rm_liisxal 51F
33 posts
3/10/2006 3:07 pm


¿Aún amas a tu ex? ¡Supéralo!

Vas caminando tranquilamente por la calle y entras a una tienda departamental. Llevas menos de cinco pasos dentro de la tienda cuando pones atención a la música de fondo: ¡Tenía que ser! ¡la canción que compartías con tu ex! Definitivamente, las personas que coordinan esto en la tienda tienen un excelente gusto musical: el mismo que tú tenías hasta que terminó tu relación.

Al principio sacas fortaleza de tu orgullo y espantas los malos pensamientos, levantas la cabeza, enderezas la espalda y sigues caminando. Piensas 'prueba superada' y ¡rayos! Cuando la vida se pone a jugar a las casualidades es muy irónica: te topas a tu ex pareja ¡de compras! Sientes que estás a punto de perder la compostura y saludas con una naturalidad tan fresca que ni tú puedes creerlo. Escudriñas su rostro y no encuentras ningún rastro de estrés, coraje, ¡ni una lagrimita!

En fin, sigues con tus actividades normales y, unos días más tarde, sales a correr para relajarte. Ese encuentro con tu ex realmente trajo muchos pensamientos reaccionarios a la superficie y necesitas poner en claro la mente. La próxima vez que te encuentres en una situación así debes ser capaz de mantener tus emociones bajo control. Te preguntas ¿qué me pasa? ¡Yo ya olvidé! Pero, en el fondo, sabes que alguna cosa queda por ahí porque ‘donde hubo fuego...'

Decides tomar un pequeño descanso en tu supercarrera desestresante y miras, no muy lejos, a alguien tomando fotografías o escribiendo. Te late el corazón más rápido y sientes mariposas en el estómago porque esa persona realmente es atractiva: te acercas y pones atención... ¡Otra vez no! Está en sus cinco minutos de concentración y no te ve. Si nuevamente sentiste que te temblaron las piernas y un impulso por darle un abrazo, por favor: ¡continúa leyendo!

Hazte un favor y ¡sigue adelante!
Me imagino que no logras explicarte cómo es posible que ese pequeño engendro de la naturaleza siga viviendo tan feliz. Tampoco puedes asimilar cómo es que no se arrastra por el fango y si no eres tan radical puedes sólo cuestionar ¡cómo rayos pudo superarlo tan pronto! Bueno, decir 'tan pronto' puede ser una ironía sarcástica porque hace más de un año que no están juntos y cuando terminaron prometiste que ibas a levantarte de esta y que jamás estarías sintiendo lástima por ti.

¿En dónde quedaron tus buenos propósitos? No has sido capaz de hacer cambios reales y muy en el fondo aún quisieras poder acurrucarte a su lado para ver películas los fines de semana...

Así que: ¡Manos a la obra! Es tiempo de que levantes del suelo los restos de tu corazoncito y les des una sacudida. Ve con tu estilista y prueba hacer un cambio a tu imagen; ve de compras y consiéntete lo más que puedas. Sal con tus amistades y puedes intentar frecuentar bares nuevos o lugares de moda que no conozcas: cambia un poco de ambiente e intenta hacer esas cosas que siempre quisiste.

Entonces... ¿qué hago con lo que siento?
Dedícate a cultivar buenas emociones y deja de darte de latigazos cuando escuches una canción, mires una película que te recuerde a tu ex y evita pensar demasiado en los momentos maravillosos que pasaron juntos. Por favor, baja a la tierra y date cuenta que ¡eso ya quedó en el pasado!

Entonces: mantener una actitud positiva y evitar los malos pensamientos, no te la pases creando historias de lo que ahora hace tu ex sin ti y de lo que pudiste hacer para mantener la relación viva. Lo que ya terminó: ¡ya terminó! Aunque en este momento te duela tienes que reconocer que sólo en los libros se muere de amor y que el tiempo termina curando todas las heridas. Podría decirte que evites contacto con tu ex pero no puedes esquivar su presencia toda la vida: si fueron pareja y tenían afinidades es lógico que se van a encontrar, más aún si viven en la misma ciudad; con esto no quiero decir que salgas corriendo a los lugares que frecuenta o lo busques de cualquier otra forma, tampoco se trata de causar lástima.

Apodérate de tus amistades cercanas y habla hasta que te canses: no guardes resentimientos ni lágrimas para después. Compórtate como adulto y actúa con normalidad, no hagas saber a todo el mundo que quisieras morirte; realiza esas actividades que nunca pudiste cuando tenías pareja: toma clases de baile, meditación, yoga o de lo que se te antoje, simplemente date gusto y ocupa tu tiempo libre.

Pon buena cara porque ninguna pena es eterna y recuerda que ¡mereces volver a enamorarte!

Become a member to create a blog