EN CASA DE NUESTRO AMIGO  

lieros55 66M/F
0 posts
8/12/2006 5:52 am
EN CASA DE NUESTRO AMIGO

EN CASA DE NUESTRO AMIGO JOSE

Nuestro amigo Jose, vivía a pocas cuadras de nosotros, unas 10 cuadras, empezó nuestra amistad unos años antes, trabajamos juntos, él y yo, durante un par de años y quedó una buena amistad entre nosotros; esta amistad se acentúo algo más, debido a que con la salida de su esposa y su hijo para el exterior, se quedó solo en la casa y en ocasiones nos reuníamos a compartir unos tragos , una película, etc., en esa época, éramos Sofi y yo principiantes del mundo sw, y Jose nada sabía de esto.

De cuando en cuando, el metía alguna que otra “novia” en su casa, y en ocasiones llegábamos y estaba en el cuarto con su nueva niña; llegamos a coger tanta amistad, que incluso nos dejaba siempre una llave en el apartamento del frente, que ya nos conocían bien; Sofi tenía tremenda confianza con Jose y Jose con ella, incluso ya Jose salía en calzoncillos delante de ella y Sofi con lo putona que era, le tocaba el rabo por encima del calzoncillo etc., siempre estaban jugueteando entre ellos y bastante fuerte.

Una tarde en que habíamos ido a ver una película porno, en el video de José, el nuestro estaba roto, resultó que él no estaba, y Sofi y yo nos calentamos viendo aquello; singamos y nos quedamos dormidos encueros; cuando llegó Jose y entró al cuarto nos cogió así, y Sofi echándose a reír, sin importarle nada salió encuera del cuarto para el baño y se metió debajo de la ducha y aun después salió encuera para el cuarto a vestirse, después de haberle pedido una toalla limpia a él, que se la alcanzó en la ducha; cuando entró al cuarto, el le miró para el boyo, que cuando eso, lo tenía bien peludo, y ella le dijo; - qué te gusta?, él le asintió con la cabeza y ella se lo puso delante y le dijo; bueno cógemelo, cuando el tiró la mano, ella se lo quitó y me dijo; - mira papi, este maricón me quiere coger el boyo; le dije; - claro si tu se lo estás enseñando siempre puta, vamos a tener que organizar para que se quiten la picazón que parecen tener, ehh., todos reímos,(pero yo lo había dicho de verdad).

En una ocasión que nos estaban cambiando unas ventanas en nuestro cuarto, Sofi inventó irnos para casa de Jose a dormir, él dijo que sí, pero que tendríamos que dormir todos juntos en la cama de él, pues el cuarto de su hijo, le estaban cambiando el piso y no se podía entrar; - bueno, está bien, le dijo Sofi, que fue la que llamó; -entonces podrás violarme esta noche cabrón, se río de su propia gracia.

Por la tarde salimos para allá, con el objetivo de ya quedarnos, hasta la mañana siguiente; Sofi había traído algo para hacer comida para los tres, pero como era tan temprano, comenzó por bañarse, lavarse la cabeza, etc.,cuando terminó, se quedó desnuda arriba de la cama y comenzó a echarse sus cremas en los muslos, los pies, yo estaba recostado mirando una película de espionaje y cuando la miro, veo que tenía bien rasuradito su boyo, y se había dejado una rayita de pelos, por encima de su clítoris hasta el ombligo; le digo; - oye putona, que rico te queda eso, mira como me pones la pinga, oye, te estas preparando para enseñárselo a Jose?, verdad?, te lo has “adornado” así y ahora le echas cremita; -ay papi, a ti solito, además recuerda que hoy no dormimos solos, me dijo muerta de risa; y le dije, - bueno, entonces se lo vas a enseñar a Jose, verdad?; -no, pero así estoy preparada para lo que sea, acaso no te gusta, que tu putica rica enseñe todo?, eso me has dicho siempre; entonces, si lo tengo que enseñar, que esté bien lindo, no crees papi?; casi seguro que hoy tendremos que ayudar a Jose que está, solito, el pobre, tu me dejas, verdad que si papito?, Jose es tu amigo, no?; se paró de la cama y se puso una tanguita hilo dental roja y unos ajustadores transparentes rojos y me dijo; -dime macho, te gusta como me veo?; - si claro, le contesté, con la pinga en la mano, estas riquísima, (que putona más rica, ya lo tenía todo previsto, para acostarse esta noche con dos machos y yo ni cuenta me había dado), se perfumó todita, se puso un jueguito de dormir casi transparente, ya había limpiado y recogido todo, había echado ambientador, quería sorprender a Jose en cuanto entrara, me dijo; encendió también unos inciensos muy olorosos; la casa parecía otra, preparó también unos traguitos cuando comprobó, llamando a su celular, que Jose ya estaba en camino y muy cerca; entonces me cogío a mi cuando me dio un traguito y me dijo; - papito, tu me vas a dejar gozar rico verdad?, y me vas a apoyar, para que todo salga bien, no te preocupes, ya verás como te va gustar, yo lo tengo todo bien pensado, ya tu me has dicho como gozas cuando me ves a mi; claro yo se que Jose no es del grupo sw, pero no importa, lo que quiero es verlo gozar entre nosotros y volverlo bien loco conmigo, ya verás.

