Entre amigas  

rm_dondiablo75 41M
2 posts
8/25/2006 12:26 pm
Entre amigas


Os voy a contar otra de mis historias; para que me vayáis conociendo, y sepáis de que pie cojea este diablillo.

Bueno, esto ocurrió hace muchos muchos años. Pongamos que fue en el verano del 99. Unas amigas de fuera de Madrid andaban por aquí, se alojaban juntas en un hotel casposo del centro.

Total, que como es habitual cuando vienen las amigas a pasar el finde, te pasas el dia de juerga. Aquel sábado nos corrimos una juerga en condiciones, se nos hizo de día borrachos como cubas y poco a poco los amigos se fueron descolgando. Al final nos quedamos los tres, nos amaneció en la Avda de Brasil, á una tiradita del hotel; así que allá que nos fuimos andando.

Cuando llegué me dí cuenta de lo cansado que estaba, así que me tiré a la piscina. "Niñas, estoy doblado. Espero que no me hagáis volverme a casa andando". "Puedes quedarte a dormir con nosotras, DonDiablo (por supuesto, nadie me llama DonDiablo, ese sólo es el mote que he elegido en esta página), pero no intentes nada" me dijo una. Jijijij.

Así que subimos, la habitación tenía dos camas que rápidamente unimos; ellas fueron pasando al aseo para ponerse unos camisones, y yo me quedé en mis boxers.

Total, que nos metimos en la cama; joder, menudo calentón. Estaba con un par de amigas en la cama, los tres algo bebidos. Yo no estaba muy seguro de cómo empezar aquello, pero no me hizo falta. Enseguida noté una mano en mis huevos, que se deslizó sigilosamente por debajo de mi ropa interior y comenzaba lentamente a acariciarme. La cosa pintaba bien, yo igualmente sigiloso me retorcí para poder meterle los dedos por debajo de las braguitas a aquella golfilla, que había empezado a masturbarme despaciiito despaciiito.

LA situación tenía morbo, estábamos allí los dos masturbándonos mutuamente al lado de una amiga que no sabíamos si dormía o no... lo supimos enseguida. "¡Vosotros dos, qué estáis haciendo", dijo encendiendo la luz de la mesilla. Estuve a punto de morir de un infarto; le pegó un tirón a la sábana y nos pilló. Yo estaba cachondo como una mona, ella también. Sonrió y también me tiró la mano a los huevos; era la más mona de las dos, así que nos empezamos a comer la boca.

Ahora intentad visualizar la escena; una tía haciéndome una paja lentamente mientras le metía los dedos, y la otra acariciándome los huevos mientras nos liábamos con furia. Ese día veía que iba a cumplir la fantasía número 1, común a todos los tios: mirar hacia abajo y ver a dos golfas compartiendo tu polla, haciendo una mamada como buenas amigas.

Lo vehía claro, pensaba que ese era el día; de hecho la que me la estaba pelando empezó a moverse y bajó lentamente; me dio algunos tímidos lametones en el tallo, de hecho se la metió en la boca. Si joder, sí, ahora sólo me faltaba convencer a la otra; y bingo.

Sin embargo, no fue así. La muy egoísta la acaparó para ella sóla, siguió con ella mientras su amiga me acaribia las pelotas; y no la soltó hasta que me corrí.

Por desgracia, la cosa no pasó de ahí. Fue divertido, y aunque nunca he vuelto a repetir una experiencia similar supongo que me supo a poco... Esperaba haber visto ese momento mágico en el que una mujer se saque mi polla de su boca y sonriendo se la pase a una amiga...

Pero nunca es tarde si la dicha es buena.
Un beso chiquitín con un swing,
DonDiablo

PS- sí, nos hemos vuelto a ver desde entonces y no, nunca hemos hablado de ello.

Become a member to create a blog