Navegando no s  

rm_ulisesbilbao 47M
5 posts
2/19/2006 3:45 am

Last Read:
10/22/2007 5:11 pm

Navegando no s

Embebido en mi lista interminable de cosas por hacer, de urgencias por cumplir y vida que empeñar en el camino, pongo música y me doy un minuto. Oigo "sólo pienso en tí" y no lo puedo evitar, esta canción siempre me recuerda a tí, a ese alma, gemela en ocasiones, alter-ego otras, a veces tan parecida y a veces tan diferente; pero alma en cualquier caso única en mí, la que marcó un antes y un después, la que llegó hasta fibras donde nadie había llegado antes, donde nadie llegará después.

¿Qué traerá el tiempo? No sé si tengo o no esperanza en lo que traiga, en esta época de mi vida simplemente me dejo llevar y he tenido por obligaciones del guión que plegarme a que mi camino sea el camino llevado por y para otros, hijos, ejercicio de responsabilidad.
Llegará el momento en que esa responsabilidad se acabe, y si mi alma sigue aún con fuerza, cosa que espero aunque a veces dudo, volveré a pensar en tomar las riendas, y a luchar por tener la vida que quiero y que espero. No sé si la merezco, pero lucharé por ella, y quién sabe si será solo o será con alguien... pero recuerda que sigo sintiendo que si hay alguien que ya ha estado en mi vida a quien querría llevar en ese barco, eres tú.
Probablemente llegue otra... corsario... que me acompañe en esa singladura, o quizás deba ser yo solo quien surque el mar, yo y mi curiosa y peculiar manera de entender esta vida; en cualquier caso, serás tú la sirena que aparezca en mis noches en vela, mientras sujeto el timón y la cruda insistencia de la tormenta tropical azota mi cara; el alma de una ardilla hechicera que subirá y bajará por el mástil de mi nave, entre las velas hechas jirones de la vida atormentada que yo mismo he labrado.

En mi navegar, ese que hace que lo mejor de mi vida haya llegado, ese mismo que me hace encontrar mis momentos de tortura y el que consigue que en los sucesivos abordajes de piratas, mis bodegas hayan quedado vacías, y sin tesoros.
Ese navegar que me hace ser yo mismo, esa maldición. O bendición.
Este barco que es mi vida, este caos de maderas rotas y telas raídas, este desastre de brújula averiada que me lleva, en momentos como este no sé muy bien a dónde.


Become a member to create a blog