T  

rm_LucyFire1 40F
57 posts
3/30/2005 6:14 pm

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

T

HEDONISMO Nombre dado a una determinada corriente de pensamiento que identificaba el BIEN con el PLACER, con un estado de suprema felicidad.

¿En que consiste entonces la escencia del Hedonismo?

Las primeras definiciones del hedonismo sostenían que el bien equivalia al placer y que el dolor al mal. Dentro del primero, se encontraba "el placer material" o el placer de los sentidos que se creía indispensable para alcanzar el placer espiritual. El hombre, en su vida cotidiana, debía luchar por acercarse al placer y alejarse asi del del dolor
No obstante la doctrina de Epicuro señala que el dolor, como también el autocontrol, tienen valor hedonístico; porque el dolor es a veces un medio necesario para la salud y el placer; mientras el autocontrol y el ascetismo prudente son indispensables si quisiéramos asegurarnos el máximo de placer.
Estas doctrinas hedonisticas han sido siempre muy cuestionadas, tanto por considerárselas egoistas, como por no ser funcionales debido a su alto caracter subjetivo, que no permitiria establecer un código compartido por toda la sociedad a fin de establecer normas y leyes adecuadas al funcionamiento social.
Obviamente, ningún codigo de normas sociales puede basarse en algo tan subjetivo como el placer, que es definido individualmente y que de esta forma operaria atomizando a la sociedad.
Esta falta de funcionalidad respecto de cualquier proyecto de sociedad es lo que determina que el placer y el goce de los sentidos hayan sido y sean blanco de críticas y encarnizadas persecusiones ideológicas y no tan ideologicas...

El goce de los sentidos es,en resumidas cuentas,un asunto politicamente incorrecto

[blog lucyFire1]
LucyFire1


Hanter_noz 42M

8/3/2005 5:07 pm

El placer y el liberalismo funcionan bien para la mente que está libre de miedo a no conseguir nunca. El que se convence de que fracasará económicamente aborrece el liberalismo y se refugia en ideales de sociedades parecidas a la Aldea de los Pitufos, donde el trabajo de todos sirve a la comunidad, la comunidad sirve a todos, nadie es pobre, nadie es rico, todos tienen todo en igual medida y no existe el dinero, porque no es necesario.
Aquel que se convence de que nunca encontrará una pareja con la que pueda disfrutar del placer físico, se refugia en ideales de pureza y en la creencia de que el sexo es repugnante.
Ambos desearían que la sociedad obligara a todos a vivir igual que ellos. Ambos sienten miedo de la libertad, porque creen que otros conseguirán lo que a ellos les gustaría, mientras ellos sufrirán viéndoles disfrutar de lo que nunca podrán tener.
Cuando hay seguridad y esperanza, nos sentimos deseosos de la libertad que nos permitirá alcanzar lo que anhelamos.
El terror de ser incapaz de gozar igual que los otros es el origen de tantas prohibiciones que vemos por allí. Qué profundo y horroroso debe ser ese terror algunas veces, a juzgar por las matanzas y las atrocidades cometidas en nombre de ideologías y códigos que se fundamentan en prohibir que otros tengan los placeres que se teme no poder conseguir nunca.
Y ese terror viene de dos cosas, aparentemente:
1. No haber tenido ocasión de intentar alcanzar el objeto deseado suficientes veces.
2. Haber fallado la primera o primeras veces.
Tales experiencias parecen ser consideradas como prueba de que hay algo malo con nosotros mismos que nos impide lograr lo que deseamos.
Si hubiesemos tenido éxito a la primera, sin importar cuantas veces fallásemos después, hubiésemos seguido intentándolo, al igual que el jugador que adquirió el vicio del juego por haber ganado la primera vez que apostó en su vida.
Si tuviésemos más oportunidades de intentar alcanzar lo que deseamos, tendríamos algunos éxitos que nos animarían a seguir.
Pero, con frecuencia, en vez de intentar otra vez, nos apegamos a los fracasos iniciales. En consecuencia, nos negamos la oportunidad de seguir tratando de lograr nuestro objetivo. Y nos negamos la oportunidad de aprender las habilidades y adquirir los conocimientos necesarios para lograrlo. Nos convencemos de que el problema somos nosotros. Nos negamos a ver que el fracaso puede deberse a un problema del método usado, del lugar o del momento en que se usó, o de cualquier objeto o circunstacia externos. Nos creamos una imagen de nosotros mismos en la que nos vemos como incapaces de obtener lo que anhelamos. ¡Qué cruel!
Tal es, en mi opinión, la razón por la cual "El goce de los sentidos es,en resumidas cuentas,un asunto politicamente incorrecto", ya sea que el goce provenga del sexo, o del dinero y del confort material.
Si no es por eso, entonces seguro que no tengo ni idea y vivo engañado. Me pregunto si ese será el caso.
En fin, qué importa. Eso se arreglará muy fácil aprendiendo nuevas ideas. Tal vez hasta descubro que era al revés y después me da risa lo que pensaba antes.
Un beso de despedida para la genial Lucyfire!
Hanter Noz.


rm_LucyFire1 40F
20 posts
8/8/2005 6:59 pm

Wow!! Impactada por la respuesta Hanter Noz.
Ya haré mis comentarios


Become a member to create a blog