anecdotas  

ereniogonzalez24 35M
0 posts
1/5/2006 6:30 am

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

anecdotas


Hace una semana tuve la gran oportunidad de ir a unos de los sitios más bellos que he ido en mi vida... Y no por las instalaciones de lugar ni por la atención de los dueños, de paso esta decir que fue todo excelente, sino sencillamente me di cuenta en las personas que conocí y con los que fui que aún existe calidad humana, palabra muy fácil de escribir y pronunciar, pero que complicado es encontrar esa esencia en personas en lo largo de la vida de uno, y es en lo personal el tipo de personas con las que uno debería relacionarse toda su vida. Cuando digo que tuve la oportunidad es porque llegamos un día jueves y fuimos de manera no literal empleados por 3 días, en los cuales aprendí a disfrutar aún más la pasión que tengo por los animales y en especial por los caballos, razón que nos mueve a todos los pertenecientes al mundo caballista y seguirá haciéndolo. Por eso no me queda la mas mínima duda de agradecer al Sr. Obregón y la Sra. Celimar todas sus atenciones para conmigo y mi padre (Rafael Romero), y también agradecer a todas las personas que fuimos y compartimos unos días sencillamente maravillosos. Saludos cordiales, Rubens Romero EL CABALLO ARABE PUROLa Organización Mundial del Caballo Arabe (WAH con más de treinta años de fundada, es la encargada de dirigir y orientar las políticas relacionadas con el caballo Arabe a nivel mundial. Tiene su sede en Inglaterra y un Comité Ejecutivo (CE) conformado por miembros de diferentes países, quienes se reúnen varias veces al año para decidir asuntos concernientes a los objetivos de su organización..
Los objetivos de la WAHO están plasmados en su acta Constitutiva y los mencionamos a continuación
a- Preservar, mejorar y mantener la pureza de los caballos árabes, promover el interés público en la ciencia de la cría de caballos árabes introduciendo sangre árabe en los programas de cría de caballos livianos.
b- Promover y facilitar la adquisición y distribución en todos los países, de la historia, cuido y trato de los caballos Arabes, en pro de la educación del público en general
Registros o Asociaciones de sesenta países integrantes de los cuatro continentes
conforman sus miembros y son reconocidos como únicas autoridades de Registro Genealógico del caballo Arabe en su respectivo país.
Ser miembro de la WAHO representa aceptar sus postulados generales, apoyar
las gestiones que realiza, contribuir con el crecimiento del caballo Arabe local e internacionalmente y en definitiva, ayudar a mantener la pureza de sangre de estos caballos.
Definición del Caballo Arabe
Uno de los méritos más importantes de esta Organización, es el de haber solucionado las disputas que durante años libraron entre sí los Registros más antiguos a la hora de definir qué es un caballo Arabe.
Algunos términos utilizados anteriormente, como: “un caballo proveniente de la fuente primaria” o “aquellos cuyo pedigrí se puede trazar hasta el Oriente Medio” o “provenientes del Desierto” no resistían un análisis a profundidad, pues caballos con sangre diferente a la Arabe, podían proceder del Oriente Medio o del Desierto y el término fuente primaria es completamente inconsistente. Esto impedía que algunos Registros reconocieran como puros a caballos Arabes puros inscritos en otros Registros, creándose grandes inconvenientes para la importación/exportación de estos caballos y para la raza en particular.
Después de un período de estudio y muchas deliberaciones, el término “Definición del caballo Arabe” fue presentado por el CE y aceptado unánimemente por lo Delegados, a la Convención de WAHO realizada en Malmö, Suecia en 1974 y refrendado en 1998 en la de Bahrain, exigiendo, además, su cumplimiento como obligatorio.

