MADURAR TEMPRANO, DEJAR IR LO PASADO  

Revelations69 47F
0 posts
8/23/2005 7:20 pm

Last Read:
5/18/2006 5:33 pm

MADURAR TEMPRANO, DEJAR IR LO PASADO


Ummm Cuenta la historia, que el alma elegida no quería ocupar el cuerpo que con tanto amor y pasión habían procreado sus padres...

A pesar de su testarudez y de cuanto argumento utilizó, no le quedó otro remedio que aceptar a regañadientes su nacimiento, no sin antes murmurar sobre lo inútil que era venir a tratar de aprender algo, cuando todos los habitantes del planeta estaban demasiado ocupados generando bienes materiales y viviendo a toda velocidad como para ocuparse de siquiera conocer a sus hermanos, mucho menos pensar en considerar los sentimientos de los demás. Traía en su corazón una semilla, que debía hacer germinar sea cuales fueran las circunstancias de su vida, era amor, venía a aprender a expresarlo y a entregarlo, sin esperar compensación, en pocas palabras debía intentar desarrollar al ángel que llevaba dentro o por lo menos mantener un equilibrio.

Llegada la edad escolar jugaba como todos los niños del jardín de infancia, aunque nunca faltaba aquel que siendo más tremendo, le hacía bromas pesadas con el único fin de divertirse viendole llorar o tratar de escapar y con ello sentir algo de poder infantil..., era de menor edad que todos, así que sus herramientas de defensa eran menos desarrolladas que las de sus amiguitos. Para protegerse de las bromas de sus compañeritos y no llorar optó por jugar en solitario, dejó de reir en la escuela y se escondió tras una máscara de seriedad, como hacía su papá, temía a un concepto aún no conocido a tan tierna edad: La No Aceptación o El Rechazo.

Aprendió pronto a leer, a dibujar y en general todas aquellas manualidades que solo un alma que ha elegido la soledad aprende, porque cuenta con algo que quizás otros no tienen: Tiempo.

Cursando su segundo grado, trató de establecer lazos de amistad con otros compañeritos. Fueran de su misma clase o más avanzados. De sus hermanos era la última que buscaban al colegio por lo que siempre reinaba la soledad en el segundo piso. Un día a los seis años se quedó otro estudiante, debía tener 13 o 14 años a juzgar por la incipiente barba y que le triplicaba la estatura. Lo invitó a jugar, como a toda criatura de seis o siete años le encantaba jugar al escondido, policías y ladrones, en fin juegos en los que siempre pudiera correr. Al parecer la provocación no causó gracia y al ser atrapada en lugar del inocente juego, el muchachO le dijo que le iba a dar una lección: la cargó y apretándola a su cuerpo restregó sus genitales en el infantil cuerpo, la criatura solo pensaba en algo: Escapar.
Afortunadamente, no hizo nada más... porque no le dió tiempo y al sentir que alguien subía las escaleras, la soltó y le intimidó para que no abriera la boca... La criatura solo quería Llorar y contarle a su mamá lo que había pasado, incluso a su corta edad lo amenazó con su papá y aunque nunca contó lo que había vivido, el muchacho logró algo: La Asustó, pero también desató su curiosidad. Ya sus percepciones y reacciones no serían iguales nunca.... de ahí en adelante su relación con el sexo opuesto siempre estaría llena de reservas, ante el temor a una frase que casi todos practican, sea en mayor o menor grado: Miedo a ser Abusado, a no ser respetado o a no ser aceptado...

Become a member to create a blog