suave que jugasen con ellos. Comencé a sacarle fotos, acariciándolos, suave sustituyendo esas manos de hombre fuertes que producen hasta dolor al acariciarlos. Continúe con la exploración de mi cuerpo, acariciando, hurgando, sintiendo la humedad del placer y no ya la del agua que minutos antes me había humedecido.Mi vulva está húmeda con deseos de ser poseída, penetrada, con ganas de disfrutar ese pene que tanto le gusta y que lo siente tan profundo, tan duro tan deseoso de poseer.

Seguía sacando mientras me acariciaba las fotos, me excito cada vez más, sigo con las fotos y mi amante ciber no aparece. Decido continuar un rato más ya no aguanto más estoy por acabar pero... me aguanto, continúo con las fotos, busco la pose, acomodo la luz, mientras me penetra un consolador. No puedo continuar y decido retirarme, de pronto mi amante aparece. Sigo aún muy caliente, con muchas ganas con un consolador en mi concha y acariciándome las tetas.... Siento que necesito penetrar mi culito, busco otro consolador, más pequeño, lo meto, aaaaaaaaaaaaah, me imagino que mi amante me está penetrando, suave, está tan duro. Le envío las fotos, las disfruta, se le pone duro, lo siento, penetrando mi concha, suave primero, luego más fuerte, estoy a punto de estallar.

Me voy a la cama, con un consolador en mi vagina, otro en mi culo, acariciando mis tetas, y con la voz de mi amante hablándome al oído, diciendo que me necesita, que me quiere, que se acaba para mí.......Y de pronto los dos estallamos en una ola de placer, nuestro cuerpos quedan exhaustos con la respiración entrecortada, satisfechos de haber disfrutado otra vez del sexo, del amor, aunque estemos lejos. No podemos vivir uno sin el otro, pero aun a lo lejos nos disfrutamos, nos queremos, nos satisfacemos.
Hasta pronto. Del otro lado de la línea: He tenido, uno de esos días tranquilo, he quedado con una mujer para encontrarnos en el chat, se que ella es muy ardiente y adora el sexo ciber, pero realmente no me siento dispuesto, no se hubiera preferido pasar el fin de semana con mi esposa pero, por motivos de trabajo debí pasarlo lejos.

Cuando abrí el messenger, ella ya hacía un tiempo que estaba, por lo que sin mas preámbulos me dijo que estaba caliente y como prueba me envió fotos de sus pechos desnudos, sus pezones se notaban duros y excitados, realmente tiene unos hermosos pechos, y me ha contado que toma sol sin sostén por lo que no tiene marcas y eso la hace aún mas deseable, le seguí la corriente, pero casi por compromiso, mi mente estaba a kilómetros de distancia, deseando estar en mi cama con mi esposa. Recibo otra foto, está jugando con un vibrador entre sus pechos, mi pene da un brinco, deseando una paja a la rusa, y la cosa cambia, me interesó mas la conversación, me dice que esta muy mojada, a lo que le respondo que desearía comer sus jugos, eso la excita aún mas, y me envía otra fotografía de su coñito, donde su dedo se pierde en el interior, imaginé que la próxima fotografía sería mientras chupaba ese dedo, pero no esa nunca llegó. Me pregunto si estaba "duro" a lo que le respondí que si, y ella me dijo estar muy pero muy caliente, y que deseaba tener algo entre las piernas, como tienes algunos juguetes sexuales, imaginé lo que vendría, pero...me quedé corto en la imaginación. La siguiente imagen me permitió ver uno de esos vibradores color marfil hundido en su coño, y me dijo que le lo sentía como si fuera yo, a lo que me preguntó si estaba muy duro, a lo que le respondí que sí y realmente estaba tan duro que debí quitarme los pantalones y el slip, inmediatamente me dijo mira ahora... la imagen que recibí, me excito al extremo era una verdadera doble penetración, con un vibrador en la vulva y otro mas pequeño en el culo, te...tengo dos me dijo, o escribió, ya no se por que a mi me parecía oír su voz y sus jadeos y no sólo leer sus frases. ¡Quiero correrme! Escribió, yo también respondí, mientras pajeaba mi pene con una mano, hagámoslo ahora, no aguanto mas... volvió a escribir, y yo muy excitado, por lo que veía pero también por lo que imaginaba... la imaginaba conmigo y con su esposo o con otro amante en un verdadero trío donde los tres gozábamos yo penetrando su ano, mientras ella cabalgaba el pene del tercer "partener", además me prometía a mi mismo que en la primer oportunidad la haría tener una experiencia real con dos hombres; se lo merece por ser tan mujer y tan buena amante, por lo que mi excitación creció al tope en el momento que mi amante cibernética decía, me vieeeeeennnnnnnneeeeeeeee, meeeee cooooorrrrrrrrroooooo, ahhhhhhhhhhh, yo tambiénnnnnnn, me vieeeeennnnnnnneeeeeee, ahhhhhhhhh, y explotamos simultáneamente, un chorro de semen se escurrió por mis manos absolutamente caliente, diría que hasta quemaba, desee que la boca de mi amante lo degustara, pero, eso será en la próxima.
Ya saben las histarias no son mìas, no son historias personales que me hallan ocurrido a mì, son solo algunos relatos que encuentro en internet o historias que me envìan algunos amigos



Become a member to create a blog