Antifaces  

Dios_hormiguero 40M
0 posts
5/18/2006 6:59 am
Antifaces


Una sorpresa, ella entra en la habitación, esta todo en penumbras solo iluminado por las tenues luces de unas ondulantes velas, su olor impregna toda la habitación, y en ella se ve su emoción, su curiosidad, su ganas de descubrir que oculta esa sombra, es entonces cuando él le pone un antifaz, pero un antifaz cegado, esta cubierto en su interior por una suave y ligera seda blanca, para que no le molestara en sus ojos, ahora tendrá que imaginar, confiar en sus otros sentidos, confiar en la otra persona, ya esta tendida en la amplia cama una cama mucho mayor que una de matrimonio, cubierta por una gran manta de pelo largo, ella se encuentra relajada, se deja tender, y eleva los brazos sobre su cabeza a una simple petición de él, ¿Que estará pasando por su mente? No ve nada, es hora de eliminar otro de sus sentido, el del tacto, aunque solo el de las manos, antes de continuar con ello, él acerca la segunda sorpresa a sus oídos y la mueve, ella lo reconoce al momento, es el sonido de unas esposas, pero no unas cualquiera, cuando se las pone descubre su suave tacto, es como si un peluche estuviera sujetando sus muñecas. Estirada sobre la cama, sin poder ver, sin poder tocar, suavemente le quita la ropa sin tocarla, aun no es el momento, hay que esperar mas aun, las sorpresas no acaban mas que empezar, no hace frío, la habitación se caldea con la respiración de los dos, con el calor de las velas, es entonces cuando empieza a sentir como llueve sobre ella, pero no es liquido, no es sólido, ¿Que será? No se lo puede imaginar, solo sentir como un frescor va tocando cada centímetro de su piel, como una ligera lluvia, una ligera lluvia de pétalos de flores, flores frescas, el frescor, el tacto y el no saber que es la excita hasta limites imposibles, pero no es el momento, aun no, ahora es el momento de que vea, él se acerca suavemente a ella, ella lo siente pero no hay contacto de los dos cuerpos, solo puede sentir como se mueve por las vibraciones de la cama, como la rodea como apoya sus piernas a ambos lados de ella, pero sin tocarla, se acerca a su oído y le dice unas suaves palabras, es hora de que veas, y le levanta el antifaz para que pueda verlo a él con su antifaz negro, no podía ni imaginarse, su cara fue una mezcla de emoción, de alegría y erotismo, y una sonrisa con una lagrima al verse en un mar de pétalos de flores, como una sirena en un lago lleno de nenúfares, ya ha visto suficiente, es hora de volver a ponerle su antifaz, es hora de comenzar en serio, se acabaron las sorpresas, ya esta lista para todo y él lo sabe.

Become a member to create a blog