El traslado (VIII)  

dospilas 60M
227 posts
5/24/2006 4:25 pm

Last Read:
5/31/2006 12:06 am

El traslado (VIII)


Nunca en mi corta vida había visto tanto agetreo en mi casa, durante los días que se llevaron a cabo los preparativos para nuestra mudanza fueron frenéticos, tanto mi hermano como yo colaboramos en lo que pudimos para realizar el embalaje de todos los enseres que mis padres se quisieron llevar a su nuevo lugar de residencia, vestimenta, menaje y cosas personales, lo más grande lo comprarían en el lugar de destino. Un día antes de nuestro viaje, un camión vino a buscar todo lo embalado, en ese momento me di cuenta de que ya no volvería a ver esa casa que me vio crecer, me puse triste, por otra parte me alegré, porque ya no tendría que ver al borde del maestro que tuve en mi primer año de escuela.

Cuando todabía me faltaban 15 días para cumplir los 6 años, monté por primera vez en un barco, lo había visto muchas veces porque mis padres a menudo paseaban por el puerto, era precioso, sobre todo por la noche, las luces de los barcos hacía que pareciera como una feria, por lo menos así lo recuerdo ¡Qué ilusión! Estoy en un barco (comparado con los que hay ahora, era una lata de sardinas), 16 horas duró aquel viaje, ¡Qué bonito era todo! Algunas personas mayores y a mi hermano, el movimiento en balanceo del barco no les gustaba demasiado, se pasaron la gran mayoría del viaje con bómitos, yo lo pasé genial mi madre ni se inmutó, pero tuvo bastante trabajo con cuidar a mi hermano y a mi pequeña hermana nacida 3 meses atrás.

Atracamos en la ciudad en la que teníamos que coger el tren que nos trasladaría hasta la ciudad de destino, ese mismo día montamos en el tren, solamente nos esperaba un viaje de 36 horitas, de las de sesenta minutitos, ¡Qué tormento¡ se pone en funcionamiento aquel pedazo de trasto, no han pasado ni 10 minutos una estación, 5 minutos otra estación, y otra, y otra, y otra... según comentarios que yo escuchaba a ese tren le llamaban el correo, en ese momento no sabía a que era debido, le llamaban el correo porque el muy puñetero paraba en todas las estaciones para recoger y dejar las cartas de sus ciudadanos, cuando llegamos a la estación final, ¡Qué descanso! Me imagino como debería de estar mi madre que es la que nos estuvo cuidando todo el viaje, sin pegar ojo, ¡Qué merito tenía! Mi padre salió días antes para preparar la casa donde viviríamos a partir de ahora. Nos esperaba en la estación, bajamos y ahora teníamos que montar en un taxis que nos llevaría hasta otro pueblo, ¡otra hora más de viaje! parecia que nuestro padre iba a trabajar en el fin del mundo, total 51 horas de trayecto... pero fue muy divertido... Pronto más...

oasis_41 52F

5/25/2006 5:03 am

Hola dospilas!!
Es curioso como cada quién puede vivir una misma experiencia de mil formas diferentes. Por lo pronto he leído este texto y me encanta como lo relatas. Prometo ir leyendo poco a poco los anteriores y por supuestos, los posteriores
Besossssss


dospilas 60M

5/25/2006 5:34 am

Apreciado amigo Vlad,

La verdad es que el viajito de "marras", fue toda una aventura para mí, como tú dices, cuando eres niño o todo te parece muy grande o muy bonito. Mi madre si que lo pasó mal, sobre todo para calentar los biberones de mi hermana, recuerdo haber bajado hasta del tren a los bares para que le llenaran el termo con agua caliente, recuerdo una expresión que decía mi madre "es la muerte a escobazos", ¡pobre! Es verdad madre no hay más que una, y cuando la pierdes te das cuenta de lo que vale.

Tienes toda la razón, el dichoso tren se llamaba el sevillano, y además creo haber escuchado que se unía en la ciudad de Alcazar de San Juan con el que salía desde Málaga que es el que cojimos nosotros. Desde ese punto, unidos los dos trenes realizaban el viaje hasta Barcelona (estación de Francia). El trayecto completo fue Melilla - Barcelona en octubre del año 1962. No passa res, el que em reconegui a la foto, sap d'on sóc, i el que no em coneix, tant dóna.

Agradecido por tus visitas, recibe un fuerte abrazo amigo Vlad.

Dospilas


dospilas 60M

5/25/2006 9:25 pm

    Quoting oasis_41:
    Hola dospilas!!
    Es curioso como cada quién puede vivir una misma experiencia de mil formas diferentes. Por lo pronto he leído este texto y me encanta como lo relatas. Prometo ir leyendo poco a poco los anteriores y por supuestos, los posteriores
    Besossssss
Apreciada Oasis,

Estoy agradecido por tu visita, es un placer tenerte en ésta, mi casa, fíjate si me he emocionado, que antes de contestar tu comentario me he ido a leer tu blog, ¡por cierto! es chanchi estupendo, muy bueno).

Es cierto, las cosas son así, lo que para unas personas es una pesadez, para otras puede ser una satisfación. Los humanos somos complejos, y difícilisimos de comprender.

Sin más por ahora, aprovecho la ocasión para darte la bienvenida y al tiempo enviarte un fuerte abrazo.

Dospilas


dospilas 60M

5/26/2006 1:22 am

Saludos Blas,

Las historias son similares, es cierto solamente cambian los lugares y las distancias. Nosotros no volvimos a realizar el viaje hasta 6 años después, dijo mi madre que en la vida volvería a realizar un viaje como fue aquel con un bebé de 3 meses. !Qué locura¡ pero las circunstancias fueron las que mandaron. ¡Qué farem! son los recuerdos de las personas que tubieron que buscarse las habichuelas (judías)en otros lugares, a mí me tocó Barcelona, que estaba a 1300 kilómetros con el mar Mediterráneo de por medio.

Amigo blas, encantado que hayas visitado esta tu casa, estaremos en contacto, mientrastanto, recibe un fuerte abrazo. Saludos,

Dospilas


Become a member to create a blog