NOCHE DE LLUVIA  

mujerpasional2 41F
2 posts
11/25/2005 3:27 am

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

NOCHE DE LLUVIA


Noche de lluvia

Se subió al coche, apurada. La lluvia empezaba a ser más intensa y no quería mojar su ropa. Había salido corriendo en la mañana de su casa, olvidando el paraguas.
Puso en marcha el motor de su nuevo Audi A 3 , y tomó rápidamente la carretera que la llevaba a su casa.

Lorna era una joven de 28 años, de buen físico y agradable carácter, todos los hombres caían rendidos a sus pies apenas empezaba a hablar. Tenía una voz suave y cautivadora, adornada con una dulce y sensual sonrisa.
En el amor no tenía mucha suerte, pretendientes no le faltaban, pero el amor le era esquivo todavía.

Mientras manejaba, sentía todavía que sus manos le temblaban. Trató de no llorar por que quería demostrarse que era fuerte, y que nada doblegaría su carácter.

-Todos creen que soy fuerte, pensó en voz alta. Por que dirijo una empresa, por que vivo sola y soy independiente…

Los pensamientos se agolpaban en su mente y la hacían sentir mal. Una onda tristeza le oprimió el pecho y se escapó lentamente una lágrima de sus grandes y verdes ojos.

Cuando llegó a su casa, dejo su abrigo en el sillón, prendió la estufa y se sirvió un coñac. Necesitaba un trago ,
no quería sentirse mal pero no pudo evitarlo.

Subió las escaleras del looft, finamente decorado. Llegó al baño, y abrió el agua caliente,
Puso unas sales de lavanda en la bañera y dejó que se llenara. Mientras, fue a su habitación y buscó toallas limpias, se quitó la ropa, y contra su voluntad sus ojos seguían llorando.

-Necesito llorar , se dijo.

Entró en la bañera que desprendía un suave perfume de lavandas. Cerró los ojos y trató de tranquilizarse. Vio como sus manos temblaban de nuevo. Sabía que acababa de cometer un error . Un error imperdonable.

Pero la pasión había ganado la batalla y ella simplemente se dejó llevar. Darío le había echo el amor de una manera desenfrenada y única, logrando sacar de su piel sensaciones escondidas que ni sabía que existían. El deseo se desató frente a sus ojos, y arrastrada por el momento , lo disfrutó sin pensar en el mañana. Después de todo estaba sola y no tenía que dar explicaciones a nadie.

Pero a pesar de eso , la sensación de malestar proseguía en su pecho, doliéndole hasta las lágrimas. Se consoló pensando que guardaría esa noche solo para ella, y confiaba en que Darío jamás diría una palabra de lo sucedido.

Darío… cada vez que lo nombraba se estremecía todo su cuerpo. Recordaba casi a la perfección cada centímetro de su piel, sus hombros, su ancha espalda. Que placer la recorría de solo imaginarlo de nuevo!

Dejó de llorar abandonándose en el recuerdo de la pasión, y disfrutando de ese momento mágico que solo sería de ellos. Quizás se repetiría? La sola idea la invadió de nuevas ganas de hacerle el amor, una y mil veces a … Dario, suspiró y cerró de nuevo los ojos.

Cuando de repente sonó su celular. Saltó asustada de la bañera, se incorporó, mareada por un segundo por el brusco despertar. Se puso una toalla alrededor del cuerpo, mientras el agua seguía goteando , dejando marcas en el mármol oscuro del baño.

Llegó a la habitación , tomó el teléfono, y respondió.
-Hola , quién habla?
Del otro lado una voz femenina, entrecortada y llorona le dijo:
-Lorna? Soy Julia- apenas podía hablar, se le notaba muy nerviosa.
- Hola Julia , dijo suavemente- pero su voz no le salía del todo.
- Lorna debes venir al hospital , por favor, te necesito, Darío tuvo un accidente.

Un accidente? Pero si acababa de verlo y estaba bien, qué había pasado? Su mente empezó a divagar y ya no podía responder al teléfono.

Cuando llegó al hospital vio a Julia llorando. Trató de parecer serena, y la saludó con una abrazo.

-Lorna! Qué bueno que vienes tan rápido, te necesitaba.

- Aquí estoy, como siempre, pero dime, qué ha sucedido?

- Solo recibí una llamada que decía que Darío había chocado con su coche en la avenida principal, nada más. Todavía no he visto al doctor para que me informe nada.

Lorna se sentía culpable, la lluvia debió de ser muy fuerte al salir del hotel, y Darío no habría podido dominar su auto deportivo en la calle mojada, pensó.
Miró a Julia y sintió vergüenza. Deseó poder salir corriendo del hospital y nunca volver a verla. Qué había echo?, no podía dejar de machacar su cabeza con la culpa.

-Dios mio! Qué error tan grande he cometido. Miraba a Julia destrozada por el miedo a perder a su amor. Y ella ahí , una caradura, una cualquiera queriendo robarle a Darío. No tengo derecho- de decía- no tengo derecho.

En ese mismo momento, Julia se acercó y le dijo:

-Lorna , tengo algo que decirte. Dario , ya sabes, hace diez años que estamos casados. Tenemos problemas como todos, pero lo amo. Solo que he descubierto que hace un año tiene una amante. No es el mejor momento para contartelo , pero este dolor me oprime hace mucho el corazón.

- Estás segura?- dijo Lorna con voz temblorosa y sintiendo como el calor invadía sus mejillas, mientras trataba de parecer tranquila.

-Si. Lo sé y los he visto, dijo Julia resignada con los ojos llenos de lágrimas.

La cabeza de Lorna ahora si parecía una calesita de ideas. Un año? Y Julia la conoce?
Pero si ella solo una vez, justo esa noche, había estado con él. Se sintió mal. Decepcionada.

Ella fue una mas de Darío, mientras el ya tenía esposa y amante. Se dio asco a sí misma. Se odió por ese momento de pasión que la arrastró.

Confundida todavía, vio como Julia salía corriendo a ver al doctor.
Necesitó unos minutos para restablecerse. Tomó un café . Y siguió sentada en la sala de espera , aguardando noticias de Julia. Se prometió nunca más estar con Dario, aunque guardaría para si misma el secreto de esa mágica noche de pasión, la mejor de su vida.

Levantó la cabeza ,ya algo más calmada y vio a Julia que se acercaba.

-Dice el doctor que Darío tiene una fractura expuesta en la pierna derecha. Que lo van a operar, y que no reviste gravedad.

-Qué bueno Julia !- solo eso se atrevió a decir.

- Sí hermana, qué bueno, todavía tienes cuñado para rato…

Become a member to create a blog