Por fin lleg  

rm_buti70 48M
0 posts
3/14/2006 8:20 pm

Last Read:
3/15/2010 6:18 am

Por fin lleg


Por fin llegó el momento, la noche empezaba a caer, faltaban minutos para la hora a la que habíamos quedado, después de la reconfortante ducha, me vestí y bajé al comedor del hotel. Un simple vistazo al salón me sirvió para reconocerte, llevabas una blusa de seda, entreabierta que dejaba imaginar la redondez de tus pechos, la marca de tus pezones en la blusa, denotaba que no llevabas sujetador. Una elegante falda de raso negro, cubría tus piernas, por la abertura lateral se podía vislumbrar la fantástica longitud de tus piernas, la suavidad de tu piel, la dureza de tus carnes.
Solo verte sentí el calor en mi entrepierna, mejor que lo soñado. Me acerque a tu mesa, me habías reconocido, te levantaste y cuando llegué a ti, nuestras bocas se buscaron para unirse en un gran beso, parecía que nos conociéramos de toda la vida.
Durante la cena, conversamos sobre nosotros y a la hora del postre, mi mano que estaba sobre la mesa, se acercó a la tuya, las unimos, mis ojos que hasta ese momento me había costado mantener alejados de tu escote, miraron a los tuyos. Una mirada cómplice dijo el resto. Al terminar la cena, subimos a la habitación, el verdadero postre estaba servido, al cerrar la puerta, un abrazo se hizo el dueño, mis manos buscaron tu espalda, tu cintura, tu trasero, tu boca y la mía se hicieron una, nuestras lenguas juguetearon, tu me quitabas la camisa, mientras mis manos desabrochaban tu falda, nos separamos unos centímetros, lo justo para poder terminar de desvestirnos y allí estábamos, tal y como nuestra madre nos trajo al mundo, mi polla en una completa erección hacia denotar lo caliente que estaba, mi mano buscó tu entrepierna, sentí enloquecer al notar el calor y humedad que desprendía, separé tus labios y agachándome introduje mi lengua entre ellos, mis manos sujetando tu culo, moviéndolo, presionándolo contra mi cara, mi lengua jugando con tu clítoris, lo mordisqueo y juego con él, siento como tus piernas comienzan a temblar, te vas a correr y yo me lo voy a beber. Noto tu flujo saliendo por esa maravillosa rajita, lo huelo lo saboreo, noto su calor, tus temblores no hacen más que aumentar mi excitación, me levanto y asiéndote por las nalgas te llevo en volandas hasta la cama, te tumbo y sin contemplación te la clavo, de un golpe, hasta el fondo, la penetración en medio del orgasmo te produce otro, pero yo no quiero parar, sigo penetrándote con furia me gusta ver como te corres.
Tu misma te contradices, me pides que te la saque que no aguantas más pero tus uñas clavadas en mi espalda me impiden apartarme. Cogiéndote por la espalda te levanto para que quedes sentada encima de mi. La sacas y con respiración entrecortada me dices, “déjame descansar”.
(continuará…

Become a member to create a blog