Cuando Jose tocó en la puerta, ya Sofi le abrió con un trago en la mano y con un beso bien sonado, muy cerca de la boca, lo ayudó a quitarse la camisa; él estaba admirado por lo linda y recogida que lucía su casa y por el recibimiento que le dio Sofi, vestida como estaba; -bueno, ahora te tomas un par de traguitos mas, bien ricos, que voy a prepararte; después te bañas y la comida está dentro de un ratico; te hice espaguetis, que se que te gustan mucho, pues vamos a comer temprano, pues mi machi trajo unas películas de las que te gustan a ti, y las vamos a ver bien juntitos los tres en la cama; que te parece?.

Jose se tomó los traguitos que Sofi le daba, cuando terminó, ella lo cogió por la mano y lo llevó para el cuarto, lo ayudó a quitarse los zapatos, el pantalón, lo dejó en calzoncillos, puso la ropa sucia en un cesto, le dio una toalla limpia y le dijo, báñate bien, que después te voy a revisar en detalles; Jose le dijo; - y por qué mejor, no me bañas tu, Sofi le contestó; -si quieres lo hago, pero y la comida quien la termina; hazlo tu vago, y te lo advierto si tienes algo apestoso o sucio entonces si te baño con estropajo; ahh, además te tienes que poner la ropa que tienes ahí en la esquina de la cama, si quieres sale encuero del baño y te vistes aquí, ok, bueno a bañarte, dale y lo empujo para el baño.

Jose se baño y se vistió (solo le había puesto un calzoncillo en la cama y las chancletas), cuando llegó al comedor, ya tenía servido los espaguetis y se sentó a comer, no hablamos mucho, hicimos café y nos fuimos de inmediato para el cuarto, pues estaba el aire acondicionado puesto y en la sala había tremendo calor.

Como no había muchos asientos,(solo había un butacón), Sofi se sentó en él y Jose y Yo , nos tiramos en la cama, se puso la película y comenzamos a ver las barbaridades que ponen en este tipo de películas, (pero que lo calientan a uno); le dije a Sofi, que viniera para la cama, pues en la posición que estaba no veía bien la pantalla del TV, ella apagó la luz del cuarto, encendió una lamparita por detrás del TV para refrescar la vista de la pantalla y dar alguna iluminación al cuarto y se tiró entre nosotros dos, (diciendo con cara de puta), aquí, para tenerlos cerca de los dos y nos tocó los muslos, (siempre cerca de nuestras pingas). Cuando transcurrieron unos 10-15 minutos de película ya comenzaron a formarse bultos en nuestros calzoncillos y la putica de mi mujer, mirando como teníamos aquello, se levantó y se quitó la blusa y el short y se quedó con la tanguita y ajustador rojo, diciendo; - para estar igual que ustedes, y se volvió a tirar entre nosotros dos. (Jose estaba casi asustado y continuamente me miraba, pensando si me iba a disgustar).