La Definición de Caballo Arabe Puro expresada por la WAHO, es la siguiente:
“Un caballo Arabe Puro es aquel que aparece en cualquier Stud Book o Registro reconocido por la WAHO”
Esta norma hace obligatorio, que un caballo que entre (se registre) en un Stud Book o Registro para caballos Arabes puros, completamente reconocido por la WAHO, sea aceptado automáticamente por las autoridades de Registro de todos los miembros de la WAHO y no puede ser rechazado por razones de su pedigrí.
Este es pues, el concepto actual de lo que constituye un caballo Arabe Puro, y se expresa en términos concretos de afiliación a un Registro reconocido y miembro de la WAHO y no en términos peregrinos como anteriormente.
Convenciones de la WAHO
Bianualmente, la WAHO organiza y efectúa una Convención con la participación de todos sus miembros. Cada país tiene el derecho a dos Delegados con voz y voto, uno principal y un codelegado. Además, pueden asistir como Observadores un número indeterminado de personas con derecho a voz.
Se debaten temas de interés, siempre se incluye en el programa visita a establecimientos de cría o hipódromos donde actúan caballos Arabes puros, algo de turismo y encuentros sociales. El encuentro personal que favorece este tipo de reuniones, facilita cualquier trámite entre los miembros de WAHO, el CE y entre Registros, porque cada uno conoce a su interlocutor o por lo menos lo ha visto en una de estas reuniones.
La primera experiencia de Venezuela, fue en 1994 en la Convención de Rabat., Marruecos. En la cual se presentó ante el CE, como país aplicante, el Draft o los caballos aspirantes a pertenecer al primer Stud Book de ASOARABE. El Idioma de la WAHO es el Inglés, siendo esta la única manera de que nacionales de países con idiomas tan diferentes como, Ruso, Húngaro, Polaco, Egyto, Dinamarca, Turquía por decir algunos, se puedan entender entre sí.
ASOARABE, ha participando en las siguientes Convenciones posteriores: Abu Dhabi 1996, Bahrain 1998, Estambul 2002 y Varsovia 2004
Reunión de Registradores.
Desde la Reunión de Estambul, la WAHO ha establecido un día de reunión solamente para los Registradores. Esto ha resultado una experiencia fabulosa. Conversaciones y deliberaciones acerca de materia de interés común, el intercambio de procedimiento y acuerdos de cómo conducir los aspectos de Registro, representan un gran avance para el mantenimiento de la pureza del caballo Arabe .

