DESCUBRE  

rm_POSSAD 50M
0 posts
5/9/2006 9:38 am
DESCUBRE

Quise quedar contigo en un lugar especial. No solamente un lugar apartado y solitario. Cuando digo especial, estoy diciendo único, que solo existe, ahora y mañana, para ti y para mí.

Para llegar, no habrá que desplazarse, pero el camino será largo, difícil, no todo el mundo puede llegar…….. A este lugar solo puedo invitar a personas muy especiales. Me costó mucho encontrarlo, más de una vez perdí el camino, me desorienté y mis pasos me guiaron a lugares vulgares, ordinarios. Retomé el camino, una y otra vez, volví sobre mis pasos y me dediqué a buscar indicios de mi anterior paso, para no equivocarme de nuevo…..Me costó pero llegué.

Y ahora quiero que vengas tú.

No necesitas equipaje……deja las maletas, no las necesitarás. Tráete únicamente tu deseo y tu imaginación. Tráemelos para que yo pueda quedármelos. Quiero poseerlos yo, usar de ellos, jugar con ellos…….

Empieza el camino lo antes posible. En cuanto puedas, deja ocultos, bajo una piedra del camino, los convencionalismos y los prejuicios sociales, si quieres ya los volverás a recoger a la vuelta. Recoge toda la curiosidad que encuentres en tu viaje y tráela contigo. Si ves desvíos marcados por la hipocresía, no los sigas. Tampoco sigas los senderos en los que tengas que fingir. Si miras a lo lejos, siguiendo el sonido de mi voz, verás que el camino está sembrado de sinceridad, de franqueza……síguelo.

Cuando el camino profundice en el bosque oscuro, no temas, sigue caminando. Si al mirar atrás notas que te has alejado mucho de la realidad, no tengas pánico, siempre podrás regresar. En este viaje sólo prevalece tu voluntad, si la dejas en mis manos, te la devolveré en cuanto así me lo pidas.

¿Notas fatiga? Te confundes……..Si te cuesta respirar, si sientes fuego correr por tus venas, no significa que estés cansada. Indica que estás despertando a tu propio yo. A aquella parte de ti, que habían condenado a permanecer oculta. Se despierta y revoluciona tu cuerpo, tu mente…………Bienvenido seas Deseo.

Por fin estás aquí………

Salgo a recibirte al portal de nuestro refugio. También a mi me cuesta respirar, acabo de reconocer a tu Deseo, y el mío se agita salvaje.

No te toco, no te rozo,……..te indico el camino con una mirada. Entra. Cierro la puerta con mil cerraduras que responden a una sola llave. Llave que te cuelgo del cuello con una cadena de acero, fría, sencilla, sin ornamentos, pero auténtica y efectiva. A tu disposición. Sólo tu voluntad y tu deseo te retienen conmigo.

Permaneces de pie en el medio de la sala, la habitación es pequeña pero los muebles son pocos, da sensación de amplitud. Y tú, sola, en medio, te sientes rodeada por un abismo. Frente a ti, me sitúo yo, sentado cómodamente….mi mirada clavada en ti, con respeto, admiración, deseo,………..¡ como te deseo!……..pero guardo silencio, solo miro.

“Quítate la ropa”…………Poco a poco obedeces, tus manos no solo desabrochan y desatan, acarician, dan consuelo a tu piel, sensible y excitada. Y tus ojos brillan porque tu instinto de mujer ha detectado mi deseo, mi fiebre. Tu ropa resbala por tu cuerpo hasta el suelo en una caricia infinita, despertando todos y cada uno de los poros de tu piel. Escalofríos. Mil sensaciones imposibles de ordenar cruzan tu cuerpo y tu mente en un segundo.

Hay humedad entre tus piernas. La notas, caliente. Tus brazos cuelgan a lo largo de tu cuerpo sin poder, sin querer, tapar tu desnudez. Te turba y a la vez te excita mi mirada, descarada, directa, salvaje…..

Lanzo a tus pies una botella de aceite corporal, está caliente. Te lo pones, de forma lenta y sensual. Quieres evitar, pero no puedes, una medio sonrisa de satisfacción cuando compruebas que mi mirada es esclava de tus manos, de tu cuerpo……que mi ropa no puede disimular la evidencia de mi excitación, que mi respiración se vuelve ronca pese a mis esfuerzos de mantenerla normal……….sabes que te admiro, que te deseo……y eso te da poder.

“De rodillas”……..mi voz ha sonado como un latigazo, dolida en mi orgullo. Eres consciente de que tu mueca de satisfacción te ha delatado. Tu Amo, por unas décimas de segundo, ha descubierto en tu rostro, claros indicios de tu consciencia del poder que ejerces sobre él. Humíllate ante mí. Soy yo quien quiere dominar; soy yo el que quiere hacerte sufrir en demanda de una caricia.

De rodillas en el suelo, sobre la piedra caldeada por la próxima chimenea encendida permaneces atenta con el cuerpo brillante de aceite. Sobre tu piel se reflejan lenguas de fuego de una hoguera.

Me levanto y me acerco a ti. Ya no puedo ocultar mi erección, es tan evidente que ya no me importa coger mi polla por encima de la tela del pantalón. Traigo conmigo cuerdas de esparto, ásperas, duras…….

“¿Sabes lo que te espera, verdad?….”


Become a member to create a blog