El retorno del Jedi...  

rm_liuvatar 43M
2 posts
11/23/2005 9:21 pm

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

El retorno del Jedi...

Desafortunadamente he tenido que ausentarme de estos sinuosos pasillos por causas que han sido imposibles de controlar. He experimentado algunas dificultades técnicas con mi conexión; ustedes conocerán perfectamente ese tipo de inconvenientes tan inherentes a los países en desarrollo...

De cualquier forma, las profundidades esclarecedoras de la noche han tentado mis sentidos una vez más, y es por eso que he venido a comulgar con mis pecados, a deslastrar meticulosamente aquellos rincones inhóspitos de mi mente para darle algo de vida a este confesionario pagano, que me ha servido para intentar dar a concer -aunque sea vagamente- una idea que en algún momento habrá tenido sentido -no sé ahora-.

Recapitulando, me parece necesario retroceder en el tiempo y recurrir a mi memomoria fotográfica -más bien traumática- para comenzar de una buena vez con lo que debieron ser las ideas iniciales que de alguna manera darían forma a todas estas elucubraciones azarosas que parecen no tener ningún sentido o motivo explícito.

Como persona que cree firmente en el libre albedrío, en la voluntad, en el deseo y la pasión, me pareció pertinente hacer un llamado a aquellos que también persiguen lo mismo que yo... sexo sin restricciones, complejos, discriminaciones o ataduras... todo un paraíso carnal.
Pude haber recurrido a otro lugar, a algo que estuviera más cerca del público que quiero atraer... la verdad no soy tan inteligente como sueno. Ni siquiera puedo poner una dirección como para ver si alguien se digna a decirme: "Me gusta tu idea, vamos a hacer un grupo y reclutamos gente". No, aquí eso no es factible.

Esa es mi principal motivación, además del hecho de no ser miembro plateado o dorado... lo cual me deja con muy poco con qué trabajar. Y sobre todo porque no puedo entrar en contacto directo con las personas que veo que son de Mérida, que añado a mi lista caliente y francamente no es mucho lo que puedo hacer por dejarles un mensaje o recibir algo que me haga saber que tengo la oportunidad de conocer a esa persona, a esa pareja o grupo que desea participar en alguna clase de vivencia sexual. Por eso recurrí al blog... a ver si por casualidad alguien se animaba a decirme cualquier cosa... así sea insultarme de vez en cuando por mi desquiciante y atormentante insistencia. Pero nada, no parece ser el lugar ni el momento ideal para tal hazaña.

Quiero formar un grupo merideño, con gente multicolor, pluripensante, que sea sano, discreto, divertido, y que no discrimine a nadie por su color, recursos económicos, tamaño del pene, etc. Me parece casi imposible comprender que en esta época no se puede dar con más facilidad algo que ya existe en la sociedad. Seré el último en enterarme dónde están reuniéndose para disfrutar de tantos placeres juntos... cosa que no puedo soportar.

Para ser más ilustrativo, me permitiré relatar un par de anécdotas que tengo como referencia sobre cómo pasamos de decir con mucha libertad algunas cosas a actuar de manera absolutamente conservadora o prejuiciosa.

Hace ya algún tiempo que no tengo pareja fija -novia- porque ha sido mi elección. Mi novia anterior -cosa que no me ha vuelto a pasar-, era bellísima y resultó ser muy experimental sexualmente. Digo esto porque en algún momento le propuse que hicieramos un trío con otra chica -con el temor de que me mandara al carajo ahí mismo-, a lo cual ella aceptó sin mayores complicaciones y para mi total y absoluta sopresa. Fui el hombre más dichoso en ese momento.

Tratamos de buscar a la chica en cuestión y fue una odisea, una travesía... en fin... casi imposible. Cada vez que conseguíamos una, resultaba que era lesbiana y no quería nada conmigo, sólo con mi novia. En una de esas, encontramos un matrimonio bisexual y parecía que las cosas podían darse, pero el chico no quiso que su esposa estuviera con nosotros -a pesar de estar dispuesta- por razones personales. Nunca entendí realmente por qué, sólo lo interpreté como un acto de egoísmo porque él quería que fuera un intercambio -lo que llaman swinging o swaping- y yo no estaba preparado para ver a mi chica con otro. No se dio y decidimos dejarlo hasta allí.

En todo ese trajín conocimos a una muchacha que era parte de uno de estos grupos sexuales que existen y que son guardados con mucho recelo. Obviamente ella quería con mi chica, mas no conmigo -no vayan a creer que soy un espantapajaros-. En una ocasión, debido a que la había agregado a mi msn, estuve hablando con ella sobre el grupo al cual asistía. Lo que recuerdo más vívidamente fue cuando le pregunté cómo hacía un hombre solo para formar parte del grupo, entonces me dijo enfáticamente que sólo aceptaban hombres solos si estaban recomendados -algo así como que tenías que tener un pene de 20 cm en adelante-, cosa que me pareció terriblemente castrante.

Entiendo perfectamente que nosotros cometimos errores infantiles en nuestra búsqueda, como quien dice, pagamos la novatada. Y a pesar de todo, me di cuenta que las cosas no son como aparentan ser, sigue existiendo un secretismo, una exclusividad, un prejucio y una exclusión tajante. Seguramente no he hablado con las personas adecuadas, pero lastimosamente no puedo decir que he tenido una experiencia agradable.

El sueño hace mella en mi cuerpo, mis ojos y mis pensamientos... por eso debo huir antes de seguir cabezenado y accidentalmente clavarme contra mi monitor o mi teclado. Me despido esperanzado en que este nuevo episodio reviva en mí y en los que me leen esas ganas por llevar acabo esta loable iniciativa.

Pleasant dreams...


Become a member to create a blog