FANTASIA MASCULINA  

dulceytierna001 105F
1371 posts
7/2/2006 9:07 pm
FANTASIA MASCULINA

El tipo y calidad de las fantasías es tan numeroso como las personas que las originan, ya que cada uno crea sus propias ensoñaciones con total libertad y con la garantía de su privacidad. Muchas de ellas no son nunca confesadas, ni siquiera a los investigadores, pero puede establecerse una pauta de las que se repiten con más frecuencia:

Mantener relaciones sexuales en grupo, con una persona del mismo sexo, en un lugar diferente o insólito, incluso en público. Aunque hacer el amor con una pareja distinta sea una de las fantasías más habituales, el 60 % de ellas está relacionado con la pareja actual, con la que se imaginan diferentes posturas, actividades y roles, como el sexo oral o una actitud más activa, casi agresiva, en la mujer.

"Los hombres fantasean para crear excitación o distanciarse emocionalmente de diversos tipos de presiones" - "El que fantasea con una mujer que está en perpetuo celo, cuando está en su presencia, ese hombre siempre la imagina bella, de cuerpo perfecto. Además, su relación con ella es la envidia de todos los demás hombres y, en ese esquema, el que fantasea se siente irresistible".

La mayor diferencia entre las fantasías masculinas y femeninas, sin embargo, se refiere a la actitud más que al hecho en sí mismo. Así, suelen conservarse en el terreno de la imaginación los mismos conceptos que en la realidad: el hombre adopta papeles más activos mientras que la mujer mantiene una mayor pasividad.





La llamada fantasía de la seducción total es una de las más habituales. El hombre imagina la satisfacción de todos sus anhelos con una mujer desconocida que accede a todos sus deseos incondicionalmente. Un esquema que ha sido perpetuado por infinidad de producciones cinematográficas, no necesariamente pornográficas.

La oportunidad de mantener relaciones con varias mujeres a la vez es otra de las fantasías masculinas por excelencia. Probablemente la que hayan desarrollado más hombres se refiere a presenciar o participar en un episodio sexual entre dos mujeres, habitualmente la pareja estable y una mujer cercana. Esta ilusión, afirman los expertos, puede responder a un deseo de reafirmación de la virilidad y de la autoestima al sentirse "merecedor" de tal privilegio.

La presión que el hombre suele recibir por asumir su rol dominante en la sociedad, suele manifestarse en las fantasías en que prefiere ceder el papel protagonista, la iniciativa, a las mujeres con las que fantasea. De esa forma puede evadirse de las responsabilidades de su vida, de las decisiones familiares y de tomar siempre la iniciativa en el plano sexual. Durante un rato prefiere eludir la carga de tener que hacerlo todo, y hacerlo bien


Become a member to create a blog