rm_liisxal 51F
33 posts
1/16/2006 4:33 pm

Last Read:
3/5/2006 9:27 pm



¿Es esta tu noche de suerte?
Estás cansado de volver solo/a de tus salidas nocturnas. Sin embargo, existen ocho palabras clave que pueden hacer de esta noche tu noche de suerte...

Si eres soltero, probablemente ya has visitado decenas de bares y pubs nocturnos esperando encontrar el amor de tu vida. Pero, ¿qué es lo que determina que esta noche será tu noche de suerte? ¿Los astros? ¿La divina providencia? Puede ser, pero la mayoría de las veces tiene más que ver con la capacidad que con la suerte.

Luego de cientos de horas en bares y clubes nocturnos (mirando innumerable cantidad de solteros desesperados en acción) una persona puede volverse experta en lo que se refiere a la forma de encontrar el romance en estos sitios. Sin embargo, tú no deberás hacer el trabajo duro. Cuando termines de leer este artículo, con sólo entrar en un bar y ver las caras de los concurrentes podrás saber quiénes se irán solos y quiénes acompañados.

¿Dices que te llevas bien con la soledad de tu cama? Es tiempo de que lo enfrentes: nunca te has sentido mejor que cuando recibiste su llamada telefónica la “mañana después”. ¿Recuerdas las mariposas en el estómago?

Pues bien, atraparlas no es tan difícil como parece. Si estás buscando a tu media naranja o quieres encontrar a tu príncipe azul, existe una receta para que te vayas con él (o ella) de la mano. Y, quieras creerlo o no, no tienes que ser el prototipo de Brad Pitt o Julia Roberts. Sólo tienes que saber jugar el juego...

Sí, has leído bien. Las citas son un juego. Al igual que el ajedrez, obtener un buen puntaje en bares y clubes requiere de una estrategia ganadora. A continuación, conoce las mejores estrategias para tener el juego más efectivo de la noche.

Belleza
Luce tu mejor repertorio. El estilo grunge puede ser cómodo, pero después de los 25, estar tan desarreglado no te conducirá al podio de los ganadores. Para los hombres, el saco sport será una importante ventaja competitiva.

¿Por qué? Porque a las mujeres les gustan los hombres que parecen exitosos y seguros. Por supuesto, aquel de la confraternidad que lleve el saco de mayor clase se subirá a la tarima más alta. En cuanto a las mujeres, sólo con tres palabras se pueden dejar las cosas en claro: ¡Muestren más piel! Ni siquiera pienses en ponerte un suéter con un cuello subido en un bar.

Triste pero cierto: después de los treinta son pocos los que mantienen esos cuerpos rígidos de la adolescencia, sin embargo esto no quiere decir que debas esconderte debajo de un manto. Incluso si estás un poco excedida, es mejor mostrar un poco de piel que esconderte debajo de una tela anticuada.

Control
¡Limita el consumo de alcohol! Aunque una o dos copas sirvan para derribar tus inhibiciones, beber demasiado enviará una impresión incorrecta sobre tu persona. Además, caerte de la banqueta alta o terminar con la cabeza apoyada en la barra representará, definitivamente, la ruina.

Si acostumbras a beber más cuando te encuentras nervioso, intenta alternar entre tu trago favorito y una sola con lima. Nadie tiene por qué saber que no hay nada más fuerte que el gas en tu bebida.

Confianza
Transpira confianza. La confianza en ti mismo es fundamental si quieres tener suerte en el amor. Si tienes un ligero pavoneo en tu andar, si tienes un incesante temblor en la quijada, o si no puedes dejar de repetir todo tipo de tics, lamentablemente, los nervios se están apoderando de ti. ¿Y cómo mostrar confianza con tanta inseguridad por dentro?

Existen dos estrategias que funcionan bien. En primer lugar, finge tener confianza hasta que lo logres. Muéstrate como una persona segura y, sorprendentemente, los otros te percibirán de esa manera. Y muy pronto, esa confianza será real.

Por otra parte, puedes comenzar a construir confianza a partir de, tal vez, tu única fortaleza. Después de todo, probablemente seas el mejor en algo. En una de esas eres la persona más inteligente del club.

O, quizás, puedes vencer a todos y cada uno de los presentes en el póquer. O, quién sabe, puedes resolver complicados algoritmos con tu cabeza en cuestión de segundos. Probablemente eres el único nativo verdadero en un pueblo de transplantados.

Cualquiera sea la cualidad que te haga sentir confiado, pídele prestada por un instante esa seguridad. Ahora, mantén tu cabeza en alto y camina dentro del bar, sabiendo que no hay quién te pueda vencer.

Arrojo
Cruza la gran muralla. Sorprendentemente, es muy común ver en bares o en fiestas de solteros hombres y mujeres que concurren con la esperanza de conocer a alguien y, sin embargo, pasan toda la noche en compañía de sí mismos o hablando con sus congéneres.

Asimismo, si ya has pasado sobre la barrera de bañarte, afeitarte y ponerte loción, ahora no tienes más que iniciar una conversación. Un paso muy importante a la hora de conocer a alguien es decir, simplemente, “hola”. En lugar de pensar, “¡cómo quisiera que esa persona se acercara y me hablara!”, toma la iniciativa y se tú quien rompa el hielo.

