page en cuotas  

rm_caborracho 37M
2 posts
3/17/2006 6:23 pm
page en cuotas

Llega un momento en la vida en el cual nos damos cuenta que nuestra vida es una lata; pocos pueden decir en que momento se da esa situación, pero a partir de ese minuto, vemos hacia a tras con total claridad, y ver con horror que nos hemos convertido el lo que mas odiamos, en lo que nunca pensamos ser o llegar a ser... y es que en la vida llegamos a un punto muerto, nuestra vida se convierte en una rutina.
No sabemos como llegamos a esto, quizás nos preocupamos demasiado de vivir, cuando lo único que hacíamos era sobrevivir. La rutina es algo peligroso, ya que de apoco se mete en tu vida y casi sin darte cuenta pasa a formar gran parte de ella, como que viene con le tiempo de crecer, con las responsabilidades que vas adquiriendo o con los hijos, o quizás por la suma de todo eso.
Pero en algún punto de la vida, en una situación en particular o en un evento desafortunado e imprecisó, todo cambia... te encuentras como todos los domingos en el mall con tu señora o tu pareja y te das cuenta que han pasado... 10, 15 o 20 años??? Pero adonde se fueron esos años, te sigues sintiendo igual que hace 20 años, pero en realidad no es así, ya no te comportas como hace 20 años, ya no puedes decir que hace 20 años jugabas con barro con tus amigos de la villa, no hace 20 años salías del colegio a enfrentar el mundo laboral, con un mundo por delante, con toda una vida por vivir, pero 20 años mas tarde no hay sorpresas en tu vida, no hay nada nuevo, ya todo el año esta organizado, incluso las vacaciones, las cuales serán mas cortitas este año ya que como hay reducción de personal el año que viene, seria mal visto tomarse todas las vacaciones.
El momento en el que ocurre esto también es todo un tema, si te das cuenta joven, pues aun estas a tiempo de enmendar las cosas y recupera el tiempo perdido y dedicarte a perseguir el sueño que dejaste en tu baúl junto a un amarillento álbum de figuritas, los Vinilos de metallica y los jeans amasados, pero si ocurre cuando eres un tanto mayor, y ese baúl de recuerdos ya fue botado a la basura por tu pareja porque ocupaba mucho espacio en la habitación de tus hijos, con un montón de deudas causadas por esa palabra maldita que encabezara tu lapida de piedra en el mas oscuro rincón del parque cementerio que de pura suerte alcanzaste a pagar en cómodas cuotas a 6 años y que repactaste el sexto año, esa frase maldita que durante años nos han metido en la cabeza por todo medio posible, tanto subliminal como tácitamente o también en forma burda y descarada, podo disfrazada de conveniencia y que de tanto repetirse se volvió parte de nosotros mismos... si de eso hablo ya lo sabes, o al menos creo que se habrán dado cuenta, hablo del emblema del consumismo, el santo grial del capitalismo, el mantra del demonio verde... LA OFERTA... pues en ese caso ya es más difícil dejar ese sistema de vida.
Una persona un tanto mayor, se encuentra inversa en un sistema casi estándar de vida, con deudas, compromisos y obligaciones sociales y familiares, todas son cosas muy difíciles de dejar de un momento a otro, también esta el tema de los hijos y el matrimonio, todo muy complejo y que de una u otra manera nos amarran muy fuertemente a este modelo y a lo que se a transformado la vida en general.
El punto muerto al cual me refiero es a lo que ocurre después de que se produce esta... iluminación, esta caída en cuenta, a partir de ahí ya todo deja de ser lo mismo, si bien haces las mismas cosas que haces regularmente todos los días, las miras con otros ojos, y para tu sorpresa te encuentras haciendo cosas que antes despreciabas hacer, cosas que se transformaron en un común denominador en tu vida... hohhh ese día después es un día de redescubrir un montón de cosas nuevas, o sea cosas que siempre has hecho, pero que por una u otra cosa no caías en cuenta que las hacías, porque te acostumbraste paulatinamente a hacerlas.
Ese es el día uno, por así decirlo, el día del re descubrimiento y si eres lo suficientemente afortunado de sobrevivir al shock, pues aun queda el día dos... el día después de mañana, o sea pasado mañana, que seria el día que vamos a describir o sea el día de hoy... o algo así. Es un día en que uno se podría sentir extraño en su propia casa, una casa llena de personas extrañas, de personas que no sabes como llegaron ahí ni porque están ahí, pero... un momento, claro... son tus hijos, es tu esposa, o tu pareja o los hijos de tu pareja o los padres de tu esposa o los padres de ambos y esta no es tu casa es la pieza que esta en la parte de atrás de la casa de alguien mas... que paso????! Como llegue acá?!... y lo mas importante, que hacer a partir de ahora, ya abriste los ojos, no puedes pretender que todo ha sido solo un mal sueño, tienes que vivir con eso, todos los días por los siguientes 40 años de tu vida añorando por ese momento en el cual el alzhaimer sea un aliciente para tu dolor, o secretamente esperando el momento de no tener control sobre tus funciones corporales, lo que claro es solo un excusa para secretamente decirle a todo el mundo "me cago en todos ustedes!!!"... literalmente.
Pero, que hacer, donde ir, que es lo correcto; correcto seria perseguir tu propio sueño y pasarte por la raja lo que hoy en día llamas tu vida, o seria correcto seguir postergándote y continuar o al menos intentar, seguir el mismo ritmo de vida que llevabas, un ritmo donde no puedes dejar las responsabilidades de tus decisiones y donde tu comportamiento esta dictado por estatutos sociales convenidos hace mucho tiempo. Que hacer? que es lo correcto?


Become a member to create a blog