ASOARABE
La Asociación Venezolana de Criadores de Caballos Arabes (ASOARABE), fue fundada el 07 de Abril de 1991 por la Sra. Gertrud von Fedak, el Dr. Isidoro Zaidman, el Ing. Pedro José Rodríguez, un representante del Ing. Giovanni Di Mase, la Sra. Matilde de Canelón y el Dr. José Luis Canelón Pérez.
ASOARABE es una organización sin fines de lucro, dedicada a la cría, fomento y preservación del caballo árabe en Venezuela. La Asociación cuida y representa los intereses de las razas Arabe, Shagya Arabe, Anglo Arabe, así como sus mestizos. En libros de Registro Genealógicos separados.
Para ser reconocida por la WAHO hacía falta un arduo trabajo técnico y de investigación que abarcara a todos y cada uno de los caballos árabes que pudieran existir en el país, a fin de conformar un expediente demostrativo de su carácter de Arabe Puro, con sus datos individuales, su genealogía o pedigrí y el soporte de todas las evidencias de su pureza. Este trabajo fue realizado por el Dr. José Luis Canelón, Director Técnico de Asoarabe. Muchos de los caballos habían sido importados o traídos en vientre desde los Estados Unidos, Argentina o España, pero la mayoría eran descendientes hasta la tercera generación de aquellos pioneros. Fue menester obtener los registros originales en cada país, así como, las fechas de los servicios y hasta realizar correcciones de pelajes que en el registro original norteamericano estaban asentadas erróneamente. Se trabajó estrechamente con el Arabian Horse Registry of America de USA y Cría Caballar de España, que prestaron valiosa colaboración.
En Noviembre de 1994 se asistió a la convención de la WAHO, que se llevó a cabo en Rabat, Marruecos, donde se presentó ante el CE de la WAHO el expediente de doscientos veinte caballos, de los cuales, para alegría de la delegación, doscientos ocho de ellos aprobaron el minucioso examen y los restantes quedaron sujetos a comprobaciones posteriores. Con el cumplimiento del requisito de la publicación del Volumen 1 del Stud Book y su envío a todos los miembros de la WAHO y a los de su CE, Venezuela fue aprobada por la WAHO como miembro pleno en el mes de Noviembre de 1996 en la convención realizada en Abu Dhabi, Emiratos Arabes, convirtiéndose en la única autoridad de Registro Genealógico para caballos Arabes Puros en Venezuela, siendo por ende los caballos registrados en su Stud Book reconocidos por todos los demás Stud Books o Registros miembros de la WAHO en el resto del mundo.
En el año 2004, ASOARABE, con el decidido apoyo de su Presidente Sr. Reinaldo Herrera, publica el Volumen 2 de su Stud Book, cubriendo los años 1994-1999 que incluye los ejemplares registrados con los Nºs 160-378 el cual fue entregado al CE de la WAHO y Registros miembros de otros países, en la Convención de Polonia, efectuada en Varsovia del 8-11 de Agosto. Actualmente, está en elaboración el Volumen 3. del Stud Book para los años 2000-2003 con los ejemplares registrados con los Nºs 379-543
Los caballos Arabes puros, para ser incluidos en el Registro genealógico de ASOARABE deben provenir de fuentes aceptables, es decir, de Padre y Madre Registrados en ASOARABE o importados inscritos en Registros reconocidos por WAHO con documentos de exportación enviados a la Dirección Técnica de la ASOARABE.
Condición obligatoria previa a expender el Certificado de Registro Genealógico, es realizar la prueba del ADN y la confirmación de la Filiación Compatible (Padre y Madre) o prueba de Paternidad, como también se le denomina.
ASOARABE desde sus inicios abrió los libros genealógicos independientes de las razas SHAGYA ARABE con las mismas exigencias y celo por mantener la pureza de esta raza. Se requiere padre y madre registrados previamente o importados con documentación comprobable, pruebas de ADN y Filiación Compatible.
El Volumen 1 del Stud Book de la Raza Shagya Arabe, fue publicado el año 2004 para los años 1991-2003 incluyendo los ejemplares registrados con los Nºs. 1-66 Stud Book que fue distribuido también en la conferencia de la WAHO en Polonia y enviado a USA, Colombia y otros países que tienen interés en nuestra Cría. EL CABALLO ARABE ENTRE HECHOS Y FICCIONLa raza de caballos más antigua del mundo está rodeada del misterio y el embrujo que envuelve a todo aquello que proviene del lejano oriente. Al caballo Arabe se le atribuye un origen divino, creado por Dios del viento del Sur, se le une al profeta Mahoma fundador del Islamismo, se le denomina como el caballo del Desierto, en fin, la literatura acerca del origen del caballo Arabe es extensa.
Basado en el trabajo de nuestros ya conocidos investigadores Oleg Balaksbin y Tarek Abelrakhim, publicado en el Araber Journal de Alemania, titulado El Origen del Caballo Arabe (The origin of the Arab horse), conoceremos sus opiniones y los resultados de sus investigaciones acerca de este tema.
Numerosos autores señalan información fantástica y muy dudosa, así como también información útil e interesante, acerca de la historia de la creación de esta raza, de la manera de criarlos, de evaluarlos, de los sistemas de entrenamiento y de su uso en condiciones de climas desérticos y semidesérticos.
Los caballos Arabes se describen como no muy grandes, de tipo ideal para la silla, con fuertes características de una raza oriental, de movimientos maravillosamente productivos (eficientes), con una alta capacidad de trabajo, de una sostenida habilidad para trasmitir a su progenie sus cualidades de uso, de miembros fuertes, de gran capacidad de adaptación a diferentes ambientes y de ser longevos.

