ULTIMA PARTE VERDAD Y MENTIRA EN LA INFIDELIDAD  

dulceytierna001 105F
1371 posts
7/26/2006 4:04 pm
ULTIMA PARTE VERDAD Y MENTIRA EN LA INFIDELIDAD

Cuando dos personas renuevan la energía amorosa a través de proyectos comunes, de la vivencia efectiva de sus valores, del registro del otro, de la atención de las mutuas necesidades y expectativas, actúan como un equipo y encuentran el modo de mantener su vínculo actualizado y reencantado, los terceros difícilmente hallan espacios para irrumpir en esa intimidad, aunque lo intenten. Hay un sistema inmunológico de la pareja que se fortalece en la confianza y en el ejercicio cotidiano del amor.
Nadie elige su pareja para separarse ni para ser infiel. La infidelidad ocurre, pero no se debe a la fatalidad, al destino o a los arrebatos tan caros a la mitología occidental del amor pasional. Sus razones anidan en el corazón del vínculo.

Cuando la relación cuenta con fondos afectivos para encarar la tarea de la transformación que sigue a la tormenta, habrá vida amorosa después del adulterio. De lo contrario, lo que ocurrió tal vez se debió a que ya no la había antes. Porque, en definitiva, ser infiel es algo más que tener relaciones sexuales con un tercero.

En todo caso, es un acto de deslealtad a un proyecto común, a un espacio de intimidad, a una empresa afectiva en la que, se supone, dos personas han invertido su capital más preciado: el emocional, espiritual y sentimental. Nadie puede ser obligado a amar. Pero lealtad y responsabilidad son valores que merecen honrarse. Cuando no hay energía amorosa para continuar en un vínculo, afrontarlo es un acto de lealtad. Y de responsabilidad.

--------

RAZONES DE ELLA, RAZONES DE EL

Las necesidades de ella, las necesidades de él (base de un libro del mismo nombre), establece las cinco necesidades esenciales de la mujer y las del hombre. cuando éstas no están satisfechas, crece el riesgo de infidelidad.

• Las de ella: 1) afecto (mimos, interés por sus temas, cuidado); 2) conversación (diálogo, que se les hable y que se las escuche); 3) sinceridad y franqueza (actos y hechos que le permitan confiar en su pareja); 4) contención financiera (sentir que, aunque ella tenga sus ingresos, él puede protegerla económicamente); 5) compromiso familiar (participación activa de él como padre y compromiso con la familia).

• Las de él: 1) satisfacción sexual (así como ella necesita afecto, él pide que se entiendan sus necesidades eróticas y se las satisfagan); 2) compañerismo recreativo (que ella sea su compañera en aquellas actividades que a él le interesan, tanto deportivas como sociales o culturales); 3) una esposa atractiva (que ella no se deje estar físicamente); 4) apoyo doméstico (que haya paz y organización en ese campo); 5) admiración (que ella esté orgullosa de él y se lo manifieste). Queda por discutir cuánto hay de natural y cuánto de cultural en estas necesidades.


LOS MITOS...................................

1.- LA INFIDELIDAD TIENE QUE VER SOLO CON EL SEXO

2.- TODO EL MUNDO ES INFIEL

3.- EL ADULTERIO PUEDE SER TERAPEUTICO PARA UNA PAREJA EN CRISIS

4.- EL AMANTE DEBE SER MAS SEXY QUE EL CONYUGE

5.- EL ADULTERIO SIN ENAMORAMIENTO ES INOFENSIVO

6.- LA MEJOR REACCION CUANDO UNO ES EL ENGAÑADO CONSISTE EN HACER "NO SE DA CUENTA", PARA EVITAR UNA CRISIS.

7.- LA INFIDELIDAD ES CULPA DEL ENGAÑADO, QUIEN LE FALLO AL INFIEL HASTA EMPUJARLO AL ENGAÑO

8.- LA INFIDELIDAD DEBE TERMINAR EN SEPARACION

" SER INFIEL ES UN PUNTO EVOLUTIVO"

Si uno les pregunta a un marido o una mujer infiel por qué engañan a sus parejas, contestarán con todo tipo de razones psicológicas. Sin embargo, detrás de todo eso, lo que en realidad existe es un impulso evolutivo. Porque durante millones de años, la infidelidad fue recompensada en la evolución de nuestra especie

Los hijos son la manera de transmitir nuestros genes a la próxima generación. Un hombre que engaña a su mujer tendría el doble de posibilidades de pasar sus genes, mientras que una mujer que engaña podría recibir más recursos para sus bebes tanto como incrementar la variedad genética de sus hijos. Este tipo de comportamiento pasa de una generación a la próxima.

‒¿Y cómo nació la necesidad de una pareja estable?

‒Digamos que cinco millones de años atrás teníamos a las mujeres caminando por el páramo, llevando en un brazo un bebe y en el otro la comida y piedras para defenderse si la atacaban. Era algo muy difícil, casi imposible, con más de un niño. Entonces, surgió la necesidad de unirse a un hombre de manera más permanente. Por otra parte, para los hombres, proteger y alimentar a varias mujeres y sus crías era casi imposible. Así se desarrollaron en el cerebro tres circuitos distintos: el de la atracción sexual, que sirve para unir al hombre y a la mujer en primera instancia; el del amor romántico, que sirve para concentrar toda la energía reproductora en una sola persona, y el cariño perdurable, que mantiene a las parejas unidas con un lazo profundo.

‒Pero ¿y entonces?

‒El problema es que estos circuitos pueden actuar de manera conjunta, pero también de manera independiente. Se puede tener atracción sexual por una persona mientras se siente amor romántico hacia otra.

‒O sea que nuestro destino como especie es ser infieles...

‒En absoluto. Por un lado, hay algunas personalidades con mayores inclinaciones que otras. Por el otro, están las circunstancias que vuelven el adulterio más o menos atractivo. Pero, sobre todo, lo que nos hace humanos es que tenemos una corteza prefrontal enorme, que es la parte del cerebro que determina nuestro libre albedrío. Podemos aburrirnos con facilidad con la rutina y ver la ocasión perfecta, pero decidir mantenernos fieles.

‒¿Hay alguna ventaja biológica en ser fieles?

‒Enorme. Si la relación es buena, mantenerla estable significa que hay mayores posibilidades de tener hijos estables, a los que les vaya bien en la escuela, en el trabajo y que, a su vez, desarrollen relaciones estables con gente estable. Además, la gente que mantiene una relación estable tiende a ser más sana y vivir más años. Los matrimonios duraderos son buenos para la salud.

‒Dicen que al principio del enamoramiento abundan neurotransmisores que estimulan el deseo, y que con el paso del tiempo esas sustancias dejan lugar a una hormona que consolida sentimientos más duraderos...

‒Sí, y cada vez se van a ir descubriendo más químicos que afectan el amor. Este cambio en las hormonas, subrayo, tiene sentido evolucionista: si no existiese, moriríamos sexualmente exhaustos y nunca podríamos pasar a la fase más consolidada y responsable. Aun así, hay gente que logra mantener el enamoramiento toda la vida.

‒¿Y hay alguna manera de estimularlo?

‒Lo más importante es hacer juntos cosas nuevas y hasta algo peligrosas. Estas novedades excitantes elevan los niveles de dopamina en el cerebro, que es lo que estimula el romance. Y, naturalmente, si ambos están interesados, mantener la vida sexual activa contribuye también.


Become a member to create a blog