UN DIA DURO 3  

rm_duckoy 41M
8 posts
4/9/2006 12:37 pm

Last Read:
10/12/2006 4:09 pm

UN DIA DURO 3


CÁRCEL DE METRÓPOLIS, DOS HORAS Y MEDIA DESPUÉS

El encargado de limpieza se acercó al alguacil, que estaba en su caseta de la primera planta.

- Alguacil, ya están acabados todos los pasillos.
- Bien, pues ya puede irse a casa. Fiche abajo.
- Sí, señor.

El encargado bajó hacia la salida, pero se detiuvo en unos servicios. Entró y sacó un móvil del bolsillo.

- Esto ya está, Stu. ‒ dijo susurrando.
- Vale, Benny. Sal de la cárcel y gira el muro por la derecha. ‒ contestó la voz del móvil.
- ¿Seguro que funcionará?
- Sí, no te preocupes.

Benny hizo lo que le había ordenado Stu. Una vez fuera, vio la furgoneta negra, la misma que Superman había intentado detener unas horas antes. Se subió en la parte de atrás y dejó la puerta abierta.

- Vale, Stu, hagámoslo.

Stu acercó la furgoneta al muro, mientras que Benny sacó el lanzamisiles de su bolsa, se lo cargó al hombro y disparó a un punto muy concreto del muro. Las alarmas empezaron a sonar...

Mientras tanto, en el Planet...

Clark estaba sentado en su mesa, meditando para qué podrían necesitar todas las piezas robadas.

“Quizás sean de Intergang... a lo mejor pretenden venderlas, aunque no se...”

En ese momento, el penetrante sonido de las alarmas de la cárcel casi hirieron su sensible superoído.

“Aaaauch”

Clark se levantó y se dirigió hacia la salida.
- ¿Dónde vas tan rápido, Smallville? ‒ preguntó Lois.
- Lois, tengo un chivatazo. Hasta luego.

Clark desapareció por la puerta.

- Maldito seas por no compartir tu información, Kent ‒ susurró Lois...

Una vez en la escalera de incendios, Clark empezó a acelerar hasta hacerse un borrón, a la vez que se abría la camisa... en ese momento, apareció el familiar escudo de la “S” roja sobre fondo amarillo... sacó su capa comprimida del bolsillo, y se quitó su ropa diaria, guardándola en el bolsillo trasero. Cuando llegó al tejado del edificio del Planet, emprendió el vuelo...

Superman llegó a la cárcel cinco minutos después. Vio a la furgoneta alejarse. Bajó y empezó a perseguirles.

- ¡Ahí llega, Stu! ‒ dijo Benny desde la parte de atrás de la furgoneta, a la vez que vigilaba el cuerpo metálico posado en el suelo.
- Bien, Benny... ¡hazlo!.

Benny cogió un control y pulsó un botón. En ese momento, las bombas que había puesto en escondites secretos mientras trabajaba de empleado de limpieza, empezaron a estallar...

¡BOUUUUUUUUUM! La gigantesca explosión detuvo a Superman en su vuelo.

Se dio la vuelta, y vio lo más parecido al infierno que pueda imaginarse.

“Oh, no”

Estaba claro lo que tenía que hacer. De nuevo, la captura de aquellos dos tendría que esperar...

Superman se acercó a la cárcel. Lo bañó todo con su visión de rayos X. Todo el mundo corría de un lado a otro enloquecido. Algunas celdas del tercer piso se habían abierto, y varios presos se estaban amotinando. Pero lo peor era lo que pasaba en el primer piso...

Superman bajó y atravesó la pared. Tras esto, aguantó el techo del primer piso sobre su espalda, que estaba a punto de caerse.

- ¡Superman! ‒ dijo un guardia.
- ¡Superman, sálvanos! ‒ dijo un preso.

Con su visión calorífica, abrió las puertas de las celdas. Los presos salieron.

- ¡Al patio! ¡Deprisa!
- ¡Pero Superman, no podremos con todos los presos! ‒ dijo un guardia.
- No importa que se escapen, agente. Ya les atraparemos. ¡Sálvense!

Guardias y presos salieron. Tal como todos imaginaban, en el patio empezó un motín parecido al de la tercera planta, si bien algunos presos se quedaron al margen.

Los guardias de la segunda planta (la que había sufrido menos daños) también estaban sacando a los presos al patio, aunque les tenían controlados.

En la tercera planta, el caos era inenarrable. Superman entró por una ventana, solo para ver hombres armados por doquier. Había un enfrentamiento.

Sin posarse en el suelo, Superman se movió a supervelocidad. Cogió las armas de los presos, y las retorció hasta hacer una bola metálica con ellas.

- ¡Bajad al patio! ¡No sé cuanto aguantará esto!

Todos, guardias y presos, obedecieron. Cuando estuvieron todos abajo, Superman se posó en el suelo y todos los presos dejaron de pelear. Los guardias les esposaron y les pusieron en un círculo. Llegaban coches de policía.

- ¿Qué ha pasado? ‒ preguntó Superman al alcaide - ¿Se han llevado a alguien?
- Han entrado en la zona de máxima seguridad especial.
- Y... ¿a quién han liberado? ‒ preguntó Superman. Fuese cual fuese la respuesta, significaba problemas, pues la zona de máxima seguridad especial era donde encerraban a los villanos con superpoderes... sus enemigos.
- Pues... ‒ el alcaide hizo un movimiento de cabeza hacia los presos de aquella sección. Estaba el ataúd donde estaba contenido el cuerpo del Parásito... Livewire con grilletes especiales vigilada por dos guardias... y... nadie más.

“Oh, no...” pensó Superman.

Ya sabía por qué aquellos dos se habían llevado las piezas metálicas de los laboratorios...

rm_duckoy 41M
1 post
4/17/2006 4:15 am

Jajaja. Ondia, pues es verdad... no me habia dado cuenta!


Reyna_ginebra2 44F

5/23/2007 3:27 pm

que tienen los hobres en la cabeza?
tienen de todo
de todo no
no tienen caspa
jejejejejeje
como dicen en la sexta un besote chychy


Become a member to create a blog