Pasi  

rm_ulisesbilbao 48M
5 posts
12/8/2005 7:32 pm

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

Pasi

Al día siguiente, no hubo coincidencia con Ander... pero sí tercer mensaje, "Un juego diferente" con el habitual inicio de relato "El mensaje que llegó de ander (...)" y el enlace al blog donde se encontraba la tercera parte del relato. Ainara notó como su tiempo de respuesta para acceder al blog y leer el relato era cada vez menor, algo querría decir eso. Además, estaba empezando a entrar en una fase en que las conversaciones, los mensajes, las ofertas, las propuestas eróticas, todo le estaba empezando a sonar repetido. Al menos el relato marcaba una promesa de seguir, y una propuesta diferente. No estaba muy claro cuál y a Ainara le apetecía controlar la situación, así que esta vez ane_35 no escribió un comentario a la entrada del blog (que por cierto, empezaba a tener ya unos cuantos comentarios, proponiendo cómo continuar, marcando pautas, haciendo apuestas sobre cómo iba a seguir, posicionándose a favor o en contra de la protagonista...), sino que directamente le escribió un mensaje a ander_36: "El jueves estaré conectada a la noche. ¿Hablamos un rato?"

Según Ainara pulsó el botón de envío, sintió un escalofrío. ¿Estoy poniéndome a tiro? ¿Por qué no esperar a que sea él quien de el siguiente paso? "Va a pensar que estoy interesada en él... y en realidad..."

En realidad lo estaba, pero este no era el proceso habitual. Ainara esperaba el interés de "sus" chicos, descifraba sus personalidades y sus propuestas, pero nunca era proactiva. Quizás inconscientemente, no quería implicarse en exceso, no quería aparentar un interés excesivo. Pero ya estaba hecho. Ander entraría... o no, el jueves a chatear. Y ella estaría esperando.

Pero cuando estaba a punto de cortar la conexión, de repente se lanzó la ventana de msn. "ander_36 dice... Hoooola Ane! ¿Estás ahí todavía?"

A Ainara se le escapó un suspiro sobresaltado. Uf, no estaba preparada para esto ahora, quizás el jueves... y era tarde, cerca de las 2 de la mañana. Demasiado tarde, sus ojos estaban ya picando mucho más de lo habitual y el silencio sepulcral del patio denunciaba que era la única nocturna despierta en todo el edificio.

En estas décimas de segundo de Ainara con sus pensamientos, apareció otra frase "Quizás sea un poco tarde, perdona, es que acabo de recibir tu mensaje y pensé que todavía podrías estar conectada."
"Si prefieres lo dejamos para el jueves, ok? Como veas"

Demasiado para aguantar, ella tenía la decisión, demostraría su capacidad de aguantar ¿cansada? ¿quién ha dicho cansada? Comenzó a contestar:
- "Estoy cansada, pero podemos charlar un ratito. ¿Cómo va esa historia?"

Fantástico . El cebo para la presa, un escritor no podría resistirse a eso. A leer...
- "Bueno, pues no tengo muy claro cómo continuarla. ¿Tienes alguna idea?"

Vaya, no me apetecen preguntas, sino respuestas:
- "Pues no, ¿y tú?"

Muchos segundos de silencio, demasiados. Ainara llegó a pensar que ander había cortado la conversación, pero no, siguió escribiendo:
- "Pues sí, tengo unas cuantas."

Y continuó:
- "La verdad, Ane, prefiero aprovechar para conocerte un poco más. En tu perfil pones bien poquito. ¿Te apetece que hablemos de tí?"

Vaya, había salido uno de los preguntones. A Ainara no le gustaban mucho los preguntones, prefería ser ella la que dirigiera la conversación. Pero había que seguir la corriente:
- "Vale. ¿Qué quieres saber?"

Y la respuesta no se hizo esperar:
- "¿Qué quiero saber? ¡Está claro! Los anhelos de tu corazón, los porqués de tu vida cotidiana, los secretos de tu vida, los deseos de la diosa que llevas escondida"

Aquélla noche, Ane se acostó más tarde de las 4. No tuvo más que una ventana de chat abierta... y escribió unas 15 frases por cada una que leyó de ander.


Become a member to create a blog