Mis experiencias  

73Vandenberg 45M
0 posts
4/3/2005 4:50 am

Last Read:
3/28/2008 2:34 am

Mis experiencias


Comienzo éste "blog" de una forma muy curiosa: sin nada que contar.
Quizás en un futuro no muy lejano pueda poner algo, depende de vosotras.
Podría contaros mis experiencias hasta ahora, pero la verdad es que son un poco decepcionantes, de ahí mi decisión de lanzarme a la aventura en una página de éste tipo. Lo que quiero contaros aquí son mis experiencias con gente de aquí, así que espero que pronto pueda poner alguna. Quizás os podría contar mi experiencia un poco más picante. Fue hace unos años, antes de casarme, con una compañera de trabajo, casada y con un niño. No nos llevábamos especialmente bien, sólo un "hola" y "adios" y alguna frase de cortesía de vez en cuando. Una noche tuve un sueño erótico con ella, y a la mañana siguiente nos cruzamos y la comenté que había soñado con ella. Se azoró un poco y me dijo:
"Si es algo bueno, no lo cuentes, así quizas se cumpla."
"Es bastante bueno", comenté.
Así quedó la cosa.
Al cabo de unos días nos encontramos en la máquina de café y me preguntó que de qué iba mi sueño.
"Nada, una tontería", dije yo.
Ella insistió, y yo me hacía el dificil, aunque estaba deseando decírselo porque yo veía que ella sabía de qué iba la cosa ("Piensa mal y acertarás", dice el refrán). Al fin se lo dije y ella reaccionó diciendo:
"Los sueños, sueños son".
Al día siguiente recibí un mensaje suyo en el móvil diciendo que necesitaban de mis servicios en una de las secciones de mi lugar de trabajo. Me presenté allí sin sospechar nada (esas llamadas o mensajes eran habituales), y una compañera suya me indicó dónde tenía que ir exactamente: el cuarto de contadores.
"Y qué voy a hacer yo en el cuarto de contadores?", dije.
"No sé nos han dicho que te llamemos y que entres a ver algo que acaba de llegar".
Entré, miré, busqué y no vi nada raro. Me dí la vuelta para preguntar qué narices era lo recién llegado y no encontré a la compañera. En su lugar me encontré a la "de mis sueños", que me empujó adentro otra vez y cerró la puerta. Sin decir ni palabra me plantó un morreo la mar de húmedo que me dejó tiritando. Me dijo:
"Así empezaba tu sueño?"
"No exactamente, pero no va mal del todo"
Entonces sacó de un armarito donde están los útiles de limpieza una especie de colchoneta de esponja, por el tamaño calculo que de un sofá o algo así. La echó al suelo, me empujó suavemente de los hombros, me hizo tumbarme y me quitó los zapatos y el pantalón.
"Así no te escapas", me dijo.
"No tenía intención" contesté.
Se abrió la blusa y se tiró del sujetador hacia abajo, descubriendo dos pechos pequeños pero muy apetitosos. Me dijo:
"Ves? cuando un sueño es bueno y no se cuenta, se acaba cumpliendo".
No contesté, estaba muy ocupado lamiendo esos pezoncillos oscuros que ya estaban duros como dos pequeñas piedras. La dí la vuelta y me puse a recorrer su estómago con la lengua, hasta el ombligo. Quise seguir bajando, pero no me dejó.
"Eso no lo soñaste, no?"
"Pues... no..."
"Entonces nada"
Se puso encima de mí y me acarició el pecho, bajó hasta la goma de mi slip y la metió debajo.
"Esto tampoco lo soñé", dije.
"Pero yo sí", contestó.
Me dejó de piedra. Bajó su cabeza hasta donde tenía la mano y empezo a lamer, y después me hizo el mejor "trabajo" que me han hecho hasta ahora. Pero no permitió que la tocase. Al terminar me dijo:
"Si tienes otro sueño, avísame"
Por supuesto que lo tuve, esa misma noche, pero no se lo he podido contar: La trasladaron a los pocos días, y aunque la he llamado alguna vez no ha querido que nos veamos.
Espero poder contar pronto algo parecido con alguien a quien conozca a traves de ésta página.
Hasta pronto!

Become a member to create a blog