Opiniones de su origen.
Los exploradores, denominación que le dan los autores a aquellos extranjeros que fueron a oriente en busca del caballo Arabe para llevarlo a Europa y Norteamérica, estiman orígenes diferentes al caballo Arabe. Algunos de ellos, incluyendo la famosa Lady Wentworth, creen que desciende del caballo salvaje local que existió desde siempre en la península Arábica, en el desierto del Nejd. Otra opinión es considerarlo como un producto de la selección de razas antiguas criadas en el Asia Menor (Siria, Irak, Irán) y en el Norte de Africa desde tiempo inmemorial
Algunos aseveran que el caballo Arabe existió desde la época del rey Salomón, hijo de David, en el siglo IX antes de Cristo (A.C.)
En cualquier caso, lo que es auténtico, es que los habitantes del Centro y Sur de Arabia, fueron criadores de camellos hasta el siglo I después de Cristo (D.C.). No sabemos exactamente cuando aparece el caballo en esta área, pero el famoso historiador Strabon, citando a su amigo, el jefe militar Aelis Gallus, quién estuvo en guerra contra los Arabes en los años 25-24 A.C., niega la presencia de caballos en la región.
Hitty, profesor contemporáneo de Historia en la Universidad de Prinstone, ha declarado lo siguiente: “ Es sabido, como la literatura musulmana testifica que el caballo fue el último animal doméstico que penetró en la anciana Arabia y este animal que se considera fauna del Nejd, era desconocido por los ancianos judíos”
La historia antigua Iraní, apunta que los Persas ocuparon el Sur Oeste de Arabia, (actualmente el Yemen) y pasaron por la “Zona de creciente fertilidad”(Siria, Irak, Jordania, Palestina), 300 años antes que el Profeta Mahoma. La caballería Iraní invadió la parte Sur de los desiertos centrales y penetraron el Nejd, lo que provee las bases para que los “exploradores” mencionados, consideraran la región como el hogar del caballo Arabe contemporáneo. En el 570 A.C. un año antes del nacimiento del Profeta, se repitió una expansión Persa similar.

Los caballos eran raros en Arabia
Cuando el Profeta Mahoma inició sus sermones en el 610 D.C. , habían pocos caballos en Arabia. Su primer Destacamento tenía solamente dos caballos. Después de la Batalla de Badr (624 D.C.) tomó como trofeo 115 camellos y 14 caballos. Para el 627 D.C. su ejército tenía solamente 36 caballos.
Al mismo tiempo debemos recordar que el Profeta y sus seguidores eran gente pobre y que los caballos eran propiedad de los ricos.
La primera mención de una gran Caballería en la Región Arábiga se refiere al 639 D.C. cuando la capital de los musulmanes fue mudada a Damasco (Siria) en donde la cría de caballos se había practicado por mucho tiempo y en ese entonces, los musulmanes ocuparon a Egipto que tenía 3.000 hombres de caballería.
No hay información confiable de que en los tiempos del Profeta Mahoma, los pocos caballos que habían fueran una raza constituida con un origen consolidado, porque los nombres de los caballos testificaban que habían venido a Arabia del extranjero.
Después de la conquista de Siria, Irán, Irak, Egipto y el Norte de Africa, los musulmanes se encontraron poseedores de bellos caballos asiáticos: Persas, Turcos y otros. Esto provee todas las bases para suponer que esta riqueza suplió a Arabia con los caballos más valiosos, permitiéndoles bajo condiciones de cría, clima, suelo y una estricta selección por sus cualidades de trabajo, transformar el material recibido en lo que hoy nosotros llamamos el caballo Arabe.
Por eso, estos científicos consideran como un hecho, que la raza Arabe fue creada en los siglos IV al VII D.C. en las secas estepas y desiertos del cercano Oriente, en particular Siria y el Norte de la Península Arábiga, porque en el siglo VIII los caballos estaban expandidos a lo largo de Arabia. La creación y desarrollo de la raza fue ampliamente influenciada por las razas antiguas de caballo del Asia Central y Menor y el de las costas mediterráneas de Africa, así como también, por los métodos de cría empleados por los criadores Arabes, por el entrenamiento severo y la utilización del caballo bajo las condiciones especiales de Arabia y las Regiones Adyacentes.