Algo tan simple como un “hola” acompañado de una sonrisa puede funcionar de maravillas. Sólo deja que tus pies caminen y rompan la barrera invisible que hay entre tú y esa persona que deseas conocer.

Después de todo, no puedes esperar conocer a alguien si ni siquiera lo intentas. Sólo mantén en mente que las citas son un juego de números, y es posible que necesites hablar con más de una persona antes de llegar a la conexión del amor.

Gracia
Se amigable. Una personalidad centellante vale su peso en ‒digamos- tragos. Si eres naturalmente efervescente, sólo mantente constante, y no pasará mucho tiempo hasta que el amor te encuentre. Si no lo eres, solamente necesitarás trabajar un poco más.

Por otra parte, ser amigable te ayudará a lucir y a sentirte genial. Pon una sonrisa en tu cara y concéntrate en las otras personas. Una de las claves para ser un gran platicador es realizar preguntas interesantes. Cuestiones como “¿Qué haces para ganarte la vida?” y “¿De dónde eres?” te conducirán hacia otras preguntas o cosas que tengan en común.

Otra forma de anotar puntos en la categoría amistad es mantenerte actualizado en cuanto a los eventos actuales. Esto no significa que debes conocer el diario mejor que el editor de noticias, pero siempre es beneficioso estar en conocimiento de los temas más candentes del acontecer diario.

Con las emisoras de noticias de 24 horas y con las noticias de último momento en la Internet, no deberías perder mucho tiempo en informarte bien sobre los tópicos más relevantes. Algo para que tengas en cuenta: al menos que notes que esa persona posee tu misma inclinación, mantente alejado de temas como política y religión.

Generosidad
Si eres hombre, esto va para ti: ¡Abre de una vez la maldita billetera! “¿Puedo ofrecerte una copa?” es un signo seguro de tu interés en ella. La avaricia te dejará solo en la banqueta alta de la barra, fumando y con la mirada perdida en las botellas de licores.

Sin embargo, existe aquí un asunto delicado que debes interpretar a la perfección. Es un hecho que hay muchas mujeres que sólo quieren un trago (y nada más). Entonces, ¿cómo notar la diferencia entre una mujer que lo único que quiere es usarte para beber gratis y alguien que realmente se interesa en ti?

Leyendo su lenguaje corporal. ¿Está ella mirándote directamente, con las pupilas dilatadas y sin pestañar, o se encuentra observando a alguien más? ¿Ella se acerca a ti o se aleja manteniendo una distancia prudencial?

Si su lenguaje corporal es positivo, pregúntale si quiere algo de tomar. Luego, mientras estén compartiendo su primera copa juntos, intercambia tarjetas de presentación. Si ella no tiene tarjeta (o no quiere darte una), pregúntale por una forma de contactarla.

En ese sentido, si se muestra renuente a ofrecer su dirección de e-mail o su teléfono celular, posiblemente, no tenga intenciones de volverte a ver. Por lo tanto, agarra bien tu billetera y muévete hacia otro objetivo.

Al contrario, si ella te otorga una método para contactarla, puedes seguir sumando puntos ofreciéndole una segunda copa. Finalmente, si deseas anotar a lo grande, sobre el final de la noche, ofrécete a pedirle un taxi de modo que llegue bien a su casa. Y, desde ya, tú puedas dormir tranquilo...

Honestidad
Se honesto. Si no estás interesado en alguien, es mejor hacer una salida con gracia que malgastar el tiempo de la otra persona. Algo tan simple como “Disfruté conversar contigo, pero es tiempo de volver con mis amigas”, deja perfectamente en claro que no estás ante el amor de tu vida.

La honestidad es siempre la mejor política, porque si dices que vas al baño y nunca regresas, podrías terminar siendo víctima de un cazador al acecho. Por otra parte, si eres quien es despedido, sólo tómalo con gracia.

En otro orden de cosas, sólo porque alguien no se interese en ti en este momento, no significa que las cosas no cambien en el futuro. Dado que la mayoría de las personas tiende a frecuentar los mismos lugares, las posibilidades de volver a ver a esa persona son grandes.

Ten en cuenta que si te enojas y dices algo estúpido o grosero, nunca más tendrás la oportunidad, ni siquiera, de decir “hola”. Por lo tanto, recuerda que ser honesto no tiene nada que ver con decir lo primero que se te cruza por la mente.

Diversión
¡Diviértete! En lugar de poner demasiadas expectativas en tu noche de copas, ofrécete un respiro a ti mismo. Después de todo, esta es sólo una noche más en tu vida. En lugar de tener pretensiones poco realistas, ve en busca de tu mejor amigo o amiga y salgan a divertirse un rato. Eso es todo.

Sin la presión que significa tener que encontrar a alguien en cinco horas o menos, es más probable que disfrutes de ti mismo. Además, cuando estás hablando, riendo y pasándola bien, es más factible que estés siendo observado que cuando te encuentras nervioso o tenso.

Después de todo, ¿tú elegirías hablar con alguien que se está divirtiendo o con alguien que está sentado solo en un rincón, luciendo triste y desesperado?

Ahora que conoces las ocho palabras clave para anotar a lo grande en clubes y bares, apaga la computadora y ve en busca del éxito. El primer paso para ganar el partido es, de hecho, salir y comenzar a jugar.

Y, como en cualquier otro juego, es necesario mejorar a través de la práctica. Así que si no encuentras nada está noche, recuerda que siempre hay un mañana.

Become a member to create a blog