Noche singular III ..... continuaci  

rm_ahca18 55M
0 posts
1/27/2006 10:02 am

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

Noche singular III ..... continuaci


Despues de concluído aquella función de sexo desenfrenado, nos reunimos en el especioso living disfrutando de unos tragos que nos sirven para bajarnos de nuevo a la tierra y para refrescar los motores que esta noche alcanzaron sus máximas temperaturas. Uno a uno o algunos de a dos nos vamos metiendo en la ducha, para tomar un baño reparador y que nos prepare para seguir disfrutando de aquella noche alucinante, extraña y cautivante a la ves.
Luego de la calma que anuncia una nueva tormenta, con Sandra nos disponemos a brindarle nuestro obsequio de cumpleaños a Carlos, por lo que nos vamos, los tres hacia otra de las habitaciones esta vez iluminada con una lámpara que colgaba de el techo con un interruptor con atenuador lo que permitía regular la iluminación, amueblada con una gran cama antigua de roble, dos mesas de luz y una enorme cómoda haciendo juego, en un extremo había un largo sofá antiguo de cuero marrón. En el living quedaron Nicole y Cris brindando con vino y mirandose a los ojos, con la intención de terminar lo que ambas habian comenzado un rato antes, pero esta ves sin la participación de Carlos, ahora estaban ellas solas la una totalmente para la otra.
Nosotros nos sentamos en el amplio sofá, Sandra en el medio de los dos. Comenzamos a acariciarla y a besarla, en el cuello en sus senos, acariciando sus piernas sintiendo como ella se relajaba y se entregaba al goce de tener a dos machos a su totalmente dispuestos complacerla y a hacerla disfrutar, sus mejillas se ruborizaron por el calor que subia poco a poco por todo su cuerpo y por las caricias y los besos que recorrian a duo todo su cuerpo, ella se entregaba y se dejaba hacer, sintiendo su cuerpo invadido por cuatro manos y dos bocas, ella cerraba los ojos para imaginar de quien era esa mano y de quien esa lengua que la estaba recorriendo, se estremecia de placer y sus pezones parecian brasas ardientes, su sexo comenzó a mojarse al sentir dos bocas una en cada pezón jugando a hacerla feliz, ella simplemente se relajaba y se dejaba calentar, alternadamente fuimos con nuestras lenguas explorando su hermosa y mojada hendidura, hasta que en determinado momento ella se colocó sobre Carlos y comenzaron a chuparse mutuamente haciendo un 69, al quedar arriba y en cuatro patas inclinada lamiento el enorme falo me brindaba su hermoso trasero (que por otro lado era el único hueco disponible para mi, en esos momentos), me incliné y comencé a lamer suavemente sus nalgas, recorriendo con mis labios y mi lengua la linea media hasta comenzar a lamer su ano que comenzó a relajarse, permitiendo que poco a poco fuera intriduciendo mi lengua un poco más. Sandra se mecía prendida con sus dos manos al enorme pedazo de Carlos, sintiendo su lengua hurgando por su vagina y jugando con su clítoris a punto de estallar y sintiendo mi lengua en su retaguardia, en esos momentos siento que su vagina y su ano se empiezan a contraer para dar paso a un orgasmo interminable, que la deja sin aliento y hace que tenga que sacarse esa vergaza de la boca para poder respirar, se deja caer flacidamente sobre Carlos con una expresión mezcla de felicidad y satisfacción que nunca habia visto en su cara y que realzaba aún mas su hermosura y su sensualidad iluminada indirectamente por la semipenumbra de la lámpara parecía una diosa griega que habia bajado a la tierra a complacer a dos simples mortales.
Luego de tomarse un respiro retoma la tarea tomando mi pija con su mano y comenzando a jugar con sus labios sobre mi glande, alternando besos y lenguetazos, acariciando con ambas manos mis testiculos para luego comenzar a introducirse mi pedazo más profundamente en su boca, yo podía sentir mi sexo palpitando con sus cavidades y venas inundadas de sangre, y la suavidad de su boca, el calor de su saliva succionando despacio, sin pausa y sin prisa mi garrote entumecido.
Mi entras Sandra se entretiene conmigo, Carlos aprovecha, abre las piernas de Sandra y comienza a introducir su enorme pedazo, ella lo deja hacer si se acomoda mejor para permitir y permitirse que la disfruten. Siento su cuerpo comenzar a hamacarse suavemente al influjo de los empujes de Carlos y esto hace que mi verga entre y salga despacio de su boca, nos acoplamos a ese ritmo cansino gozando plenamente sintiendo el placer correr por nuestros cuerpos aumentado por la posibilidad de ver y sentir a Sandra gozar en estereo (a dos pijas), viendo entrar y salir el pene impresionante de Carlos de su concha y sintiendo el placer de su boca jugando con mi pedazo, luego de un rato de juego ella decide cambiar los roles por lo que se sienta sobre mi estaca, hace que Carlos se paré adelante de su boca y comienza a chupetearle el miembro mientras subre y baja por mi sexo, siento su vagina caliente y húmeda que envuelve mi pene cual una estrecha y cálida vaina de terciopelo y veo su boca golosa hamacarse sobre el mástil a punto de estallar de carlos que hace esfuerzos sobrehumanos para no acabarse de una ves inundando la garganta de esta hermosa ehmbra experta en dar y darse placer. No conforme con esto Sandra se saca mi verga de su interior, el pedazo brillante y húmedo de su boca y me pide que la posea por el culo, se agacha sobre el sexo de Carlos para seguir chupandolo y me ofrece nuevamente su trasero divino, pero esta ves para que yo pueda disfrutarlo plenamente con mi verga totalamente lubricada primero con su saliva y luego con su sexo, apoyo mi glande sobre su ano y siento como éste poco a poco comienza a ceder al amepuje de mi ariete enhiesto a más no poder, me voy hundiendo en ella al compás de su respiración entrecortada sintiendo el jadeo intermitente de Carlos, sigo hundiendome en ella hasta hacer tope con los testículos, siento ese culito ahora enteramente a mi disposición y comienzo a jugar empujando con mis embates su cara cada ves más fuerte y profundamente contra el sexo de Carlos, que ya no puede aguantar más y se acaba enteramente en su boca, mientras Sandra manteniendo su pija en la boca con una mano, bebe hasta la última gota del licro del amor mientrasr con su otra mano, acaricia su clítoris cada ves más frenéticamente dejandose ir despues de Carlos. Al comenzar a acabarse, siento la tensión de sus paredes vaginales y su ano apretando mi sexo en fuertes contracciones que hacen que pierda totalmente el control y ese líquido viscoso y esfervecente sale de mi interior, corriendo raudamente por mi uretra despedido con placer y violencia para estrellarse cual lava hirviendo en la punta del condón pero queriendo perderse en la profundidad de su recto ....... esto continuará, hasta pronto

Become a member to create a blog