Cuando la película estaba en una parte bien caliente, vi, cuando Sofi le metía la mano en el calzoncillo a Jose y le acariciaba la pinga, con la otra mano me cogió la mía y comenzó descaradamente, a sobarnos y masturbarnos a los dos, se viro y le quitó el calzoncillo a Jose y me dijo; - quítatelo tu mi papi, (ella se viró con su cabeza para los pies), - que estoy muy “ocupada” ( que puta es cojones), y comenzó a mamarle la pinga a Jose, mientras le ponía su boyo en la boca y se lo restregaba, con una mano me seguía masturbando a mi, (que reputísima más rica y caliente tengo de mujer).

Jose, no pudo aguantar más y le quitó la tanguita y yo le quite los ajustadores, cuando ella notó las pingas bien paradas, se encaramó arriba de José , y comenzó a cabalgarle en su pinga con muchos deseos, le rechupaba la boca y lo mordía, se le recostaba toda en el pecho pegándole bien sus tetas ricas, se viró para mi y me dijo; no te pongas bravito mi machi, hacía tiempo que quería meterme esta pingona gordota que tiene Jose, que rico me la siento cojones y le brincaba arriba durísimo, después de un rato cabalgando, se puso en cuatro patas y le dijo; métemela bien duro macho, métemela anda para que me goces así toda abierta, quiero sentir tus huevotes chocando en mis nalgas macho rico, hacía tiempo que te tenía ganas, vaya ahí lo tienes todo, síngamelo como quieras, con ese pingón gordo que tienes, desde que te la toque, jugando, la primera vez, tenía ganas de cogerte cabrón, esto lo preparé todo yo, para singarte bien toda la noche, mi marido será solo espectador, así que prepárate que vas a singar toda la noche cojones, no te voy a dejar dormir macho rico y me voy a tomar toda la leche que me des maricón, pero dame, dame duro coño,… así cojones, así descojóname toda, así, así, así cojones, que ya me vengo, ya me vengo, coge mi leche cabrón, cógela; -mira que rico me vengo papi (dirigiéndose la muy puta a mi, después de lo que dijo, y yo de maricón haciéndome una paja viendo como la putona gozaba la pinga de mi amigo, le ronca los cojones, que mujercita tengo, carajo).

José no pudo aguantar y le dio el primer chorro de leche en el fondo del boyo y ella se viró y le cogió la pinga y se la metió rápido en la boca para coger la leche en la garganta, se le salió por los labios y se pasó la mano y se la embarro en las tetas, me cogió la cabeza y me la pegó a sus tetas y me decía; -mira papi, prueba que leche más rica tiene este cabrón, sabe muy dulcita; y también me hizo probarle la leche a mi amigo, pues me cogió sorprendido, escupí con asco y la puta se echó a reír con mi asco; -no me jodas, cojones, le dije; de contra que no me vas a singar en toda la noche, también quieres que sea más maricón, no me vuelvas a hacer eso, cojones, sabes que no me gusta; -ay, mi machito, no te pongas bravito, lo que dije fue para calentarlo a él, tu sabes que siempre que quieras, me singas y si lo hago, es porque a ti te gusta verme gozar macho, no te pongas así que yo se que ti te gusta que yo sea una putica rica, verdad mi macho y me beso y me rechupó la boca, pero con ella toda embarrada de leche de Jose; (me volvió a joder la muy cabrona).

Nos levantamos de la cama y fuimos todos para el baño a asearnos de nuevo y a refrescar un poco, detuvimos la película y serví unos tragos, nos sentamos los tres en la cama a conversar de cualquier cosa; cuando terminó con su trago, Sofi recostó su cabeza en mi entrepierna y con las de ellas empezó a tocar y pasar sus pies por la pinga y los huevos de Jose, pero suavemente y sin mucha morbosidad, yo le toqué sus pezones y Jose empezó a tocarle su boyito, diciéndole lo lindo que se lo había afeitado y acariciándole con sus dedos el clítoris rosado fuerte y empinadito que tiene mi rica putica.

