una triste historia  

Valkanuz 30M
0 posts
6/21/2006 1:12 am
una triste historia

Una Triste Historia

"El Tic-tac del reloj comenzaba a hacerse insoportable dentro de aquella habitación. Los latidos de su corazón eran casi imperceptibles, su húmeda respiración empañaba los cristales, sobre la cual después dibujaba extrañas formas irregulares...el reloj paró su andar repentinamente, y la perilla de la puerta rechinó rompiendo con aquel silencio..."

Sabía que estarías aquí ‒ dijo una voz en las penumbras- esperaste mucho?

No- Dijo intentado tranquilizarse- pero no esperaba menos de ti

El solo sonrió y se sentó a su lado, la contemplo mientras la luna iluminaba la cara de ella dándole un aspecto angelical.

Y…. para que querías verme Elioth?- Dijo Ella mirando el suelo

Pues………..veras……..yo……… Christine…….-Paresia que el corazón se le salía por la boca con cada palabra.

Sabes que no debemos estar aquí y menos a estas horas- Corto Christine tristemente- Si alguien se entera………

Eso no sucederá- El se puso de pie- además porque nos prohíben hablar, es injusto

Lo sabes tan bien como yo ‒Ella solo miro la Luna - Simplemente no podemos, es la ley, es nuestro destino……..llámalo como quieras.

PUES NO LO ACEPTO- dijo casi explotando-Yo………

Elioth no seas irracional-Ella también se levanto quedando frente a el- A mi tampoco me gusta esto, pero sabes que nos tienen destinado algo mejor.

Y quien me asegura eso-volvió a sentarse- Christine ………..quieres que olvide lo que siento………

Por favor no sigas ………. No lo hagas mas difícil ‒Dijo dándole la espalda y mirando por la ventana.

Porque nos hacen esto a nosotros, aquí hay mas gente sabes- dijo mientras miraba el suelo- mas personas con las que pueden jugar.

Yo no lo se, solo se que la vida quiso esto para nosotros ‒ Dijo sin dejar de mirar la Luna.

Ellos que saben de nosotros- dijo asqueado- LOS SAVIOS NO SABEN NADA- golpeo el suelo con el pie.

Ellos son los responsables de ver por el futuro de todos Elioth, Ellos saben lo que es mejor, tómalo como una prueba ‒ Se dio vuelta a mirarlo

Si claro, una prueba………….la que me encantaría fallar por solo estar contigo- dijo mientras se levantaba y la abrasaba.

Yo…-Ella se dejo abrasar pero después de unos segundos se alejo de el- CREES QUE PARA MI ES FACIL, esto no es por nosotros, es por todos.

Quien te dice que todo eso que dijeron sea verdad ‒ mientras veía que ella se dirigía nuevamente a la ventana

Así? que ganarían ellos con mentirnos? ‒Ella abrió la ventana dejando que la brisa de la noche jugara con sus cabellos negros.

Solo quiero salir de esto-Dijo el en casi un susurro-Y quiero salir contigo a mi lado ….

Elioth …….-Ella se dio vuelta viendo la luna reflejarse en esos ojos dorados que tanto amaba-Yo…….. Esto acabara pronto- le dedico una hermosa sonrisa.

Lo se, todo acabara mañana- suspiro- solo quería verte por ultima vez

Yo también lo quería ‒esta vez fue ella quien lo abraso

Y……….-el se sonrojo- perdóname

Porque tendría que perdonarte?- dijo confundida

Por esto……- el solo se acerco lentamente y la beso, no un beso cualquiera sino uno lleno de ternura y pasión el cual ella no rechazo, lentamente se alejaron se miraron a los ojos. Se quedaron mirando por lo que pareció una eternidad querían recordar ese momento para siempre en sus memorias.

Esto…..esto no estuvo bien Elioth- Dijo Christine mirándolo fijamente- pero sabes algo ‒ sonrió- no me arrepiento.

El la miro y sonrió también- yo tampoco y si es lo último que haré moriré feliz.

Por favor no pensemos en eso ahora- ella lo abraso y así se quedaron en la pequeña habitación por lómenos un par de horas mas.

Llegada la hora de irse se miraron tristemente y salieron tomados de la mano a lo que seria su último camino juntos, fue entonces que él la detuvo.

Christine…….-la miro a lo ojos como buscando las palabras apropiadas- aun…aun podemos irnos……escapar de todo esto y ser felices juntos.

No Elioth, nada en el mundo me aria mas feliz que irme contigo ahora pero estaría mal y defraudaríamos a muchas personas-ella le acaricio el rostro.

ELLOS NO SERAN SACRIFICADOS AL AMANECER¡¡¡ -él la soltó y la miro incrédulo-
COMO PUEDES ESTAR TAN TRANQUILA¡¡¡¡¡¡¡

Pues no lo se, solo tengo la esperanza de que seremos recompensados por este tremendo sacrificio que haremos- Dijo mientras unas lagrimas escapaban de sus ojos verdes.

Yo……No quise gritarte, lo siento- dijo mientras la abrasaba y ella lloraba en su hombro.

