Un final muy normal para algo tan calent  

rm_CuriousCL 47M
3 posts
12/1/2005 7:13 pm

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

Un final muy normal para algo tan calent

Estábamos en un carrete dos parejas, tomándonos unos tragos y cagándonos de la risa. La otra pareja era un matrimonio y era su casa, ellos eran mas jóvenes, pero tenían una hija chica, unos 6 o 7 años.

Era muy tarde, digamos las 2 o 3 de la mañana como para que la niña estuviera despierta, y nosotros cuatro ya bastante entonados. Bueno, la verdad es que mi pareja no lo era en realidad, pero estaba mas o menos claro para donde iba la cosa, o eso creía yo.

Tallas iban y venían, "cóoomo, ¿un vaso vacío?, no puede ser", y se llenaban los vasos nuevamente, tan rápido como se vaciaban.

De repente aparece la niña en la puerta sobándose los ojos. Obviamente el papá salta y dice "vamos a dormir mi niñita", y parte de la pieza.

En eso, no se como, mi pareja y yo ya nos besuquéabamos calientemente, yo le desabrochaba la blusa, y ella mi pantalón. Le acariciaba los pechos, le presionaba suavemente los pezones, ella me sobajeaba el paquete. De repente la otra niña se me acerca, y me empieza a besar el cuello... ¡no lo podía creer! A lo mejor para muchos puede ser común, pero para mi no.

De repente estaba yo de espalda en la cama, igual que el parcito que estaba conmigo, los tres con el pantalón abierto, mis dos manos se fueron metiendo dentro de sus pantalones, acariciando la suave y tibia felpa de la entrada, y luego sus mojados clítoris, mientras ellas me correspondían dentro de mi pantalón. ¡Que delicia el sentir mi dedos sobre ellos!, estaban duritos, como botones, tan resbalosos, podía sentir sus labios. Las miraba, y estaban totalmente calientes, con los ojos cerrados, una se apretaba las pechugas, ¡que locura! Debo confesar que me costaba mantener ritmos separados con mis dedos, ya que yo quería seguir a cada una su ritmo.

Durante esos cortos, pero eternos minutos pensaba "¿que puedo hacer con el otro tipo?", yo no quería compartir una vagina con el, al menos no en el mismo carrete (si, soy asquiento con eso... ¿y que?), ahora, pensar en dos vaginas para mi solito es otra cosa, siempre y cuando a ellas no les importe por supuesto. Incluso llegué a pensar en que se le podría dar algo para que se durmiera cuando volviera, o simplemente arrancarse con el parcito en mi auto, pero estaba cagado, cualquiera de esas cosas cortaría el momento, el húmedo y duro momento, matándolo.

Al final, después de habernos acariciado un buen rato, opté por dejar a la señora del tipo ese en paz, y dedicarme a mi pareja. No se que pueden pensar muchos aquí, pero aunque a sido uno de los momentos mas excitantes de mi vida, yo tengo mis restricciones, y definitivamente el que haya otro hombre es una de ellas.

Al rato llegó este tipo, y la cosa se terminó de calentar, aunque con cada pareja por su lado. Entonces nos fuimos con mi pareja al living, y dejamos a los otros tirando en la pieza, ahí pudimos descargar de toda la calentura que teníamos por la escenita anterior, y la verdad es que un polvo FENOMENAL para ambos.

Después que esto pasó, no hice nada mas para tratar de juntar a estas mujeres y que pudiéramos concretar la sesión que los tres habíamos iniciado, a si que si pensan que quedé con la bala pasada... ASÍ NO MÁS ES.

Nota: cualquier coincidencia con la realidad... bueno, seguramente se van a quedar callados, jeje.


Become a member to create a blog