La noche (fragmento)  

SoloUnPecador 40M
0 posts
3/28/2006 8:16 pm

Last Read:
11/28/2006 8:44 pm

La noche (fragmento)


El siguiente escrito es un fragmento de un cuento mucho mas largo que he ido escribiendo a manos compartidas con alguien muy especial.

La luz roja hizo que Bruno tuviera que frenar el auto de manera abrupta, iba tan abstraido en sus pensamientos que no se habia dado cuenta que la luz habia cambiado de amarilla a roja, miro hacia un lado, luego hacia el otro, vio que no venia ningun auto y cruzo el camino sin importarle la luz roja. Enseguida sono el movil:

- ¿Diga?... joer, lo habia olvidado, ni siquiera estoy vestido, pasare por un traje, gracias por recordarmelo - colgo el telefono y se dirigio hacia el area comercial de la ciudad.

Avanzaba por las tiendas observando desde su auto donde conseguiria un traje, habia olvidado la exposicion, habia esperado por ella varios dias desde que vio el cartel que decia " Placer a traves del sufrimiento, exposicion de fotografia por A.C. ", y lo habia olvidado. - ¡ Maldita sea mi suerte ! - murmuraba cada vez que pasaba junto a una tienda y no veia algo que le gustara. Por fin vio una tienda que parecia tener lo que buscaba, mas no se fijo por eso en realidad si no por la dependienta que vio en el aparador acomodando la corbata de un maniqui, detuvo el auto exactamente enfrente de la tienda, se quito los lentes obscuros que traia puestos con la finalidad de ver mejor a la dependienta, solo basto, verle las piernas y el par de nalgas separadas por una pequeña tanga que se marcaba sobre la falda para saber que era lo que buscaba.

- Pase señor, ¿ en que le puedo servir ? - hablo con un acento claramente premeditado.

- Busco un traje, de corte ingles por favor, que no sea de lana, si tiene de algodon seria ideal.... - respondio mientras le miraba descaradamente los senos, entre los cuales colgaba una pequeña medalla de algun santo, que como el resto no conocia.

- ¿ De que color señor ? volvio a preguntar amablemente.

- Mmhhh negro, corbata negra, camisa blanca y de una vez traiga unos zapatos negros tambien... no se mi talla tendra que tomarme las medidas. - dijo mientras observaba alrededor de de la tienda tratando de ubicar a los otros empleados, solo habia dos mas, uno que se recargaba perezoso sobre la caja registradora y otra dependienta que usaba el mismo conjunto de falda corta color azul marino, unos zapatos bajos, medias, una blusa azul claro y una cola de caballo.

La dependienta que le atendia saco una cinta metrica, se acerco a Bruno conforme iba estirando la cinta para medirle los brazos, Bruno dio un paso atras mientras le señalo los vestidores.

- Aqui no... vayamos alla atras... en los vestidores... me sentire mas comodo si hace esto alla - dijo mientras miraba hacia donde se encontraban los vestidores. Ella se limito a asentir, cedio el paso a Bruno quien de manera cortes le tomo del brazo Y dijo - no, por favor despues de usted - al tocarle el brazo, Bruno se dio cuenta de que ella no oponia ninguna resistencia le hizo que caminara frente a el bajo la excusa de que le mostrara el camino, Se dio cuenta de que el caminar de quien le atendia era ondulante, siseante y provocador, sonrio todo marchaba como lo habia planeado. Llegaron a el cubiculo que servia como vestidor, estaba dividido en dos, en uno la puerta llegaba hasta el suelo era pequeño pero con el suficiente espacio para que ambos estuvieran dentro, el otro dejaba a la vista la mitad de la pierna hacia abajo, Bruno tomo por la cintura a Lidia (habia leido el nombre en el pequeño broche que pendia de la blusa) esta paso sin inmutarse, el descaradamente subio al pequeño banquillo para quedar a la altura que a ella al agacharse frente a el no se tuviera que forzar demasiado para medirle el tamaño de los zapatos, junto a este banco estaba uno mas con un perchero, arriba colgaba un perchero para la ropa.

- 29 centimetros, para el pie... 1.10 metros...pierna... - Le rodeo con la cinta metrica la cintura, - 81 cintura, 1.22 espalda, brazos 65...- se retiro un poco de Bruno para dirigirse hacia el almacen, momento que el aprovecho para bajar del banquillo y quedar de nuevo junto a ella. Pego su cuerpo hacia el de ella intencionalmente, ella se limito a resistirse debilmente, pego su espalda a la pared, momento que Bruno aprovecho para cercarla, repegar su ingle al cuerpo de ella, se quedo estatica sintiendo la creciente ereccion de Bruno en su ingle, carraspeo, mientras empujo debilmente a Bruno, que le dio el paso para que saliera. Al regresar Lidia cargaba dos trajes en la mano derecha, con la izquierda sostenia dos cajas de zapatos, sobre estas colgaba una corbata y bajo el brazo cargaba una camisa empaquetada. Bruno se habia desnudado mientras Lidia habia ido a traer su encargo, se habia quedado solo en boxers, la esperaba sentado en el banco y al lado su ropa perfectamente doblada.

