Mi amiga y Sult  

rm_PALO_SEVEN 55M
0 posts
8/9/2006 1:23 pm
Mi amiga y Sult


Mi amiga y Sultán

Les voy a contar una historia real. Hace como seis años conocí a una amiga preciosa, de esas cosas deliciosas. Todos tenían que ver con ese cuerpo voluptuoso. No se como acepto una invitación mía para ir a la finca. Allí está mi mascota, un pastor alemán. Era ya muy noche, como a las 11 p.m. habíamos tomado unos tragos, cuando la chica se me alborotó pero no conmigo, sino con mi perro. Comenzó a acariciarlo y a tocarle la verga. Entonces yo le dije que si quería coger con Sultán (así se llama mi perro), primero tenía que coger conmigo, por lo que aceptó. Fue una cogida increíble, se regó tres veces conmigo. Después se puso de cuatro patas y puse a Sultán a que le chupara la rajita, tanto que no la soltaba y ella se regó otra vez. Luego lo acomodé para que se le encaramara y no lo pensó dos veces, ya su verga estaba afuera y yo la guié hasta la raja y empezó a cogerla de tal forma que ella pegaba alaridos de placer. Al otro día ella me contó su afinidad a los animales. Entonces nos dió ganas de cogernos nuevamente. Yo estaba boca arriba, ella me hizo el sexo oral y me la puso como de hierro, se sentó encima de mi verga y se la metió toda, se recostó a mí y sus deliciosas tetas me pegaban en el pecho por lo que la abrace mientras le metía y sacaba mi falo. No me di cuenta porque estaba tan excitada hasta que vi a sultán lamiéndole el culo, y no fue cuento que en un momento el perro estaba encaramado de ella tratando de fornicarla y no encontraba el hueco. Yo le revisé el hueco del culito de mi amiga, le metí el dedo y lo expandí un poco, luego le tomé la picha al perro y se la guié hasta el hoyo y pum se la ensartó. Ella pegó alaridos, no de dolor sino de placer. No se cuantas veces se vino. Así estuvimos como 20 minutos, el perro se regó en sus entrañas y permaneció quieto como tres o cuatro minutos mientras se le bajaba la pelota dentro del culo de mi amiga. Después que el perro salió, nos fuimos a bañar y me contó la experiencia tan deliciosa tenida allí, que quería repetirla. Con lo que me contó me volví a templar y ella me dijo que si no había quedado satisfecho, yo le dije que con una mujer así tan alborotada quien quedaba satisfecho, así que nos fuimos al cuarto otra vez, pero esta vez cerré la puerta para que no entrara Sultán y tuvimos la mejor sesión de sexo de toda mi vida.

Become a member to create a blog