Elioth yo también me pregunto porque nosotros, además...-Ella lo soltó de inmediato y lo miro aterrada-Alguien se acerca, si nos ven juntos…

Este es el adiós- dijo dándole un pequeño beso.

Así tan rápido como paso todo él desapareció dejándola sola en el pasillo, solo unos momentos mas tarde aparecieron unos guardias sorprendiéndose de ver a Christine ahí sola en el pasillo.

Señorita Christine la hemos estado buscando por horas, donde se había metido- Dijo uno de los guardias

Yo solo quise dar un paseo-Dijo Ella sonriendo

Pero no era necesario dejar a los guardias inconscientes señorita- Dijo el mirándola seriamente.

Yo lo siento mucho pero en unos minutos volverán a la normalidad, solo quería disfrutar mi ultima noche sola, sin escolta- dijo ella mirando tan desafiante como el.

Eso es muy peligroso señorita no debería exponerse así- Dijo el acercándose

YO SE LO QUE HAGO¡¡¡- ella lo miro fríamente- además, a ti que te preocupa lo que pueda pasarme?- empezó a caminar dejándolo atrás- a nadie le importa que yo este bien, solo quieres que muera para que su pesadilla termine.

Eso……..-Intento defenderse pero no pudo terminar

No puedes decirme que no te sentirás feliz mañana- Lo miro con lagrimas en los ojos- ESTARÉ EN MI HABITACIÓN ‒ Y así se esfumo, desapareciendo delante de sus ojos, dejándolos totalmente perplejos, sabían de sus poderes pero nunca los habían visto en acción.

Vacía, es como estaba la habitación y su corazón, solo le quedaba la alegría de saber que pronto terminaría toda esta tortura. Solo quedaban unos minutos para el amanecer y fue cuando llamaron a la puerta.

Es la hora- fue todo lo que se escucho.

Lentamente se cambio de ropa, se puso un vestido blanco con vuelos trasparentes en las anchas mangas y solo unas sandalias del mismo color, era realmente hermosa con una figura envidiable, ojos como esmeraldas y cabellos tan negros como la noche que los hacia resaltar mucho mas, se preparó y salió hacia el patio principal, fue cuando lo vio, esperándola cerca de la salida, Elioth vestido de blanco también sus cabellos negros amarrados en una pequeña coleta y sus ojos dorados mas destellante que nunca su camisa en vez de botones tenia amaras lo que lo hacía verse aun mejor.

Es tiempo-dijo tendiéndole la mano- recuerda que siempre te amare- dijo mientras tomaba su mano.

La miro contemplándola por ultima vez mientras salían y se encontraban con una enorme escalera que los dejaría en una especie de escenario, subieron juntos a lo que seria su ultima morada.

Mientras subían esa escalera miles de recuerdes pasaban por sus mentes, como cuando se conocieron, eran solo un par de niños de 10 años en un enorme jardín de una gran casa. El la miraba como ella intentaba subir en un columpio, fue entonces que al estar eso tan viejo se desmonto y ella callo al suelo, al ver esto el corrió hacía ella.

Estas bien?- pregunto riendo al verla tirada en el suelo“Pensar que todo empezó así”

No, no vez que me caí- Dijo la niña llorando y mirándolo feo- y deja de reír

Lo siento no fue mi intención- dijo el niño ayudándola a levantarse- Soy Elioth

Christine- La pequeña niña pensaba insultarlo pero al ver esos ojos dorados se perdió en ellos, jamás había visto algo así- Gracias

Que ases aquí Christine- dijo el niño sonriéndole

Pues trataba de jugar, estoy tan aburrida, no se cuanto mas se tardaran mis padres con los sabios-Dijo resignada

Mis padres esta aquí por lo mismo, que coincidencia no?- dijo mirándola de arriba abajo.

Pues si- Ella empezó a caminar mientras el la seguía- sabes porque están los tuyos aquí?

No, y tu-Dijo al tiempo que la alcanzaba

Tampoco, pero sospecho que se trata de mi- Dijo sentándose a la orilla de un lago-Nunca pensé que este lugar fuera tan grande, si asta tiene un lago.

Por algo son los sabios ¿no?- Dijo Elioth mientras se sentaba a su lado- Me pregunto que tanto aran.

Lo mismo quisiera saber- Christine suspiro

Me guardarías un secreto?- Le dijo picaramente Elioth

Apenas me conoces y quieres confiarme un secreto?- Dijo asombrada Christine

Pues no se, se me ase que eres de confianza- la miro sonriendo.

Pues no te prometo nada- Dijo Christine ganadole su curiosidad

Bueno se que no lo dirás de todas formas ‒ se acerco- además se que te sorprenderás.

Eso quiero verlo, no soy muy impresionable, creeme- dijo ella mirando a otro lado pero sin perderse nada de lo que aquel chico tan peculiar asía.