- Necesito salir de aqui con el traje asi que espero que no te moleste -

- n...nn...nnno... no me molesta - respondio nerviosa, el contacto del pene de Bruno sobre la ropa de Lidia habia provocado en ella que casi involuntariamente se humedeciera, entre el liguero y las pequeñas tanguitas que usaba podia sentir como su humedad la iba cubriendo, el ver asi a Bruno le provoco un espasmo, al que su cuerpo reacciono humedeciendola un poco mas, poniendo duros sus pezones, haciendo que su respiracion se alterara, Bruno se levanto tomo los zapatos, los coloco sobre el banco donde estaba sentado, sobre estos puso la camisa y la corbata; tomo ambos trajes, los colgo del perchero, volteo hacia Lidia que permanecia pegada a la esquina del pequeño recinto. Bruno le tomo la pierna derecha y la engancho en su brazo izquierdo, la mano derecha comenzo a arremangarle la falda, lo suficiente para que asomara la tanga, rapidamente los dedos de Bruno se trasladaron la tanga de Lidia que hacia poco por resistirse a los embates de este, con ambos dedos desplazo hacia un lado la tanga y se la aferro, mientras le pasaba la mano por las nalgas creando asi un gancho en el que la tanga quedaba hecha a un lado detenida por los dedos de Bruno , con la mano izquierda Bruno saco su pene de los boxers, se toco la base del falo, deslizo los dedos hacia arriba acercando su miembro hinchado al sexo palpitante y humedo de ella. al alcanzar los labios con el glande, Bruno subio y bajo con la mano su ereccion a lo que Lidia emitio un ahogado gemido, de repente Bruno empujo su cadera hacia Lidia que contuvo la respiracion, sintio que estaba siendo atravesada hasta las entrañas, el solto la tanga, ya estaba adentro ahora poco estorbaba, pego la cabeza de Lidia con la mano derecha a la pared del cubiculo, le tapo los labios mientras la penetraba una y otra vez, cada vez mas fuerte, cada vez mas dentro, cada vez mas profundo. Lidia se limitaba a ser victima de los embates, a emitir gemidos que la mano de Bruno atrapaba para no dejarles libres, Lidia sabia que estaba por correrse abrio la boca y de sus ojos salio una pequeña lagrima al mismo tiempo que se humedecia mas, el sonrio, no dijo nada, el todavia no habia acabado, tomo a Lidia que no era mas que una muñeca de trapo en los fuertes brazos de el, la tomo por la cintura y la giro de tal manera que ahora el estaba atras de ella, completamente inclinada desprotegida, humeda y caliente. Bruno tomo su verga que parecia crecer por momentos aun mas, la coloco en el coño de ella, una vez mas volvio a atravesarla, Lidia se movia involuntariamente, su cuerpo no respondia a la orden de detenerse al contrario ayudaba al juego de Bruno moviendose en sentido contrario al de los movimientos de el, algo cubria a Bruno que derribaba sus defensas, esa actitud de animal en celo que tomaba a una hembra mas de su manada, ella contraia su coño cada vez que el la penetraba haciendo que el contacto y la penetracion fueran mas dificiles para ella, por que a Bruno y su miembro poco les importaba la resistencia que Lidia podia ofrecer, Lidia totalmente fuera de si, murmurando - ya.. ya... ya... - volvio a correrse, Bruno continuo torturandola hasta que los brazos de ella flaquearon y se dejo caer sobre la bolsa que contenia la camisa, pero el aun no terminaba le dio un tiron de los cabellos, la hinco frente a el, con la mano izquierda comenzo a masturbarse, mientras la boca de Lidia golpeaba el pene endurecido que se hinchaba anunciando que pronto explotaria y derramaria su Liquido caliente sobre ella, sin saber por que Lidia abrio la boca al momento justo que Bruno se corria, ese nectar ardiente, quemante, lleno los labios y la boca de Lidia, penetro en su boca lo suficiente como para que de un sorbo fuera suficiente para absorverlo.

- Levantate, hazte a un lado, - Bruno saco un pañuelo de el pantalon que se habia quitado, se limpio el pene que aun estaba erecto, las manos y le dio el pañuelo a Ldia que se limpio la boca y se arreglo de nuevo la falda acomodandose lo mejor posible en el espejo que estaba en el cubiculo trato de alinearse lo mejor posible, Bruno se estaba poneindo ya el saco, le dio una tarjeta de credito.

- Ten me llevo ambos trajes, junto con lo demas , envuelve mi ropa y ¿donde estan los sanitarios? - Lidia señalo afuera del cubiculo, salio sin decir palabra alguna, aun temblando al ritmo que su vagina palpitaba..

Bruno se lavo concienzudamente las manos, se mojo el cabello, se lo peino para atras en el baño saco una tarjeta de presentacion y escribio algo sobre ella. salio, tomo las bolsas y Lidia lo siguio, como un perro fiel hasta la puerta del establecimiento. Bruno se dio media vuelta y puso la tarjeta de presentacion en medio de los senos de Lidia - Llamame - dijo sin mirarla, sin volver a voltear, subio a su auto y se alejo al cambio de las velocidades.

- disculpen las faltas de ortografia pero lo transcribi tal cual de el borrador -

Become a member to create a blog