Las manos del escultor  

Derfel1971 47M
0 posts
2/23/2006 3:34 am

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

Las manos del escultor


Hace dos días que me encuentro en Galicia por negocios. Al llegar la tarde me encuentro con un pequeño rato de tiempo libre entre reunión y reunión; y Santiago de Compostela es una ciudad tan interesante como la que mas y que despide un aire a misterio que se desprende de cada esquina de su casco viejo, al pasear bajo sus solemnes arcos de piedra.

Al azar me detengo en una pequeña tienda de arte y me quedo prendado de una escultura no muy grande de una dríada al lado de una fuente. En realidad lo que observo es a una chica que la esta recorriendo con sus manos la estatua como si el propio artista fuere: las llemas de sus dedos tocan los tobillos, y empiezan a subir suave -casi religiosamente- hacia la car interior de sus muslos, demorándose en cada centímetro de su fría piel. La driada permanece sentada de lado sobre una roca y su rostro inexpresivo no parece inmutarse por las caricias de la joven. No obstante, esta sigue su camino hacia la zona púbca, la cual se salta para copar los pechos de la estatua. No puedo más, mi sexo se revela contra lo que estoy viendo y mi cuerpo traiciona mi traje de raya diplomática más de lo que el decoro permite... Hasta creo entrever que la expresión de la estatua ha cobrado vida... Casi 5 minutos y estoy desesperado por acariciar así, porque me acaricien así... Me armo de valor; o mejor dicho, me despojo de mi hipocresía vouyerista, y me dirijo a la muchacha. Me presento, sonríe y le pregunto sobre porqué tanta pasión en acariciar un simple bronce. Me responde: solo lo que tocamos sentimos. Seda la vuelta y se marcha y yo me quedo pensando y tocando, sin darme cuenta, el cuerpo, tibio aún de su contacto, de la dríada.

Become a member to create a blog