rm_lor3n 46M
0 posts
3/31/2006 11:27 am

Last Read:
3/31/2006 11:42 am


De internet es conocida la multiplicidad en la
personalidad del ser humano. De internet es cuando
menos intuida, las facetas de la vida que escapan al intelecto, que no se acogen a ninguna teoría
razonable y aún así es evidente o palpable su
presencia en nuestro ser y hábitat.
¿Qué es el sexo? ¿ Es el mecanismo de la
procreación? ¿ Es la demostración más pura del
amor? ¿ Es un divertimento de relax para el ser
humano? ¿ Un juego placentero? ¿ Un intercambio de
energías? ¿ Un ritual de exaltación espiritual? ¿O las mil y una teorías que existen al respecto?...
Bajemos de la nubes por unos instantes e
instalémonos en la práctica sexual más común y
generalizada en la actualidad. Aquí nos encontramos con las sapiencias y teorías de psicólogos, sexólogos,
ginecólogos, neurólogos etc..... Nos encontramos en un mundo que maneja la incitación sexual en la
imagen del cuerpo. Nos hallamos en la cultura del
sexo-comercio, sexo-publicitario, sexo de superficie.
Con una incultura sexual absoluta, producto de
una censura espiritualista y burdamente mística, que
ha degenerado por un lado, en la permitida mecánica
de las practicas sexuales para la procreación, y por
otro lado, en un resurgir rebelde hacia los placeres
sexuales por estimulaciones visuales, pasionales, de
usar y tirar, de ocio o distracción. Una concepción
sexual basculando desde la frivolidad hasta los más extremos juegos que colocan al sujeto en los limites
físicos y psíquicos.
¿ Pero siempre ha sido así? ¿Siempre hemos
padecido esta falta de conocimiento sobre nosotros
mismo, sobre nuestro potencial energético, sobre
nuestro potencial sexual?


Become a member to create a blog