Las im  

adoroavenus 56M
456 posts
4/15/2006 4:36 pm
Las im


¿Cómo es posible que unas palabras, unas sugerencias, una imagen, más imágenes puedan levantar tanta pasión? Pues sí, lo es. Es un juego que se ha ido tornando cada vez más hermoso. Es una complicidad compartida que, creo que a ambos, nos va apasionando cada vez más.
Un juego sutilmente erótico, un juego con las imágenes que se convierte en motivo de relatos que, posiblemente, serán cada vez más eróticos… como éste que estamos leyendo.
En la pantalla aparecen primero los pies. Unos hermosos pies. El deseo de besarlos, de chupar cada unos de sus dedos, de lamer su planta, de acariciar su empeine… de ir subiendo por unas piernas que se me antojan sublimes.
Posteriormente, me muestra sus manos. Manos que siento que están acariciando mi cabeza al tiempo que la introducen bajo su falda. Noto la humedad en su vagina, una incipiente humedad que mis besos por encima de la tela de las bragas la hacen crecer. Un olor que me embriaga, dulcemente embriaga mis sentidos y me hace perder la timidez que al principio se producía y, por ello, me atrevo a retirar unas bragas que me son obstáculo para lamer un clítoris intensamente húmedo.
Siguientemente, me muestra los ojos. Unos, aunque ojerosos, bellos ojos que siempre me han atraído de sobremanera. Unos ojos que se entrecierran mientras beso sus labios. Labios que han aparecido casi sin querer pero lo suficientemente expresivos para desear besarlos profundamente.
Aquí ya ha desaparecido todo vestigio de timidez y bajo lentamente la cremallera de su vestido hasta dejarlo caer al suelo mientras miro a sus ojos. Esos ojos que hacen que mi excitación aumente por instantes.
Al caer el vestido, queda ante mi visión un pubis en el que asoman unos labios que desean ser besados, lamidos, mordisqueados… Unos pechos aún enfundados en un sujetador pero en el que despuntan unos pezones que ya comienzan a estar erectos. Introduzco mi mano por dentro del sujetador y comienzo a acariciar el pecho. Pero necesito ambas manos para despojarlos del sujetador. No sé si por la excitación o por los nervios se me resiste por lo que es ella quien termina por liberar su pecho de esa prenda que tanto nos estorba. Al mismo tiempo, me va despojando de mi ropa y nota como mi pene, muy duro, pugna por abandonar esa última prenda que le agobia y no le permite ir en su busca. Por fin queda desprendido de la prenda. Por fin se muestra en su esplendor, lo coge entre sus manos, lo acaricia y se agacha para llevarlo a su boca y permitirme un mundo de sensaciones que me transporta hacia un mayor deseo de ella. La verdad, es tanto el deseo que casi no hay esos juegos preliminares que a ambos nos gustan.
Deseo poseerla. Ella desea ser poseída. La succión que ha realizado en mi pene a aumentado nuestro deseo del otro. Estamos en su casa. En la sala de su casa. El sofá se convierte en el nido que será testigo de una embrutecida pasión. Me sienta sobre él y ella se coloca encima de mí. Con sumo cuidado pero con suma impaciencia introduce mi pene en su vagina. Lentamente. Siento cada uno de sus músculos mientras hace que me deslice hasta el fondo. Sus movimientos me tienen prisionero del placer. El preservativo que me ha colocado es tan sutil que es como si no existiera. Siento su humedad, siento su calor. Siento sus gemidos, cercanos ya al orgasmo, por lo que los apago con un beso mientras acaricio sus pezones. Sus erguidos pezones.
La hago un poco hacia atrás para disfrutarlos entre mis labios. Sus movimientos delatan que el orgasmo se ha presentado casi junto al mío por lo que mi semen llena un preservativo que deseo quitarme para que acabe en su boca y beba, como yo de ella, todo nuestro placer.
Así, quedamos recostados en el sofá para poder disfrutar de nuestros sexos sujetando con las manos unos cuerpos que, sudorosos, muestran ya su agotamiento por tan incontenida pasión. Nos quedamos relajados, profundamente relajados y a la espera de otro sueño que nos transporte de nuevo a ese mundo de sensaciones que me produce su visión al otro lado de la pantalla.

Become a member to create a blog