GIMNASIO  

arqueo2105 40M
1 posts
4/7/2005 9:34 pm

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

GIMNASIO


Dulce MX estaba agotada, parecía que la profesora de tae bo hubiera tomado demasiados RedBull. Sara y ella eran muy atléticas pero ahora solo querían una ducha tibia que les relaje los músculos.
Eran parte del último grupo de la noche y ellas entraron últimas a los baños del gimnasio.

-¡Ay!, solo queda una ducha libre, entra tu primero Dulce y luego yo.
-Vamos a demorar asi, ¿que tál si entramos las 2 juntas? es una ducha amplia, total, somos amigas no?
A Sara siempre le sorprendía lo desinhibida que era su amiga, quizás por eso le atraía tanto su compañía. Ella en cambio era más controlada."¿Por qué no?", pensó, "Entra, asi me enjabonas la espalda". Dulce saltó a la ducha y Sara le dio un jabón, luego ella también se desnudó y entró algo nerviosa, fijándose que no las vieran.

Ambas se refrescaban sintiendo el agua correr desde sus pechos por el vientre, hasta caer bajo el ombligo, recorriendo sus pliegues MÁS ÍNTIMOS,
sintiendo las piernas torneadas por el agua que caía como lluvia sobre sus cabezas. Sus cabellos húmedos mojaban sus espaldas, y caderas y nalgas sentían el masaje tierno de las manos al pasar sobre la piel, sobre sus cuerpos, que parecían esculpidos por caricias.

-Enjabona mi espalda, quieres?
Sara sentía como la mano de su amiga le recorría de arriba a abajo, frotando con firmeza la espalda y los hombros y bajaba a su cintura haciendo suaves círculos, los que poco a poco iban bajando a la línea de la cadera, y de repente llegaron más abajo, a los suaves asientos de su cuerpo.
Como nunca en su vida sintió un estremecimiento, parecido a la sorpresa más que al miedo. Descubría que le agradaba este contacto femenino tan íntimo, tan cercano y tierno.
-Te dije la espalda Dulce....
-lo siento Sara, pero tu piel es tan suave y tu cuerpo tan bonito...
Volteó para ver a su amiga al rostro y confirmar esa insinuación y vio en los ojos de ella esa mirada que solo antes otros hombres le habían dado.

Dulce estaba algo nerviosa, tratando de simular que solo bromeaba, pero Sara se sorprendió de si misma al sentirse alagada, deseada por su amiga, entonces tomando el jabón de las manos de ella le dijo:
-Es mi turno...
Sara frotaba a Dulce por todo el frente, desde el cuello al pubis y arrodillándose después para seguir por las caderas, los muslos, las nalgas, todo el cuerpo de su amiga; SU AMIGA ÍNTIMA, que disfrutaba de la experiencia a ojos vistas.

Ambas, frente a frente, se vieron y reconocieron su atracción, Dulce se acercó a Sara y le dio un beso, ambas con los cuerpos húmedos sentían sus pieles resbalar una sobre la otra, toda fricción anulada, todo contacto potenciado por la vista mutua de los cuerpos limpios y bien formados. Sara sentía que el pecho le estallaba por los latidos acelerados y Dulce abrazaba a su amiga, los pechos de ambas tocándose, los pezones rozándose apenas por el jabón y el agua, las manos sintiendo las espaldas y las líneas de las columnas.

-Dime Dulce, ¿Haz hecho el amor con una mujer antes?
-Si Sara- contestó sorprendida pero emocionada
-Enséñame en mi casa

Ambas salieron de la ducha y se vistieron, yendo rápidamente al auto de Sara para continuar el encuentro, era algo inevitable para Sara terminar de descubrir esta faceta suya, y si su amiga era su guía, tanto mejor.

Noche de descubrimientos, noche de revelaciones; en casa de Sara, 2 personas yacerán como una sola en busca de una pasión nueva y despreocupada, para las 2 amigas el mundo estará demás

Become a member to create a blog