Los diferentes tipos de caballos Arabes
Bajo la influencia de aquellos factores, se desarrollaron desde entonces algunos grupos hetereogeneos interraciales en el caballo Arabe. Se distinguían por las características de la raza y las peculariedades en su constitución, pero los criadores contemporáneos de caballos orientales no tomaron en consideración estos signos y llaman a los caballos los”Kuhailens”, los “Saklawis”, los “Hadbans” formalmente de acuerdo al origen del linaje femenino de su pedigree, sin concederle atención al tamaño, tipo y conformación diferentes. Esta práctica, por otra parte, ayuda a recordar de memoria los pedigrees de los caballos.
Mientras tanto entre la extensa población de caballos Arabes, existen grupos de caballos y líneas de sangres en diferentes zonas y países que se desvían de las ideas aceptadas en el Oeste de lo que es un caballo Arabe: de sangre noble, con excelente movimientos, frente ancha, ojos grandes y la típica cola alzada al moverse.
Por el contrario, una gran cantidad de caballos, por ejemplo los de Túnez, los Marroquíes, los Franceses, difieren bruscamente de aquellos criados en Europa y en América y no tienen nada en común con el noble, pero a menudo, muy delicado tipo artificial creado por los seleccionadores del Oeste.
Los criadores de caballos Arabes estaban orgullosos de la pureza de sus corceles y la protegían fuertemente. Nunca permitieron que una yegua pura (“Asil” fuese servida por un semental no “Asil”, más aún, era obligatoria la presencia de dos testigos confiables para confirmar el servicio si era necesario, aunque hubiese pasado mucho tiempo de las monta.

Líneas de Sangre
Por años el sistema de protección de la pureza de sangre ha trabajado en Arabia y aún permanece en uso. De acuerdo al sistema, cada caballo Arabe debe provenir de las siguientes líneas de Sangre femeninas: Kekhaila (ojos negros), Saklawia (saltadora), Shuvaima (gris con negro), Khadba (de galope fluido), Dakhma (negro), Obaya (portando un manto en la cola) o Maanakia-Maanegi (cuello largo). Además de ser progenie de alguna de las siete líneas madres mencionadas anteriormente, para confirmar su pureza de origen, era necesario que el caballo procediera de un Clan de alguna tribu Beduina antigua.

La teoría del Khansa y otras
“EL KHANSA” significa cinco en árabe e interpreta el origen de la raza como proveniente de cinco de las yeguas del Profeta Mahoma, las mismas que él llevo consigo a Medina cuando escapó de la Meca en el año 622 D.C.. sin embargo, los nombres de estas yeguas (Al Ulsaz, Al Lakhif, Al Murtazbe, Al Sakhab y Aliya Suub), no aparecen en ninguna lista y no se les puede adjudicar la fundación de la raza. Igualmente se puede decir de los veinte y cinco caballos que el Profeta Mahoma utilizó durante su vida.
Los científicos y “exploradores” también hicieron la suposición de que los ancestros del caballo Arabe contemporáneo se crío en los desiertos aproximadamente 1.200 años atrás. Sus ancestros son indudablemente del desierto, pero no de origen Arabe como se ha explicado anteriormente.

