Al  

tuya250 50F
423 posts
2/15/2006 9:39 pm

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

Al


Era una mañana de agosto, el calor intenso, la temperatura llegaba a 40º, algo que jamás se da en mi ciudad,había estado caminado y algo agotada ya divisé un pequeño parque y en él un columpio, años que no me sentaba sobre uno, sin pensarlo me dirigí allá para descansar mientras tomaba un helado; de pronto se me acerca un hombre joven,contemporáneo mío, por sus facciones no era español, por su forma de hablar y pronunciar parecía serlo pero su dejo era algo extraño, tampoco podía identificarlo con algún país del continente americano.
Luego de una breves presentaciones y dudas de ambos sobre nuestra procedencia me contó que era jordano, se llamaba Alí, vivía hacía más de 5 años en Madrid, nos quedamos un rato en el parque, después entramos a un bar a tomar una bebida fría y quedamos en encontrarnos por la noche cerca al tío Pepe.
Yo tenía pareja, él al día siguiente partía hacia su pueblo a tomar unas vacaciones por quince días, ya antes lo había hecho yo, y no pudimos hacerlo juntos por no coincidir en nuestras actividades; a él también lo vería esa noche, pero quedamos que era por poco tiempo porque tendría que levantarse muy temprano para emprender su viaje; por eso no dudé en encontrarme después con Alí.
Llegó la noche me encontré con mi pareja, en determinado momento me dice, a la diez me voy, a lo cuál no puse ninguna objeción, está bien le contesté, no te preocupes yo pensaba en Alí, había quedado con él de diez y treinta a once de la noche; sin embargo al llegar la hora en que mi pareja tenía que marcharse, no quiso hacerlo y nos quedamos hasta después de la media noche, por lo que mi cita se frustró.
Pasó cerca de una semana y me encuentro a Alí en un centro comercial, me disculpé por dejarlo plantado ( como decimos aquí ), salimos del centro comercial, no recuerdo si tomamos una bebida o helado y nos citamos por la tarde.
Esta vez no fallé, él llegó en su coche y en algún momento de nuestra cita me pide lo acompañe a su casa a sacar algo que había olvidado; acepté ir con él, vivía por el Carmen, más abajo de las Ventas; al llegar a su casa me invitó a entrar, le dije que no, que lo esperaba en su coche, insistió, y por no querer demostrar extrema desconfianza acepté, luego de ingresar a su vivienda él cierra la puerta y le echa llave, guardando la llave en el bolsillo de su pantalón; esto me inquietó mucho y me dije " te metiste en la boca del lobo, ahora a ver cómo le haces para salir de esta "; y como en toda situación difícil no se como le hago para desconectarme, que aflora en mi mucha serenidad; en realidad la serenidad es un gran recurso, si alguien pretende violarte, asaltarte y te muestras serena y colaboradora es posible que no suceda nada; y ya lo había probado en un pequeño asalto dónde el delincuente ante mi serenidad se puso muy nervioso, transé con él y le di lo que yo quise, no me arrebató nada.
Volviendo a la casa de Alí, haciéndome la que ignoraba el modo que había cerrado la puerta le comencé a preguntar por algunos objetos y adornos que eran propios de su mundo, él me iba mostrando y comentando también muy sereno; preparó una especie de té de hierbas jordano para los dos y en algún momento me dice que si quería darme un baño, esto me desconcertó en un inicio, yo no sólo me había dado un baño antes de acudir a la cita sino que estaba perfumada, ya había entrado al servicio a lavarme las manos y la puerta no era muy segura, tampoco es una petición que uno espera, volvió a insistir y me acordé que cuando los musulmanes van al templo se hacen abluciones para purificarse, no sé, si al no ser musulmana y por ende ser una mujer impura según su fe, era preciso que tomara un baño antes de tener sexo conmigo, volví a rehusarme y lo intentó unas veces más sin conseguirlo, entonces desistió, dejamos su casa, nos fuimos por ahí, no recuerdo si terminamos en un pub o en una discoteca; al final me dejó cerca de mi casa nos despedimos, no insistió en nada más, quería verme al día siguiente, le dije que tenía pareja, que él había viajado y que aquella primera vez no pude ir a nuestra cita por quedarme con él, no le importó eso; le advertí que si salíamos sólo como amigos, no encontré química que me hiciera desearlo, aunque me pareció un tipo muy caballeroso, atento y hasta tierno, pero no despertó otra pasión en mi; así quedamos en vernos al día siguiente por la noche para ir a cenar.
Volví a encontrarme con Alí, cenamos, de ahí fuimos a un pub a tomar algo y cuando supuestamente se acababa nuestra cita y estábamos en su coche, de pronto se detiene en algún lugar y ahora si va directo al asunto, me toma por los brazos, me acerca hacia él y me besa, sus manos también intentaron tocarme, me pidió para tener relaciones, le recordé que había aceptado salir con él sólo como amigos, volvió a besarme, pero ante mi negativa, hizo una crítica a las mujeres occidentales, no le había ido bien en sus intento de ligar o hacer pareja; puso en marcha su coche me dejó cerca a mi casa y no volví a saber de él.

Become a member to create a blog