Una noche bast  

feoalegre 47M
0 posts
5/18/2006 3:16 am
Una noche bast


Decidí ir de parranda, pero antes pasé a un restaurante de comida rápida, através del vidrio vi a una mujer que por la forma de su rostro llevaba algún tiempo de esperar a alguien, estuve observándola por espacio de una hora, hasta que me vió y me indicó con sus manos y leí en sus labios ¿Qué me mirás hijo de......?, la verdad me sentí tan mal que quise responderle igual, pero me dije ¡NO seas estúpido, ella necesita amor, cariño, ternura, comprensión y una buena cogida por dentro y por fuera!, así que me arriesgué, salí con un chocolate caliente y le dije, que me perdonara por tal atrevimiento pero el culpable era el otro no yo, ella bajó su rostro y se disculpó, después de todo un protocolo, estabamos en una discoteca, bailamos y bebimos moderadamente, pero allí fué donde soltó esa bestia sexual que escondía en su interior, en cada pieza romántica me besaba tan calientemente que mi pieza empezaba a subir de latidos y rápido se notaba, ella se daba vuelta y pegaba su gran trasero que hiba en pantalón, yo le veía como su gran vulva se hinchaba como pidiendo ser follada allí mismo pero para que la gente no notara, me la pegaba a mi cuerpo, entonces ella sentía mi gran pieza topando con su vulva, ella gemía y se retorcía como si estuviera follando, no aguanté más y quedamos de acuerdo en encontrarnos en el pasillo cerca del tocador de damas.
salí primero para que nadie se diera cuenta a los pocos segundos ella llegó y de un saltó se hació de mis hombros y me dijo que la cogiera con toda la furia de un animal, me saqué mi querida verga y cual fué mi sorpresa se había quitado la tanga que cargaba, por lo tanto ella de un solo se la metió toda, ella estaba tan mojada que ni siquiera sentí el roce ella colgada de mi cuello llevó el ritmo, NO sé como pude soportar tal castigo que durante unos minutos sentí como si ella estuviera orinando, pero así por cuatro veces y en cada descargada era un alarido y unos manotazos y arañasos en la espalda, todo esto se confundía con los gritos y sonido estridente de la música, NO sé cuanto tiempo estuve así cuando de repente le grité me vengo, esta fiera salvaje se bajó y me dió una super mamada de verga que sentí que me moría, me succionó de una forma tal que no sé cuantas pulsaciones de leche le dejé ir en la boca, llegamos al final y ella se volvió a la mesa, después seguí yo, cuando de repente me paró un hermosa muñeca y me dijo te dejo mi dirección y teléfono quiero que me hagas mejor que ella, ya que yo también terminé como tres veces solo al verte.
Antes de retirarnos de la discoteca, el mesero que nos atendía me dijo es usted todo un caballero, pero me tiene que dejar una buena propina, ya que de lo contrario le daré estas fotos al encargado de aquí y él no lo dejará salir sin que le imponga una buena multa, tuve que dejarle la propina y ya en la salida me dijo al oído, gracias tuve un orgasmo tan rico que ni siquiera con mi mujer he tenido; y mi chica? está en otra historia, esto es real.

Become a member to create a blog