Con aquella hembra acariciándonos, ( a mi me estaba tocando la pinga con una de sus manos), tanto a Jose como a mi, se nos paró de nuevo, ella se viró y me cogió la pinga con su boca y comenzó a mamármela como solo ella sabe, con la pinga en la boca, se puso en cuatro y le dijo a Jose que le cogiera el culo, pero despacio que le duele mucho, le dijo; Jose le empezó a acariciar su hoyito y primero le metió suave un dedo y poco a poco le metió otro, después otro y cuando tenía los tres dedos dentro comenzó a darle un movimiento circular dentro de su culo y ella le pidió; -si, si métemela ya, métemela y Jose se la empezó a meter suavemente, cuando iba por la mitad, ella reculó y se la enterró completita, y comenzó a moverse y le decía así pingúo, así, pártemelo todo, así, cógemelo bien, macho rico, así cojones, así, métemela duro coño, así me gusta macho, así y me soltó la pinga y sin soltar la pinga de Jose de su culo, se me encaramó arriba y me dijo, métemela tu por el boyo macho mío, métemela anda quiero sentir como chocan las dos dentro de mis entrañas, anda coño; le dije a jose , que se la sacara y le dejara solo la cabeza dentro del culo, y yo presioné y se la metí en el boyo, ella aguantó un gritico, pues mi pinga era también gorda y no más grande que la de Jose, pero era muy chica, me quedé quieto hasta que ella se relajó y empezó a empujarme a mi para sus adentros, yo se la saqué un poco y jose se la metía y así, despacio empezamos a movernos con ritmo de mete y saca, es decir el sacaba y metía, y viceversa y cuando ella empezó a moverse “buscando” más pinga en sus entrañas, ya se la podíamos meter juntas y sacarlas juntas y ella dando gritos de placer; -así cojones, machos, desfóndenme toda , ay cojones como me gusta sentir esas pingonas dentro, fíjense como chocan adentro, así así coño que rico, que rico cojones, muévanse duro coño, muévanse, despínguenme toda, así cojones, así , me vengo coño me vengo y se corrió como una yegua, nosotros seguimos dándole pinga y bien duro, sin dejarla mover, estaba bien clavada la muy puta, le dábamos durísimo y entonces empezó a gritar de nuevo así cojones, así que rico, machos , ya me voy a venir de nuevo, ayyyyy. ayyyy cojones que rico, como me descojonan , como me hacen gozar, así, ayyyy me vengo otra vez, cojanla cabrones, cojanla, ay cojones denme su leche, dénmela ya, quiero sentirla en mi culo y en mi boyo al mismo tiempo y Jose y yo nos miramos, y seguimos dándole bien duro , y ya nos pusimos de acuerdo con la vista; además mi mujercita puta ya nos tenía con la leche en la punta; jose le gritó; -vaya, coge coño, coge mi leche puta, cógela, cógelaaaaa; y le metió sus chorros de leche en el culo y yo no aguanté mas y le eché la mía en el boyo caliente, ella se volvió a venir y daba culazos y boyazos para arriba y para abajo queriendo sentir bien aquella leche que le estábamos dando y gritaba como loca; -así cojones, me cogieron bien cabrones, me resingaron toda, que rico cojones, me van a tener que dar masaje toda la noche cabrones, me van a bañar y me van a echar crema en todo el cuerpo de nuevo y darme masajes con sus manos y después lo que sea, no quiero dormir, quiero comerme y secarles sus pingas, no me puedo perder estos dos machas coño, me van a tener que seguir singando toda la noche, me tienen que alimentar y tratarme con cariño coño, que ya me han descojonado toda, maricones, pero que rico me han singado, como he gozado, dos coño, no se como no te había singado antes pingúo (dirigiéndose a Jose); pero hoy te prometo, que no te vas a olvidar de mi y de los palos que me vas a echar cabrón, ninguna de las puticas esas que tu traes aquí, puede singarte como lo voy a hacer yo esta noche, ya verás, ya verás coño, yo no hablo por gusto, pregúntale a mi macho, que el te va a decir, pregúntale anda.