Bueno-Estiro su mano y ahí apareció un minúsculo punto blanco el cual se izo mas grande y luego mas, asta que de ahí empezaron a salir raíces que luego formaron una flor, Christine estaba impresionada y no se lo podía creer, la flor termino de tomar forma para convertirse en una violeta la cual tomo entre sus dedos y se la dio a Christine.

Te dije que impresionaría- Dijo Elioth con una sonrisa

Eso………. Eso es imposible-Dijo Christine escandalizada- no puede ser verdad-Dijo alejándose de el.

Espera- corrió detrás de ella asta alcanzarla- No tenias porque ponerte así, seguro ahora piensas que soy un fenómeno ¿no?

Ella se dio vuelta para quedar frente a el, lo miro y se dio cuenta de que actuó mal al salir así tan de repente pero es que la impresión pudo mas que ella, pero al ver la cara de tristeza de aquel niño se arrepintió mucho de haberlo echo.

No, claro que no- Dijo ella asiendo que el la mirara- Hacer eso seria pensar que yo también soy una fenómeno- Dijo sonriendo.

Que quieres decir con eso?- pregunto extrañado

Me refiero a esto- Dijo a la vez que se elevaba unos centímetros del suelo para luego volver al su lugar.

NO PUEDO CREERLO ‒ dijo impresionado- TU TAMBIEN

SI, no creí que a alguien mas le pasara lo mismo-Dijo mientras sonrreia.

Quieres dar una vuelta mientras esperamos? ‒ pregunto

Claro- respondió Christine feliz

Ahí se acababa lo bello de esta historia, por lómenos el principio seria algo que jamás olvidaría, esos buenos momentos, que fueron los únicos de paz donde nada les preocupaba, cuando ellos como niños nunca pensarían que ese día los marcaría por siempre y que toda su felicidad terminaría ahí ese mismo día.

Después de mucho andar los niños se cansaron y decidieron volver a la casa, en una de sus vueltas por la mansión escucharon a sus padres hablar y como niños que eran la curiosidad les gano, nunca se imaginaron que lo que escucharían ahí les causaría una de las tristezas más grandes.

Porque ellos, me pregunto- Sonó la voz de una mujer que Elioth reconoció como su madre.

Esto no debería pasar, son nuestros hijos, como quieren que no nos preocupemos ‒ Dijo la madre de Christine.

Debemos ser fuertes ‒ Dijo el padre de Elioth

Esto estaba escrito y debemos estar orgullosos de que nuestros hijos sean los elegidos ‒Dijo el padre de Christine.

Como puedes hablar así por Dios- Dijo escandalizada la madre de Elioth

Al otro lado de la puerta escuchaban Elioth y Christine sin entender nada, pero sabían que no seria nada bueno si sus padres estaban así de preocupados por ellos.

Nunca podrán enamorarse y además cuando cumplan 18 años serán sacrificados por el bien de este estupido pueblo¡¡¡¡¡-Grito la madre de Elioth- Pagaran por un pecado del que siquiera están enterados ‒ finalizo para ponerse a llorar.

A mi tampoco me gusta nada, pero no podemos hacer nada contra los sabios ‒ Sentencian el padre de Christine dando por finalizada la conversación.

Los niños desde afuera quedaron de piedra, totalmente impactados por lo que acababan de escuchar. Salieron corriendo de ahí para perderse en el gran patio y ponerse a llorar bajo un árbol, juntos como acordaron estar por siempre desde ese día.

Siguieron subiendo la escalera que les parecía interminable se soltaron las manos al llegar arriba, donde todo terminaría, en aquel lugar estaban los sabios, cinco hombre ancianos con unas túnicas azules, en el centro de todo un cuadrado de mármol blanco, los ancianos los miraron les amarraron las muñecas con una cuerda y los recostaron en el la estructura de mármol, se miraron y serraron los ojos esperando lo inevitable.

Los recuerdos los invadieron otra vez, cuando estaban bajo ese árbol y se prometieron estar juntos. Así lo hicieron, fue la última vez que vieron a sus padres porque desde ese día esa mansión fue su hogar, ahí los entrenaron para que pudieran usar bien sus poderes con la esperanza de que no tuviera que pasar lo inevitable pero nunca fueron capaces de controlarlos totalmente, fue por eso que perdieron toda esperanza. Supuestamente nunca podrían enamorase, pero como le gusta jugar al destino asiendo que ambos se fueran gustando asta enamorarse perdidamente.

Christine miro a Elioth y le dijo en tono que solo el pudiera oírlo- no me arrepiento de haberte conocido y de alguna forma estoy feliz de saber que moriré a tu lado, quizá no seamos felices aquí pero recuerda, nos volveremos a encontrar en el cielo.

El solo la miro y una lagrima callo de sus ojos miro el cielo ese lugar infinito que desde ahora se convertiría en su hogar pero si podía vivir ahí feliz con su amor estaría dispuesto a morir mil beses.

Serraron los ojos al escuchar a un anciano decir unas palabras, luego sintieron el filo del cuchillo en su corazón, pensaron en el gran amor que sentían y que pronto serian libres y con ese pensamiento todo se volvió oscuridad.

FIN


Become a member to create a blog