Mi visi  

_AnjoAmo_ 59M
0 posts
1/21/2006 4:06 am

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

Mi visi

Eres "nueva", subi, esclava o bottom y no sabes
hasta dónde quieres o puedes llegar al experimentar con
BDSM.

Lo ideal es leer sobre BDSM y leer perfiles. Interactuar
en línea con los posibles domis, amos o tops y aprender a
interpretar cómo se presenta cada uno.

A partir de lo que vas conociendo. vas viendo que te "inspira"
o excita y que cosas no te interesa intentar de ninguna manera.

Ya que tienes una idea de tus gustos y límites, busca alguien
que tenga límites parecidos a los tuyos.

El sadomasoquismo existe y si eres subi, esclavo o bottom
debes ser muy realista cuando interactuas con un domi,
top o amo sádico. No todos lo son. Pero los que sí lo son van
a ser ellos, es decir, sádicos, al estar contigo.

Un sádico "sano" no va a querer dañarte ni a dejar
marcas permanentes en tu cuerpo ni mutilarte. Un sádico
sano sabe que si eres nueva o nuevo debe empezar poco a poco
y debe respetar tus límites.

Pero también debes estar consciente de que los hay malos
y enfermos, que encuentran en el mundo BDSM un espacio para
camuflajear sus intenciones de causar un daño verdadero.

Además de los riesgos de encontrarte con un sádico que no
se adhiere a los principios de sano, seguro y consensuado,
también te puedes encontrar con un dominante que quiera
"probar tus límites". Leé bien lo que dicen
y analiza sus frases. Un domi que te de la impresión de no
escuchar o ser necio puede colocarte en una situación de
peligro, por ejemplo: estás atada y amordazada y él decide
penetrarte sin usar condón cuando previamente habían
acordado utilizarlo.

Por eso debes tomarte tu tiempo antes de decir empezar a
jugar.

Un sádico en BDSM no es un abusador. Un sádico en BDSM respetará
los límites que hayas establecido.
No debes tener miedo a establecer qué actividades quieres
realizar y cuáles no. Tienes derecho a decidir por cuánto
tiempo quieres hacer algo y a decir basta cuándo ya no lo
deseas o lo aguantas.

Las palabras de seguridad en el BDSM tradicional son como
los colores de un semáforo, verde, amarillo y rojo. Le indican
al o la domi, amo/a o top, en que nivel te encuentras, si aguantas
mucho o poco, si quieres que pare o puede incrementar la
fuerza o la duración de la actividad que estén realizando.

Cada domi puede tener su propio código de comunicación,
especialmente si te encuentras atada/o o amordazada/o.
Tan importante como que el domi respete tus límites es que
tú expreses lo que sientes. No temas desilusionarlo/a
u ofenderlo/a. Es preferible parar a enfrentar un daño
no deseado.

Aunque hay personas que tienen sesiones de BDSM sin palabras
de seguridad ni límites, lo mejor es tenerlas aunque no
las uses. Cuando empiezas a conocer a un domi o amo por internet
o teléfono y te dice que no cree o respeta las palabras de
seguridad o tus límites, ten mucho cuidado. A menos que
tengas mucha experiencia en BDSM lo mejor es empezar poco
a poco y con gente en que realmente puedas confiar para evitar
convertir tus fantasías en un trauma o una pesadilla.

Bien espero que deis opiniones y vivencias.

Saludos


Become a member to create a blog