Y de verdad, aquella noche no nos dejó dormir, tuvimos que bañarla dos o tres veces, echarle cremita en todo el cuerpo (cada vez que terminábamos de echarle sus cremas, eran varias y muy olorosas, nos calentaba tanto con sus posiciones para recibirla, que ya teníamos las pingas paradas y teníamos que volvérnosla a singar o hacerle algo que generalmente ella inventaba), nos hizo darle comida en su boca, con cucharita chiquita, como si fuera una niña, darle a beber agua, refresco y ron con nuestras bocas, tuvimos que llevarla al baño cargada, cada vez que quería orinar, sentarla a orinar, teníamos que secarle boyo, lavárselo bien y volver a echar la crema para ese lugar; le teníamos que dar masajes en los pies, (en la planta de los pies, cada uno tenía que coger un pie), masajearle las piernas y los muslotes, las nalgas ricas, echarle cremita en el culo, en la espalda, en su cuello, cada vez que quería, había que ponerle la pinga en la boca, para que ella la mamara y el otro siguiera dándole masajes y metiéndole el dedo suave, en el culo; tampoco nos dejaba ir a orinar solos, ella nos cogía el rabo y nos lo guiaba y nos lo sacudía bien, después nos lo lavaba y le echaba también cremita, para que oliera y resbalara, decía; se comportó como una niña bien malcriada, y nosotros teníamos que mimarla; el colmo fue cuando, puso unas toallas en la cama, nos acostó a los dos juntos y nos comenzó a orinar parada en la cama y nos echó el orine en el pecho en la pinga, hasta en la cara, después nos bañó a los dos juntos, nos pidió después, acostada ella, que por turnos, le orináramos los dos arriba y chapoteó todo el orine nuestro, por sus tetas, su cuello, su boyo, sus muslos, etc., aquello fue único, por supuesto, tuvimos que bañarla de nuevo, y volver a echarle sus cremitas y terminar de nuevo singándonosla y ella tragándose toda la leche que podía.

Puedo decir con sinceridad, que cuando amaneció, estamos todos bien descojonados; ella nos preparó un buen desayuno con jamón, rebotillo de huevos, tostadas con mantequilla y una taza de café con leche; nos comimos y tomamos todo aquello con mucha gula,( teníamos un hambre tremenda ya que por la noche lo único que habíamos tomado era algunos tragos de ron con refresco y hielo), cuando terminamos con aquello, nos tiramos en la cama y creo que nos despertamos como a las 2 de la tarde, por suerte era domingo.

Que clase de noche pasamos los tres, eso no lo habíamos hecho nunca, después ella me contó, que lo tenía en su mente, hacía rato y que no me lo había dicho, para darme la sorpresa, que como Jose era, como mi hermano, yo no iba a poner objeciones, a lo que ella hiciera por gozar entre los tres; en eso tenía la razón completa. Después de ese día, ya Jose no trajo más putas a su casa, cada vez (casi una vez, por semana) que quería singar, nos avisaba y pasábamos la noche junto con él, siempre el preparaba algo, para tratar de sorprender a Sofi y agradarle , pues sabía que ella era enemiga de la rutina, Sofi y yo, por nuestra parte, comenzamos a traer algunas amistades nuestras a los encuentros con Jose, pues realmente su casa tenía las condiciones mínimas necesarias para formar, lo que formábamos, pero esto será motivo de otras historias que ya le contaré oportunamente.

Solo quiero terminar diciendo, que la casa de Jose la usamos bien usada, bastantes veces más, casi hasta su salida del país a reunirse con su familia, incluso a veces la usamos sin él participar, por qué claro; el estaba de viaje al interior o en otras gestiones personales, de todas maneras él lo sabía y después, discutía (en broma) con Sofi, como si fuese su marido celoso; ella que le encantaba la jodedera, le seguía la corriente y en ocasiones le daba un show, de llanto inclusive, pidiéndole perdón de rodillas, por haberle pegado los cuernos, todos nos reímos siempre de sus ocurrencias.

En la actualidad, cuando Jose visita el país, como siempre, nos avisa con antelación, tenemos que prepararle un buen encuentro acá, pues dice que donde vive con su esposa e hijos, tiene que estar como un cura, pues su mujer no entiende nada de sw y somos nosotros los que tenemos que refrescarlo de su abstinencia (de orgías bien ricas, como el dice), que le hacemos pasar; en fin, otro día les contaremos otras historias como ya les dije.

Con mucho afecto, que lo disfruten,

Lieros


Become a member to create a blog