Volv  

vodevil74 42M
0 posts
4/13/2006 12:22 pm
Volv


Volvíamos de tomar unos tragos, tu manejabas el coche en una noche cerrada y oscura, apenas brillaban estrellas veladas por las nubes. Sentíamos calor, la amenaza de una tormenta eléctrica erizaba el cabello, entraba algo de brisa por las ventanillas del coche, suficiente para mover tus cabellos. Tus ojos brillaban fijados en la carretera intentando no fijar intereses por mi respiración agitada cuando me acercaba a tu cuello para dejar un beso. Sujetabas el volante con las dos manos pero en un momento que quisiste cambiar la marcha robe tu mano para convertirla en tu tormento. Me pareció exquisita y tuve q plantar otro beso, tu muñeca quedo marcada como fruto de mi deseo. Pero no me pude conformar con eso, sabiendo q por lo menos el brazo se rendiría subí con mi boca solo hasta el codo para ver tu sonrisita. Creías que te salvarías, pero estando en desventaja tu brazo era mío y yo aun me sobraba. Mis manos estaban nerviosas pues estaban solas y paradas . Poco a poco mi derecha se acerca hasta tu rodilla al mismo tiempo q volvía a tu cuello. Mi mano creyéndose en racha intento escalar los jeans dando vueltas de izquierda a derecha, pero antes de llegar a la cima pensó descansar y quedose allí plantada. Acerque los labios a tu oído para susurrar lo evidente y no tener que gritarlo; te deseo, quiero hacerte el amor ya mismo Por fin me miraste!, tus labios se entreabrieron y tu pecho se acelero de forma casi imperceptible, mi mano cobro vida e intento reconocer mas terreno hasta darse por satisfecha atrapada entre tus piernas. Dócilmente me separe de ti y volví a traer tu mano para besarte entre los dedos y manejarla hacia abajo. Mis pantalones de tela poco dejaban a la imaginación pero como no mirabas me sentí libre para que sintieras lo que te deseaba. Baje tu mano para apretarla contra mi vientre sin que tuviera esperanza de que la soltara, me acariciabas marcando las siluetas de mi entrepierna . De pronto salto a llover de forma torrencial, estábamos ya cerca de casa. Por lo que nos apresuramos a llegar bien y entrar el coche en el garaje. El garaje era tremendamente amplio, se oía la lluvia chocar contra el techo y el ambiente húmedo. Algunos fluorescentes dejaban de dar luz a intervalos. Salimos del coche y me acerque a ti por detrás cuando cerrabas el coche. Te tome por la cintura deslizando mis manos por tu blusa. Mis manos se movían entre tu y el coche, de arriba hacia abajo, algunos dedos rozaban y pasaban por tus bragas. Poco a poco subiendo hacia arriba palpe tu tetas haciendo círculos mientras acercaba mi boca a tu oreja. Nuestras cinturas estaban completamente pegadas, no se distinguía a dos. Posaste tus manos sobre la capota del coche y ambos lanzamos suspiros y jadeos. Mis manos seguían por tus pechos, pero valientes se deslizaron por la espalda para liberar lo q deseaban. Siguieron demorando y palpando tus pechos libres ahora hasta que poco a poco de la cintura te fui dando la vuelta para ponernos de cara. Te bese profunda y apasionadamente mas y mas hasta q poco a poco mis manos empezaron a levantar tu camisa al son que mi boca bajaba por el cuello. Seguía deslizándome hasta hundir mis labios marcando aros con la lengua. Ahora yo estaba a tus pies en cuclillas, tu ombligo mi delicia poco a poco lo exploraba hasta soltarte el primer botón de tus pantalones.
Seguía entretenido cuando de pronto alguien bajaba rápidamente con pudor nos escondimos y decidimos retirarnos a casa. Yo tenia en mi bolsillo tu prenda delicada q vos pedisteis y que no os fue concedida.
Fugaz fue la subida hasta casa la puerta la abrimos de golpe y nos dirigimos a la habitación y sin pensar en nada mas a la cama fuimos a parar. Una vez allí te sentaste a los pies de la cama y empecé a desnudaros. Primero la blusa, besando cada rastro q dejaba en tu piel. Después los pantalones poco a poco deslizándolos mientras yo seguía su curso explorando, los pliegues de tus bragas quedaban atrapado con mis dientes. Seguí por la ingles bajando poco a poco marcando un surco con la lengua. Para terminar con los pantalones estire y me encontré con tu rodilla que también bese y bese subiendo por la parte interior de tus muslos. Mas arriba y mas arriba hasta llegar a tu centro y perder mis orejas entre tus piernas. Empezabas a susurrar placer, querías llevarme contigo. Me deshice de mi ropa rápidamente y acercándome como estaba poco a poco deslice mi cuerpo por el tuyo manteniendo la distancia. Roces y más roces, nuestros cuerpos sudaban y brillaban y fue en ese momento cuando decidí q teníamos q ser uno, y poco a poco fui hacia dentro tuyo. En ese mismo momento deje de respirar por instantes, y solo te miraba dando dulces roces a tus labios. Me fui moviendo de un lado a otro como si de un vaivén se tratara, mis músculos se tensaban y cada vez tenia mas ardor. Tu me apretabas la espalda y deslizabas tus manos por mi culo deseando que no parara. Empezamos a movernos los dos como si de un ritual se tratase, desbocados, sin apenas poder mantener el aliento seguimos hasta que parecias desaparecer y volver lo cual me produjo el mayor aliento y en mi orgasmo me embargue hasta empezar a temblar cayendo rendido a tu lado sin mas necesidad que sentir que estabas allí y que había sido todo real.

Become a member to create a blog