La importancia de la Madre
Los criadores del caballo Arabe mantienen que la madre tiene una gran influencia sobre su potro, más que su padre, porque la preñez dura once meses y ella lo amamanta por cinco meses más. Esto es considerado parcialmente correcto, debido a que la pureza de origen es más importante.
El Pedigree y su cuidadoso estudio es de gran importancia para los mejores criadores del mundo. En todo caso, existen todos los fundamentos para suponer que si hay un ancestro de pobre calidad (padre o madre) en el pedigree de un caballo con un excelente exterior o fenotipo, la progenie puede heredar sus cualidades negativas.
El hecho de que los criadores de caballos Beduinos den gran importancia a la influencia de la madre en los potros, puede ser explicado por el hecho de que en condiciones de cría a pastoreo, no siempre es posible determinar de manera totalmente confiable el semental, mientras que el dueño siempre puede tener un ojo puesto en su yegua y su cría. Probablemente es por esta razón el porque las tribus Beduinas trazan los nombres de sus caballos a partir del nombre de sus madres. Un viejo proverbio árabe dice con relación a esto: Una yegua es una vasija de oro; sacarás de ella lo que en ella introduzcas”•
Desde hace mucho tiempo, se acepta de manera práctica, que la selacción de los sementales debe hacerse cuidadosamente, porque un semental puede producir una mayor cantidad de descendientes anualmente y difícilmente este hecho no puede influenciar la calidad de la progenie.
Los Beduinos siempre prefieren a las yeguas para el uso cotidiano y siglos de experiencia testifican que una yegua es más tranquila para montar, tiene una constitución más robusta por la fuerza de sus características naturales, resiste mejor la carga y sufre mejor las privaciones de una vida nómada. Un beduino dice “ Mi yegua es como una serpiente, su fuerza se incrementa con el calor”.
Un caballo Arabe saludable debe llevar un jinete, sus armas, alimento y forraje mientras se desplaza, además de un compañero herido o muerto en armas en caso de necesidad y mantener un paso alegre todo el día sin beber ni comer.

La Conformación
Los Arabes consideran el tamaño de un caballo de poca importancia, ellos prefieren caballos pequeños y toman en consideración algunas peculiaridades de su conformación y de su exterior. En su opinión, un buen caballo tiene la cabeza un poco grande, la frente ancha, una gran distancia entre los ojos que deben ser grandes, prominentes con una mirada tierna y agradable en las yeguas y valiente y gallarda en los sementales, un cuello largo, pecho ancho, costillar redondo y una grupa musculosa son las características de un buen caballo Arabe. Rasgos distintivos de un típico caballo Arabe son la inserción alta del cuello y de la cola, de manera que un caballo galopando a toda velocidad, oculta a su jinete con el cuello visto de frente y con la cola visto de atrás.
Los Arabes no miden sus caballos y utilizan el siguiente método para estimar la alzada: con una cuerda tejida, se rodea el cuello del caballo por detrás de sus orejas, se anuda en la nuca y el cabo libre se pasa desde la nuca al labio superior, si la medida total de la cuerda se corresponde con la alzada del caballo, se considera un buen signo.
Un “Asil” según los Beduinos, tiene una distancia del medio de la cruz a la nuca mayor que desde la cruz hasta la última vértebra de la cola. También un “Asil” puede distinguirse de la siguiente manera. Se cava un gran hueco en la tierra para que los caballos beban en él, si es impuro doblará sus rodillas para beber, si es “Asil” beberá sin doblarlas.
En general los Arabes usan la siguiente regla de evaluación: un caballo puede ser largo pero con la espalda (dorso) corta y puede ser alto pero con miembros cortos.

