Fantasear no es un pecado  

ADRIANE85 31M
1 posts
1/16/2006 5:44 pm

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm

Fantasear no es un pecado


Por lo que les comparto una mia. bye

Desde hace tiempo, eh visto esa chica andar por el campus de la escuela con sus jeans a la cadera y ajustados, y cuando se sienta para tomar clase muestra una tanga, un hermoso triangulo que se sostiene por dos hilos alrededor de sus pronunciadas curvas, una espalda que si ve de perfil se dibuja una hermosa curva y al frente dos y senos, q de solo verlos excita, hoy lleva una camisa muy ajustada es de color blanco y se logra dibujar su sostén, del mismo color, trato de colocar mi vista en otra dirección pero parece imposible, entre los botones de camisa solo se asoman las copas del sostén, al terminar la clase me acerco a ella con el pretexto tonto de la clase, ella muy linda me explica y no dejo ver ahora sus labios, me acerco un poco mas para respirar su aliento, de inmediato, comienzo excitarme, y mis manos quieren tocarla, acariciarla, ella se ve un poco incomoda de la manera de mi mirada, y solo me ve de arriba hacia abajo y después de hacerlo muerde el labio inferior, la invito a un lugar mas privado, es un lugar seguro y secreto para muchos, nadie esta, nadie nos vigila, una vez mas respiro si aliento y la tomo entre mis brazos y la empiezo a besar lentamente mi lengua acaricia la suya, y mi labio inferior aprisiona el suyo, mientas, las yemas de mis dedos se deslizan en su espalda alta, haciendo círculos, una zona erógena poco conocida que causa una gran excitación, mientras la otra mano sigue por esa curvas hasta llegar a su muslos, y nuevamente sube hasta llevar a uno se sus senos, duros, pero al roce de mi mano endurece mas y mas, y en su camisa se dibuja un volcán queriendo hacer erupción, ella alza su cara para que yo sebe su cuello, mientras quito esos botones estorbosos, y sigo besando ahora un copo mas abajo, sus senos, costillas, vientre, ahora hay que quitar esos jeans, una vez abajo, solo se interpone esa tanga transparente, que no deja nada a la imaginación, arrodillado entre de ella con mis manos en sus nalgas, la empiezo a quitar con los dientes, lamiendo cada vez que puedo sus piernas, ella desesperada me quita la playera, besándome el pecho, y después mis jeans, ahora ella dice que ya no puede mas, y quiere que la penetre ya, yo sonrió y le dijo claro que se puede mas, me coloco detrás de ella y acaricio sus senos mientras repego mi verga con su trasero, el sostén lo quito lentamente con mi boca, ella dice, ya házmelo, pero insisto en seguir fajando, jugando sus pezones con mi lengua y luego con mis labios, llenos de saliva, presiono sus pezones, moviendo el inferior a una dirección y superior en la dirección contraria, como si rodara una uva de izquierda a derecha y viceversa entre mis labios, ya es hora, acerco una silla, y ella coloca sus manos sobre el respaldo, empinándose, tomo sus caderas y penetro poco a poco, sintiendo en mi pene como se abre camino poco a poco en su vagina terriblemente húmeda y suave, hago movimientos ahora un poco mas rápidos y ella se aprieta los labios con los diente para no hacer ruido, pero no soporta y empieza gemir, ahora mueve sus caderas y aprieta mi verga como si la succionara, trato de soportar la sensación, que me produce, y ahora los dos nos movemos a un mismo ritmo, ella dice mas, y me nuevo tan rápido como puedo, mientras ella se coloca una mano en la boca, para no gemir, y solo la quita para decir mas duro, mas duro, no se cuanto mas se puede soportar, y ella calla por un instante alza la cara hacia arriba, yo ya no puedo, me voy a venir, aprieto sus cadera para no hacerlo pero es imposible suelto ella eyaculación justo al mismo tiempo ella me baña con néctar todo mi pene y bolas, los dos ya no podemos y gemimos, upus!!!! Esta vez si fuerte el gemido. Alguien viene, no se!!! , se escucha la vos de una mujer, no hay tiempo ya esta aquí, es una maestra, y nos ve en pleno acto, totalmente sorprendida por dicha escena, solo nos ve, y dice: “no hay necesidad de que me expliquen lo que están haciendo, es mas yo de joven también lo hice, como ustedes, y saben a pasado muchos años y aun tengo la tentación de volverlo hacer, no se, pero no se me quita”. Sin decir mas se acerca hacia nosotros una mujer con un traje sastre, madre de familia, y con el deseo sexual de una joven, cierra la puerta, comienza a quitarse la ropa me llama y me dice hazme lo que le hiciste a ella, y yo no diré nada.

(Continuara)

Become a member to create a blog