Amor y Placer  

deseososvoyeur 42M/38F
0 posts
8/27/2006 10:13 pm

Last Read:
10/16/2006 7:03 pm

Amor y Placer

Aceptar que no somos los únicos que logramos excitar a nuestra pareja, quizá para muchos sea difícil, podría ser inaceptable sentir placer de observar a nuestro (a) compañero (a) de vida teniendo sexo con otra persona y lo que es peor, disfrutándolo.

Podemos gozar con otros sexualmente y amar en exclusividad, esto es así, y si es así, ¿por qué no dejar que esa capacidad fluya y no mentirnos con la idea de que somos los únicos que podemos lograr esto?

Cuando liberamos esa capacidad de ser sexualmente amplios y comenzamos a concebir el amor de forma más profunda y vemos a la pareja como la unión de aspiraciones, proyectos y fantasías, y entendemos que acompañarnos es a la vez comprendernos y ayudar al otro a realizar aquellas cosas que lo hacen feliz o le aportan placer, nos damos cuenta de que no hay en la posesividad ni en los celos absolutamente nada que nos asegure amor. Esta capacidad es la que nos adentra en el mundo SW.

Compartir, no es dar un paso atrás ni perder nuestra posición dominante en el plano del amor, único sustento de la pareja, quizá el amor nos asegure el lugar más cálido y requerido en la sexualidad del otro, pero no inhibe nuestra capacidad natural para gozar.

El Swinging, es una forma de expresión erótica y cabe aclarar que no forzosamente se debe intercambiar a la pareja, existen actividades alternas como mirar a otros/as teniendo vida sexual, lo importante es que todos encuentren placer en estos juegos eróticos.

Particularmente, para mi era difícil entender el deseo de mi pareja por mirar un cuerpo que no fuera el mío, pero informándome y entendiendo que la confianza es básica me di cuenta de que el sentimiento que existe entre nosotros es muy fuerte y no va a decaer por cumplir sus fantasías (que ahora también son mías)

Los swinger buscan una alternativa a la infidelidad, comprenden que saber lo que desea su pareja y vivirlo en conjunto es mejor que ocultarlo, mentir o realizarlo sin su consentimiento.

Entre la pareja SW, la cama matrimonia es un lugar seguro, de una calidez especial en donde juegan valores ausentes en el intercambio, valores afectivos y de compromiso, costumbres y la fuerte intimidad que la convivencia genera. Estas cosas son irremplazables y hacen del sexo íntimo de la pareja algo especial y único. Es decir, el sexo matrimonial es complejo, mientras que el sexo SW es simple, sólo genital, allí lo que se expresa es sexo y sólo esa sensación, sin otros compromisos ni asuntos pendientes, no se incluyen los valores ni el amor.

Una cosa es segura, el sexo SW no puede remplazar el amor hacia la pareja.

Es importante transformar el miedo en confianza, y la aterradora imagen de que nuestra pareja goce con otros en una placentera forma de compartir fantasías y placer mutuo. Lo contradictorio es en general dialéctico: negamos lo que aceptamos y aceptamos lo que supuestamente negamos. El SW es en si una contradicción, puede ser placentero y nocivo, conveniente e inconveniente, todo depende de cómo se viva. {=}


Become a member to create a blog