El color de la capa. Un indicador del carácter?
Los Arabes valoran más que ningún otro, al caballo castaño oscuro con una estrella en la frente, porque lo consideran más resistentes a los abruptas fluctuaciones de temperatura, al hambre, a la sed y a otras adversidades. Además de los caballos alazanes considerados los más rápidos, prefieren los de capas oscuras con una raya a lo largo del dorso y mayormente de extremidades negras. Los caballos negros son raros en la raza y son muy apreciados pero deben ser negros sin marcas. Para los Arabes como una regla, los zainos tiene mal carácter. Un tordillodebe ser negro en el hocico y demás partes del cuerpo que están desprovistas de pelo. El Caballo Arabe nunca es palomino, ruano, amarillo y particularmente no debe ser pinto. Un caballo de cualquier color es considerado indeseable si una pata delantera y una trasera son blancas, mientras que si ambas anteriores o aún mejor ambas posteriores son blancas, es considerado un buen signo. En general en la evaluación del pelaje y especialmente de las marcas en la cabeza y en las extremidades, los beduinos tienen muchos perjuicios con el resultado de que gran cantidad de buenos caballos se vendieron a compradores extranjeros y no se utilizaron para la cría.

El Potro
La parición de las yeguas se produce en la estación templada, cuando un potro nacía era cuidadosamente masajeado con las manos untadas de aceite (¿imprinting?), su cola se levantaba hacia adelante y arriba, aceite y ajo se untaban en sus ollares y solamente después de ello, se le permitía acercársele a su madre. Desde un mes de edad toman algo de leche de cabra (esta leche es la más parecida a la de la yegua) y a los 6 meses alguna leche de camella. El caballo Arabe es una raza de desarrollo lento o tardío y crece hasta los 5-6 años de edad, pero los sementales y las yeguas son útiles para el trabajo y la reproducción hasta 28-30 años de edad.

Conclusión
Analizando el origen de los caballos Arabes, es posible asegurar por muchas razones que casi todos los caballos Arabes “Asil” o puros, descienden en su origen de las tribus Beduinas de Siria.
Esto es porque la mayoría de las expediciones venidas de Europa, fueron enviadas directamente a Siria y casi nadie visitó el Distrito del Nejd, donde se supone se criaban los mejores caballos.
Las Haras mundialmente conocidas como Crabbet Park, Tersk, Pompadour, Bábolna, Weil y también Haras polacas antiguas y contemporáneas, fueron surtidas con el material de cría sacado de Siria en sus tiempos. Todos los famosos viajeros incluyendo los Blunts, los Sherbatovs, Raswan y Stroganov vieron y encontraron excelente material de cría en las estepas sirias.
CABALLOS FAMOSOSPEGASO: De la mitología griega, caballo alado, nacido Medusa (la de la mirada mortal) Perseo le corto la cabeza y de su sangre nació Pegaso. Es símbolo de inspiración poética.

Caballo de Troya: Gigantesco caballo de madera que los troyanos introdujeron en su ciudad y gracias al cual los griegos, escondidos en su interior pudieron conquistar, la ciudad de Troya.

Rocinante: El caballo de Don Quijote.

Bucéfalo: Caballo de Alejandro Magno, rey de Macedonia y Olimpia, primer caballo famoso de la historia.

Babieca : El caballo de Cid.

Estrategos: El caballo de Aníbal, el gran ídolo de Aníbal era Alejandro Magno y por supuesto su caballo Bucéfalo.

Incitatus: Significa impetuoso, era el caballo de Calígula (alguien recuerda a este señor?), Emperador romano.

Genitor: El caballo de Julio Cesar, emperador romano.

Lazlos: El caballo de Mahoma.

Marengo: El caballo de Napoleón, fue apresado en Waterloo.

El caballo roto: Pintado por Picasso en el “Guernica”.

Caballito de mar: No es un equino es un pez marino de aproximadamente 15 Cm y que se asocia con la suerte.

Caballito del diablo: En realidad no es el caballo de Diablo, es un insecto provisto de 4 alas reticulares, que habita en las orillas de los rìos (Libelula).

Centauro: Aunque no es propiamente un caballo, es un ser famoso de la mitología griega, mitad hombre, mitad caballo, con el se representa al signo zodiacal de Sagitario, el centauro más famoso era Quirón.

Become a member to create a blog